Rosa Elena: La Radio, mi mayor pasión

La Radio, mi mayor pasión // Foto Marlene Herrera

La radio es la casa de muchas personas que en ella laboran y sienten como suya esta emisora que el próximo 24 de noviembre arribará a su aniversario 85 de la salida al aire por primera vez.

Sonidistas, efectistas, guionistas, escritores, asesoras de programas realizadores todos hacen posible que la magia de la palabra llegue a cada radiorreceptor con la calidad que esperan, para hacer suyas estas ondas hercianas que convierten en imagen el sonido.

La protagonista de este trabajo es una persona que le ha dedicado buena parte de su vida y de su intelecto al desarrollo y a la eficacia de sonido para ver, Rosa Elena Labrada Rosales, ella funge como asesora de programas, un arduo trabajo del que depende el producto final de la entrega radial.

Para Rosa Elena resulta muy agradable este trabajo porque va mucho con su personalidad y con la imagen de los manzanilleros, razón que pesa para que desde el año mil 999 su segunda casa sea esta planta radial.

Realiza un esmerado trabajo con los escritores que asesora // Foto Marlene Herrera
Realiza un esmerado trabajo con los escritores que asesora // Foto Marlene Herrera

“Entré cubriendo una licencia de maternidad en ese año y al siguiente logré una plaza aquí, mi trabajo siempre ha sido asesorando programas de las distintas redacciones con la que se cuenta, dígase la musical, variada y la dramatizada que es la que más me motiva”.

Su pasión por los dramatizados la ha conducido a incursionar en estos tipos de programas, “Estos programas son los que más me gustan y es por eso que trabajo con mayor intencionalidad, por ejemplo ahora asesoro Páginas de la Historia, que tiene una intencionalidad fuerte por su carácter histórico, son los sucesos más trascendentales ocurridos en Cuba durante sus luchas por la liberación”.

Entre los programas que asesora nos comenta, “Surcando para el futuro es una realización compleja porque su destinatario es el campesinado, se escribe en décimas, eso conlleva a que el trabajo con los escritores sea más consensuado y laborioso porque tenemos que seguir reglas y formas de escribir que son tradiciones de este tipo de público”.

Su desvelo y amor por lo que hace la lleva a escribir guiones de diferentes programas principalmente dramatizados, “Escribí por un tiempo el Páginas de la Historia, ahora lo asesoro, también hago los infantiles, algunos capítulos de   Somos la Niñez que tiene un frecuencia casi diaria porque sale de lunes a viernes, este espacio me permite crear, darle riendas sueltas a mi imaginación y enseñar a través de historias originales a los pequeños los valores que deben formar parte de su educación”.

“Además soy guionista de  Vuelo a la Fantasía, otro dramatizado infantil pero de cuentos adaptados, este solo sale los domingos, también es algo complejo porque hay que adecuar a la radio las historias que quizás ya han leído los oyentes, se recrea en poco tiempo solo 13 minutos una trama donde intervine un duende, dos hadas y pocos personajes que llevan al receptor el sonido hecho imagen”.

“Estos trabajos son de mucha preparación, hay que estudiar y aprender cada día más para que el público quede lo más satisfecho posible, la asesoría no es solo antes de la emisión, también es durante y después de radiada la propuesta, requiere de mucha entrega y dedicación y sobre todo de mucho amor y sentido de pertenencia por lo que sé hacer”.

“La radio es una pasión que después que entras no sabes cómo salir porque te atrapa, la primera vez que yo pise una emisora de radio no fue esta, fue la de Santiago de Cuba durante el segundo año de mi carrera, y me enganchó tanto que mira, aquí estoy, me siento plena con lo que hago, enamorada de mi trabajo cada día más”.

“Los estudios de radio son una buena terapia para el  desarrollo y el aprendizaje de la labor de un radialista, aprendí mucho de Misael Ramos Rodríguez, Pepe Luis, Rolando de la Cruz, y la voz inconfundible de Argelia Verdecia, con ellos y otros más aprendí buena parte de la que hoy se”.

Una asesora de primer nivel con varios cursos de superación, los que la han convertido en una excelente  profesional del medio y de la labor que ejerce, graduada de Historias del arte, su amor hacia lo que hace, su dedicación y horas de desvelo por perfeccionar cada vez más su desempeño la convierten en una mujer excepcional.

Rosa Elena Labrada realiza el trabajo de asesora de programas en Radio Granma // Foto Marlene Herrera
Rosa Elena Labrada realiza el trabajo de asesora de programas en Radio Granma // Foto Marlene Herrera

Relacionadas:

Ordenar por:   nuevos | antiguos | más votados
Giordan Rodríguez Milanés
Invitado
Giordan Rodríguez Milanés

Respeté y respeot mucho a Rosa Elena como asesora de programas. Capaz de profundizar, y entender. No siempre estuvimos de acuerdo en los puntos de vista, como debe ser una buena relación entre escritor-director y asesora. Le sugiero a la editora de la página que revisen bien. En el segundo párrafo aparece “aseseras” en vez de “asesoras”.

wpDiscuz