Bombardeo en centro de detención de migrantes en Trípoli causa al menos 44 muertos y más de 130 heridos

// Inmigrantes recogen lo que queda de sus pertenencias tras el ataque aéreo sufrido en Trípoli. Foto: Ismail Zitouny/ Reuters.

Tras un ataque aéreo este miércoles a un centro de detención de migrantes en Trípoli, al menos 44 libios murieron y más de 130 resultaron heridos, reportó la misión de Naciones Unidas en el país africano.

El enviado de la ONU en esa nación, Ghassan Salame, condenó el ataque y en declaraciones a la prensa señaló que el hecho equivale a un crimen de guerra.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) pidió, por su parte, que se investigue el mortal ataque, y subrayó que el incidente muestra la necesidad de detener el arresto de migrantes, así como el retorno forzado a Libia de los rescatados en el Mediterráneo.

El portavoz de Acnur, Charlie Yaxley, expresó que no podía confirmar el autor del ataque, pero que los equipos médicos ya estaban en el terreno.

Según expertos, es probable que el incidente plantee nuevas preocupaciones sobre la política de la Unión Europea de aliarse con las milicias del país norteafricano para impedir que los migrantes crucen el Mar Mediterráneo, lo que a menudo los deja a merced de brutales traficantes de personas o varados en sórdidos centros de detención cerca de las líneas del frente.

El ataque también podría aumentar la presión de Occidente sobre Khalifa Haftar, un general libio cuyas fuerzas lanzaron una ofensiva sobre el débil gobierno de Trípoli en abril. El gobierno asentado en la ciudad culpó al autodenominado Ejército Nacional Libio (ENL) del incidente y pidió que la misión de apoyo de la ONU establezca un comité para investigar lo ocurrido.

Un vocero de las fuerzas de Haftar no respondió de inmediato a los llamados telefónicos y mensajes pidiendo comentarios.

Medios locales reportaron que el ENL lanzó ataques aéreos contra el campamento de una milicia próximo al centro de detención, ubicado en el vecindario de Tajoura.

Imágenes que circulaban por internet y fueron tomadas supuestamente en el interior de las instalaciones mostraron sangre y restos humanos entre los escombros y las pertenencias de los migrantes.

(Con información de Al Mayadeen)

Comparte esto!