Elegancia y estilo propio

Marycel Sánchez Zamora es propietaria del Mary´s atelier // Foto Lilian Salvat

Manzanillo. Enero 15.- En los últimos tiempos el trabajo por cuenta propia se ha acrecentado en el territorio cobrando fuerza en las labores de alimentos, fotografías, zapateros y costureras sastres, esta última con mayor  auge en las ropas de mujeres y jóvenes.

La entrevistada  para esta ocasión hace algún tiempo se dedica a crear y a innovar con gran estilo y originalidad. En diciembre del 2015 decidió comenzar con su negocio y desde entonces no para de introducir  nuevas tendencias, donde la sencillez, elegancia  y el buen gusto convergen para un excelente producto final.

Marycel Sánchez Zamora es propietaria del Mary´s  atelier, ubicado en la calle Sol número 114 Entre Narciso López y Aguilera de esta costera localidad  granmense.

“La idea comenzó hace ya algo más de dos años, pero realmente siempre quise diseñar, ese fue mi sueño desde que estudiaba en la universidad, yo creo que por eso estudie arquitectura, porque el arte de crear y hacer cosas de mi propia inspiración fue siempre mi anhelo”, comenta Mary, como todos la conocen.

“Al implementar las leyes de nuevas modalidades de empleo por cuenta propia me dije esta es mi oportunidad de demostrar lo que puedo hacer, porque siempre que iba a las tiendas veía que me resultaba fácil reproducir y en ocasiones agregarle nuevas ideas a lo que se vendía allí”, continúa.

Esta propuesta a pesar de encontrarse en una zona que no es de las más transitadas del municipio recibe una numerosa afluencia de público diariamente según nos cuenta su propietaria, “muchas personas piensan que es un poco difícil  vender o atraer a los clientes hasta este lugar, gracias a Dios, siempre tengo trabajo porque mi estilo le gusta a los clientes que asisten a encargar ropa para diferentes ocasiones, o sencillamente a ver qué nuevo hay en la tienda”.

Marycel Sánchez Zamora es propietaria del Mary´s atelier // Foto Lilian Salvat
Marycel Sánchez Zamora es propietaria del Mary´s atelier // Foto Lilian Salvat

Acerca de lo que identifica a su negocio y lo que las personas buscan en él habla, ”yo nunca repito un diseño de vestido o cualquier otra pieza que confecciono, trato siempre de variar y buscar la originalidad en lo que hago, eso le gusta a los clientes y además que los modelos son prácticos para diferentes  momentos en que se quieran lucir, generalmente los vestidos de jovencita y señora tiene dos piezas que se pueden usar en diferentes formas, de manera que cambia la forma o incluso se pueden usar con otro”.

“Siempre pienso en que la situación económica que vivimos es difícil y busco que un vestido o blusa se pueda poner en varias formas, yo coso a la medida de cada usuario, según sus gustos, la ocasión que desea vestir y el cuerpo de cada cual, en base a eso y otros factores que son convenidos a la hora de la orden, yo trabajo, de forma que todos salgan satisfechos con mis propuestas”.

Este taller textil cuenta con sección de niños y niñas, donde sobresale la elaboración de batas, adornos para el pelo, carteras, pamelas y adornos de medias, en los juveniles se destaca la confección de vestidos para quinceañeras con sus accesorios, señoras, así como de graduación u otra ocasión especial,  en la de útiles para el hogar los  sobrecamas, cojines y     cortinas son los más demandados.

Mary´s atelier // Foto Lilian Salvat
Mary´s atelier // Foto Lilian Salvat

“La materia prima que utilizo es netamente comprada en las tiendas recaudaras de divisas, yo viajo a las provincias de Santiago, Holguín, Las Tunas, Camagüey y otras que puedan tener lo que necesito, telas, hilos o cualquier otra cosa que me sirva para adornos o para la misma costura”, continúa con la conversación la diseñadora y creadora.

“Estoy ahora incursionando en los trabajos con porcelana fría y el troquelado de flores que espero que para un futuro pueda crecer con estos productos  y crecer en trabajadores si todo sigue como va pues hasta ahora solo trabajo yo”.

La oportunidad en este país es para todos y con el nuevo modelo económico cubano muchas personas se benefician y pueden realizar sus sueños, hacer lo que siempre anhelaron, y esta mujer es un ferviente ejemplo de esto, que con poco hace mucho y con una buena acogida por el público que asiste a su establecimiento.

Relacionadas: