Mejoran condiciones de trabajo en lácteo manzanillero

Manzanillo. Enero 18.- El combinado lácteo de esta costera localidad fue sometido recientemente a una reparación capital de sus medios de producción lo que permite una mayor fabricación  de leches y sus derivados.

Luis de la Paz Beritan, jefe de producción del combinado lácteo aquí asegura que con las mejoras en la fábrica aumenta  la elaboración de yogures  así como la calidad y conservación, ”unas diez toneladas de yogur de soya se producen diariamente  destinadas a la canasta básica y unidades gastronómicas de este municipio, y  los territorios de Yara,  Bartolomé Masó y Campechuela”.

“Las bolsas de yogur de 917 gramos tanto de yogur natural como de soya, se almacenan con mejores condiciones de enfriamiento luego del montaje  y reparación de los bancos de frío, que garantizan  también la calidad de otras producciones”.

El dirigente productivo destacó que el montaje de una segunda máquina ensobradora de yogur en esa entidad hace más eficiente el proceso productivo y se logra una mayor inocuidad de ese alimento, “Para asegurar el resultado final se montaron seis tanques autónomos que llevan su máquina de refrigeración, además se reparó el homogenizador de la planta de helados que produce este  tipo de surtido en diferentes formatos”.

José Ángel Pérez Fonseca, director general de la industria láctea de este territorio se refiere a todo el proceso de mantenimiento que fue realizado ahí, “desde el mes de marzo del pasado año se comenzó con la reparación de los bancos de  refrigeración  y la caldera que tenemos que es bastante vieja pero luego de este proceso se logró aumentar su eficiencia  a un 90 – 95 por ciento, gracias a los compañeros de la empresa  ASTOR quienes fueron los que se encargaron de todas las labores acometidas aquí”.

“El homogenizador fue otro equipo restaurado que permite que el helado sea elaborado en la ciudad, que hacía meses no se producía en esta industria, en la línea de yogures se fabricaron dos filtros sanitarios que garantiza la inocuidad del producto terminado, además de dos maquinas ensobradoras nuevas  que sella 40 bolsas por  minutos  que serían unas dos mil 200 a dos mil 300 en una hora”.

“La parte de los quesos se hizo nueva gracias a los trabajadores de esta entidad que se ocuparon de los retoque finales  y los montajes  de las tuberías, de la reparación de la caldera que se concluyó por el apoyo de nuestros trabajadores a los compañeros encargados de estos trabajos”.

Comparte esto!