El hotel Guacanayabo se llenó en este verano (+ FOTOS)

Más de cuatro mil turistas nacionales recibió durante los meses de julio y agosto la principal instalación hotelera de Manzanillo, donde se pudo disfrutar de sus ofertas planificadas para este verano.

Enclavado en una área privilegiada que adorna la hermosa vista del golfo manzanillero, el hotel Guacanayabo tuvo un intenso período estival donde se establecieron nuevos retos para brindar sus servicios en medio de la situación epidemiológica que enfrentamos por la COVID-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus Sars-Cov-2.

A pesar de no contar con turistas extranjeros durante este período, debido a las restricciones de viaje por la pandemia, la primera institución turística construída en Granma luego del triunfo de la Revolución cubana abrió sus puertas para recibir a toda persona que quiso disfrutar de sus opciones cuando se decidió por el país el reinicio de sus funciones.

Los protocolos de ingreso al centro cambiaron, desde su llegada el turista nacional tiene que dirigirse, antes de entrar y hacer efectivo su hospedaje, al puesto médico ubicado en la misma entrada del hotel, donde se le realiza una primera pesquisa con la toma de su temperatura, y allí debe enfrentarse a entrevista sobre su estado de salud. Este puesto funciona las 24 horas, en dos turnos de guardia de los expertos en Medicina General Integral (MGI) y la enfermera del centro.

En la entrada del hotel está un puesto médico donde se realiza la primera pesquisa a todo el personal que entre a la instalación //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Dr. Ángel León Vila //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Uno de estos médicos es el Dr. Ángel León Vila, especialista en Segundo grado de MGI, quien explica que «en nuestro trabajo diario tenemos en cuenta las medidas establecidas por el Ministerio del Turismo (Mintur) en conjunto con el Ministerio de Salud Pública (Minsap) para la entrada y permanencia de los clientes al hotel. A diario se vela por la desinfección de todas las áreas del hotel y puntos de ventas, incluyendo la recepción, con el hipoclorito de sodio o el desinfectante hidroalcohólico que tengamos».

«Hasta este momento no hemos tenido reporte alguno con manifestaciones de la temperatura elevada, ni que haya sido declarado como sospechoso por algún síntoma. Todo esto se tiene en cuenta para la entrada de cualquier persona al centro, lo que favorece el mayor control y vigilancia de la COVID-19».

Pero todo no queda en este proceso que permite la garantía del acceso a los clientes al hotel. Dentro de las habitaciones y áreas de recreación también se tienen en cuenta otros protocolos para velar por la salud de quienes disfrutan del ocio en la instalación.

«En el bloque habitacional también se hace un proceso de desinfección de todo el cuarto una vez que se despide a las personas que hayan pernoctado en el hotel, para así dejarla lista a disposición de los nuevos clientes. Este mismo proceso se realiza en el restaurante cada vez que entran y salen los hospedados, al igual que en el área de la piscina», detalló el Dr. León Vila.

En todo el bloque habitacional se realiza la desinfección a todo el cuarto //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
El área de la piscina recibe todos los días en el horario del almuerzo dos horas de mantenimiento y desinfección //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

El área de la piscina tiene una peculiaridad, «antes estaba establecido por normas una hora de mantenimiento a este sitio en el horario del almuerzo, ahora son dos, tiempo en el que se desinfecta el área de baño», aclara María Elena Leyva Calzada, jefa de recepción y comercial del Guacanayabo.

Esta directiva resaltó una nueva posibilidad que tuvo el centro durante este período para el ingreso de los turistas nacionales . «En el presente verano muy peculiar por la COVID-19, el grupo hotelero nuestro, Isla Azul, permitió a todo el mercado interno entrar a la instalación a disfutar del área de la piscina y de los servicios que presta su punto de venta desde las 10: 30 de la mañana, si lo desea, hasta esperar el horario establecido para el ingreso a las habitaciones, que es a partir de las cuatro de la tarde».

«Con las reservaciones que hemos tenido logramos promediar una venta de 36 habitaciones liniales diarias. Nuestro municipio tiene la ventaja que este es su único hotel de turismo, por lo tanto el manzanillero tiene la opción de disfrutar aquí, o en las otras instituciones de la provincia que se encuentran abiertas ahora que son el Sierra Maestra y la Villa Bayamo, así como otras propuestas del oriente del país, entre ellos Guardalavaca que se ofertan en nuestros buroes de venta Isla Azul y Cubanacán», dijo Leyva Calzada.

«En el Guacanayabo mantuvimos tres tipos de ofertas durante el verano, el que tiene el desayuno incluido, el que llevaba el desayuno y la cena, así como el que proponía la cena, el desayuno y el almuerzo del siguiente día», detalló la jefa de recepción y comercial del hotel.

«Una de las peculiaridades que tuvo este hotel, y todos los de su misma cadena turística este verano fue que no se prestó el servicio de cobert de piscina para la población, estos son los llamados popularmente pasadías, sólo los clientes que se alojaron pudieron disfrutar de esta área», destacó María Elena.

María Elena Leyva Calzada // Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Sus usuarios hablan

Disfrutando con su familia estaba en el área de la piscina Amnara Frómeta Janer quien manifestó sentirse bien durante su estancia y hasta dejó algunas recomendaciones. Esta joven expresó que «durante este verano me he hospedado varias veces en esta instalación, he disfrutado de sus propuestas, me ha encantado su comida por eso felicito a todos los trabajadores de la cocina de este lugar y de su restaurante».

Amnara Frómeta Janer //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

«Además me he divertido en el baño de la piscina, y considero que es bueno que no permitan entrar a personas que no estén alojados para cuidar más nuestra salud, y considero todo bueno».

«Sugiero que pueden mejorar en la atención al cliente porque las personas vienen aquí a recrearse y despejarse un poco del estrés. Así podrán lograr un mejor impacto entre los que prefieren este sitio para pasarla bien entre familias y amigos», concluyó Frómeta Janer.

Por su parte Juana Olivera quien también compartía con los miembros de su hogar en el centro, confesó que «todo aquí es de excelencia, el trato es maravilloso, la instalación a pesar de encontrarse en reparación está quedando precioso el trabajo que realizan. Me gustó lo que hicieron, la cultura del detalle, los constructores merecen una felicitación por su obra, hay habitaciones que están preciosas, he visto algunas y la que tengo está muy linda».

Juana Olivera //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

«Todo aquí está muy limpio, pulcro, la piscina se mantiene con higiene, el servicio lo catalogo de espectacular. Además tienen un restaurante muy bueno, son maravillosos los muchachos y la compañera que trabajan en la cafetería», agregó esta manzanillera.

«En cuanto a la idea de no permitir el acceso al personal que no realiza contrato de alquiler para pernoctar en el centro, la encuentro muy bien, porque así evitan un contagio, es una forma de cuidarnos como visitantes», señaló Juana.

Novedades

La etapa estival para este hotel no sólo fue buena en las reservaciones de los turistas nacionales, en este período se contó con una novedad en sus ofertas, y fue la inauguración del bar cantina Carlos Puebla, el 13 de agosto en saludo al aniversario 94 del natalicio de Fidel Castro Ruz.

«Este servicio tiene un reservado, es un sitio muy acogedor con diferentes ofertas de bebidas alcohólicas entre ellas el ron, la cervezas, los cocteles, y brinda también entrantes que pueden consumir los clientes, con la misma peculiaridad de que se abre sólo para los que están alojados», agregó María Elena.

Nuevo bar Carlos Puebla // Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Bar Carlos Puebla totalmente remodelado //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Los más de cuatro mil clientes que reservaron en el Guacanayabo proceden mayormente del propio municipio de Manzanillo, pero también se alquilaron personas de varias regiones de Cuba. «En este período hemos tenido clientes de cualquier lugar del país, recibimos a familiares de manzanilleros residentes en La Habana, y que llegaron por medios propios a la institución cuando la capital estuvo abierta, al igual que de Matanzas, Santiago de Cuba, Holguín, Bayamo, Campechuela, y otros municipios de la provincia».

Sin lugar a dudas los trabajadores de esta instalación tuvieron un gran desafío durante el período. «Fue un reto bastante grande porque con las condiciones que tenemos mantuvimos el protocolo, prestamos el servicio con calidad y eficiencia para que el cliente se fuera satisfecho», señaló la responsable de la recepción y comercial.

Nuevas metas

Ya el verano cierra hoy oficialmente pero el Guacanayabo tiene nuevas metas. «Como proyectos tenemos que concluir hoy y a mediados de septiembre con una buena parte del bloque habitacional que está en reparación capital, un incentivo que hemos tenido porque no paramos nuestros servicios aún en medio de este proceso», dijo María Elena Leyva Calzada.

Sobre estas labores de remodelación habla el joven Abraham Ricardo Cedeño Arjona, jefe de obra, quien expresó «hoy 30 de agosto ya entregamos 16 de las 32 habitaciones a reparar hasta el mes de septiembre. Para este logro trabajamos horarios extras alargando las jornadas hasta después de las cinco de la tarde para poner a disposición del pueblo estos cuartos, con el deseo de colaborar al disfrute de todos».

Abraham Ricardo Cedeño Arjona //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
En la instalación se reparan 32 habitaciones // Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Hoy se entregan 16 habitaciones restauradas //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

«Otro reto es la llegada del inicio del curso escolar y el cierre de las vacaciones, por lo que debemos potencializar más todas las ofertas para atraer a los clientes sobre todo los días de semana, porque los fines de semana recibimos más personas».

«También debemos prepararnos para la llegada de la temporada alta con la posible reapertura del turismo internacional cuando se restablezcan los vuelos en los próximos meses», dijo Leyva Calzada.

Durante este verano atípico por la COVID-19 en el hotel Guacanayabo se alojaron más de cuatro Mil turistas nacionales //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Comparte esto!