Denia apuesta por mantener viva la esencia de la radio

Formar parte de esta tradición radiofónica es un orgullo, dice Denia // Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Manzanillo. Noviembre 16.-  A esta muchacha seria, responsable y meticulosa a la hora de escribir la conocí dentro del apasionado mundo de las letras en que nos envuelve el periodismo. Ella es quizás una maestra sin proponérselo, porque siempre tiene algo que enseñar a los que le rodean.

Su amor por el periodismo fue precisamente casual, porque al principio Denia Fleitas Rosales, quería ser educadora. De ahí es donde uno descubre de donde le viene ese poder de ofrecer su talento al conocimiento de los demás.

Desde siempre a Denia le gustó leer mucho, “quizás estar vinculada a ese mundo de la literatura y a las letras me fue incentivando esa pasión por escribir y por el periodismo, aunque te confieso que yo no quería ser periodista en ese momento, yo quería ser maestra¨, confiesa.

Esta joven creció con ese interés por el magisterio, pero al llegar a la adolescencia su rumbo cambió, y decidió dar este otro giro motivado por la convivencia cercana de un periodista manzanillero en su casa.

“Una vez que concluí la secundaria básica comencé los estudios en el Instituto Preuniversitario Vocacional de las Ciencias Exactas (IPVCE) Silverto Álvarez  Aroche, y allí es cuando tuve ese encuentro con la vocación cuando los profesores comienzan hacer ese proceso de formación y orientación vocacional”.

“También tenía un incentivo cercano a mi hogar, a diferencia de otros colegas no tuve ese privilegio de entrar a la radio desde niña, de formar parte de uno de los círculos de interés que existían dentro del medio, pero tenía siempre la referencia de alguien cercano a  mí, allí donde vivo, del periodista Ramón Sánchez Parra quien siempre me ayudó en mis estudios, y me hablaba mucho de lo que es el periodismo, y fue creciendo ese interés”.

Ella me manifiesta que siempre ha sido una persona muy tímida, eso responde a las lágrimas que le brotaron durante la entrevista del ejercicio de aptitud para ingresar a su carrera.

“Siempre he sido una persona muy tímida, siento miedo escénico de pararme a hablar, quizás un tanto el miedo a hacer el ridículo, y he aprendido un poco que también tiene que ver con esto de ser periodista, de tener miedo a equivocarte, de cometer un error y que trascienda”.

Sin embargo cuando uno conoce a Denia, no encuentra su  timidez tan visible como ella misma dice, pues está por dentro, y se acaba cuando tiene que afrontar cada jornada, con la misma pasión y entrega que lo hace cada día.

Su entrada a la emisora Radio Granma  fue durante los estudios universitarios. “En la academia uno se forma y aprende todos los medios. Había tenido la posibilidad de adentrarme a la radio manzanillera en el tercer año cuando estudiamos periodismo radiofónico y específicamente nos dedicamos hacer los estudios del documental como género radiofónico”.

“Aquí hice mi práctica laboral donde realicé el documental sobre los Originalitos de Manzanillo. Este tuvo la evaluación de bien en la universidad y más que todo, tuve el privilegio de con ese material conquistar en un festival de la radio manzanillera Premio en documental”.

“Esto fue un incentivo para ir comprendiendo mejor lo que es el mundo de la radio. En el quinto año al decidir el tema de mi tesis de graduación la hice sobre la revista informativa Radar 1590. Eso me sirvió para, meterme de lleno al medio, al quehacer periodístico de la planta, y además como la radio abría sus puertas a todos los que nos graduábamos, llegó el tiempo ya de ejercer como periodista, y aquí estoy hace ya ocho años”.

Desde sus inicios ella se desempeña en la redacción digital, es una de las periodistas de la página web de Radio Granma. “La radio siempre llama la atención, porque eso de que, la radio cubana es sonido para ver no es mero eslogan sino que en verdad se consigue. Con la radio a través del aprovechamiento de todos esos recursos sonoros uno es capaz, si quiere, lo aprovecha y lo utiliza bien de lograr maravillas. Puede adentrar al oyente en un mundo que quizás es inimaginado, un mundo que entonces él puede conocer, comprender, imaginarse, incluso vivirlo aunque no exista si nosotros lo queremos hacer como realizadores radiofónicos”.

“Pero cuando esa magia de la radio me atrajo acá a la redacción digital porque también siempre me gustó mucho escribir para la prensa plana, y como es la vinculación de ambas cosas, porque la redacción digital tiene esa bondad de que no sólo es escribir sino que tienes la posibilidad de imbricar en un único medio todos los medios de comunicación, porque la prensa digital te da la posibilidad de incluir los audios, videos, al fotografía, utilizar todos esos recursos para llegar a los diferentes públicos, y eso fue genial para mí”.

Denia Fleitas Rosales es una joven periodista comprometida con su labor y la radio manzanillera // Foto Eliexer Pelaez Pacheco

“Llegar aquí fue maravilloso, y ahora estoy en ese proceso de seguir creciendo, aprovechando las posibilidades de la autosuperación, de contar con las personalidades que tienes a tu alrededor, como los que están ahora mismo aquí, los jubilados que dejaron su impronta, y en especial de Marlene Herrera Matos que fue mi tutora, la que me acompañó en el proceso de la tesis, ella ha sido además quien me ha guiado los pasos dentro de la redacción digital durante estos ocho años”.

“Es un compromiso conmigo mismo, con esos públicos, los usuarios de la red de redes de hacer un trabajo cada vez mejor, más profesional, con más calidad, con mayor riqueza desde el punto de vista de estilo, es el compromiso de seguir haciendo por este ejercicio, que es la profesión como decía el catedrático del periodismo cubano Luis Sexto  que los periodistas somos servidores públicos”.

Denia se siente cómplice también del aniversario 87 de la radiodifusión manzanillera pues “formar parte de esta tradición radiofónica es un orgullo por la posibilidad de haber conocido dentro del medio a esos que marcaron pautas dentro del periodismo local, el ser parte de esta historia que ya son 87 años y que nosotros somos el relevo de esas generaciones que nos precedieron”.

“Tenemos que seguir cultivando desde la página web, desde la radio, desde la multimedialidad que estamos aspirando, cumplir de una manera responsable, creativa para mantener viva la esencia de la radio, de estar siempre junto al pueblo, acompañarlo, de informarle, orientarle, educarle, darle lo que necesite desde nuestro compromiso, desde nuestro deseo de hacer y de que juntos construyamos la obra social que queremos y aspiramos.”

Comparte esto!