Fábrica de calzado, una carrera con paso seguros

Fábrica de Calzado Onell Cañete // Foto Marlene Herrera

Manzanillo. Septiembre 20.- Para el presente calendario los  trabajadores de la emblemática Unidad Empresarial de Base (UEB) calzado Onell Cañete Vázquez, de esta costera localidad  pretenden alcanzar la cifra de 10 millones 140 mil 600 de pesos por la comercialización de 200 mil 400 pares de zapatos.

Así lo explicó a la prensa  la ingeniera Marjoris Blázquez Anache, directora general de esta industria golfeña, quien además asevera que el 2017 comenzó diferente porque disponen de la materia prima para los distintos surtidos que allí elaboran.

Situación diferente a la de hace casi cinco años cuando se creía que esta manufactura de la Ciudad del Golfo cerraría por el déficit de materias primas, ahora, y gracias al esfuerzo,  el amor al trabajo y la profesión los hombres y mujeres  que allí laboran dieron un vuelco a las circunstancias del momento.

La dirigente industrial asegura que “al cierre del primer semestre del año  ya habíamos  cumplido las ventas con más de dos millones de pesos por encima de lo planificado, además hubo utilidades y el valor agregado bruto cerró con buenos números”.

Sus producciones van dirigidas a varios sectores y unidades del comercio, en cuanto a sus  principales clientes comenta, “Nuestra producción es esencialmente para los  ministerios de la Agricultura, Comercio Interior, las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior”.

Además del calzado esta industria elabora otros surtidos también de utilidad y aceptación por los compradores que ven con buenos ojos la  diversificación de las producciones, “elaboramos  sandalias, botas alternativas, forros para cuchillos y machetes, y carteras, que  se venden en la red de tiendas industriales de la ciudad, además se prevé  rescatar la fabricación de almohadas”, afirma Blázquez Anache.

“En todo ello es  imprescindible el quehacer de los innovadores del centro para resarcir las roturas de una tecnología muy vieja y otra más actual, pero sin piezas de repuesto”, apunta la  empresaria.

La visita a cualquiera de  las dos fábricas, que componen la unidad empresarial de base Calzados Onell Cañete, patentiza el verdadero cariño de  los hombres y mujeres hacia un oficio al que entregan cada día sus mejores empeños y por ello para este año se ejecutarán inversiones para mejorar el confort de las industrias y continuará entre las prioridades el importe del salario.

Comparte esto!