Los jóvenes en Manzanillo colaboran con el proceso eleccionario

Risel Jiménez Arias, primer secretario en funciones de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) // Foto Eliexer Peláez

Unos 216 jóvenes manzanilleros de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) y de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) participan en este proceso eleccionario como colaboradores.

Estos muchachos y muchachas son un elemento fundamental en las asambleas de nominación de candidatos y candidatas a la Asamblea Municipal del Poder Popular. Así lo refiere Risel Jiménez Arias, primer secretario en funciones de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) del territorio.

PERIODISTA: ¿Qué significa para los jóvenes manzanilleros este nuevo proceso eleccionario?

RISEL JIMÉNEZ ARIAS: En primer lugar este proceso de nominación constituye para todos los jóvenes manzanilleros y para los jóvenes cubanos un compromiso, pero no un compromiso cualquiera que pueda hacerse simplemente, sino un compromiso verdadero que responde al poder mantener las tradiciones de lucha del pueblo cubano, porque este año, a diferencia de los procesos anteriores, no contaremos con la guía certera del Comandante en Jefe Fidel Castro. Al no tenerlo físicamente presente, este proceso se convierte en un pacto fiel de nuestra juventud, ese sector que ya tiene nominados en las asambleas.

P: ¿Cuál es el apoyo de los jóvenes manzanilleros en este proceso?

RJA: El apoyo ha sido incondicional. Todos los jóvenes propuestos han dicho presente. Esto es algo que debemos resaltar, pues desde la base se reconoce el valor de nuestros jóvenes. El apoyo a este proceso de las nuevas generaciones ha estado seguro en los integrantes de la FEEM, la FEU, que participan como colaboradores. A diferencia de otros países, estos jóvenes buscan la motivación de los barrios, chequean la convocatoria del pueblo y por sobre todas las cosas la transparencia y calidad del proceso. Los principales veladores han sido simplemente los muchachos y muchachas de estas organizaciones estudiantiles y no los órganos de represión, algo fundamental que es contrario en otros países. Además muchos de nuestros jóvenes van a estar en las mesas electorales, como presidentes y vocales. Esto demuestra que la juventud cubana está donde debe estar.

P: ¿Qué significa para la FEEM y la FEU que sus miembros han sido seleccionados como colaboradores para este proceso?

RJA: Los muchachos y muchachas de la FEEM y la FEU están orgullosos porque les han permitido ser protagonistas de lo que les tocan en momentos como estos de Revolución.

 

 

P: ¿Qué influencia ha tenido la UJC en los jóvenes para este proceso eleccionario?

RJA: La tarea fundamental nuestra ha sido convocar a todos los jóvenes para que participen, a que motiven al barrio con el poder movilizador de las nuevas generaciones y nuestra participación demuestra que seguimos en la primera trinchera de combate.

P: ¿Qué significa para la UJC que en Manzanillo más del 17 por ciento de los nominados sean jóvenes?

RJA: Es un privilegio, pero también un reto superar esa cifra porque los jóvenes hoy tenemos condiciones para asumir tareas como esta y de elevar la cantidad de nominados. También la Revolución nos ha llamado a ocuparnos de esos procesos. El hecho de que un joven asuma una responsabilidad como esta,  el primer impacto para el municipio será en la esfera social, porque esto significará un contacto directo con el pueblo, contribuirá a resolver los problemas del barrio buscando soluciones creativas y de estar, como nos enseñó el Comandante, donde sea necesario.

Comparte esto!