Conga, rumberos e identidad en las calles manzanilleras (+FOTOS)

Repican los tambores, suenan las trompetas, rechinan los cencerros, campanas, chequerés, y llaman al bailador a mover con cadencia los cuerpos a la par del principal atractivo del carnaval manzanillero, los desfiles de comparsas y paseos tradicionales.

Por toda la urbe hombres y mujeres vestidos con sus trajes de rumberos despliegan la identidad  y arrollan al compás de la contagiosa conga, en la defensa de una tradición que realza el valor cultural de esta fiesta popular por excelencia.

Antecedidos por los diablitos o talúas, que abren paso entre la multitud, y los muñecones con sus rostros carnavalescos, pasa el sogón de Daniel Alarcón Vega, calentando las calles en anuncio de la emblemática competición.

El paseo de la Juventud,  de la Trova y de la FEU, nombrados Cuba, cultura y tradición,  Yo soy la Trova y Manzanillo en carnaval, andan al compás de sus congas, en ese orden. Con paso arrollador, intercalados con estos, las comparsas de Romilio, La Pesquera, de Santa Elena y de la Juventud o Tabaco, en la porfía por alcanzar el primer lugar, custodiados por la conga de Guáimaro.

Las comparsas representativas de los barrios de Caymari, el consejo popular Paquito Rosales de centro del pueblo, el consejo popular 14 Pedro Sotto y cinco Orestes Gutiérrez, respectivamente, defienden la identidad, la cubanía desde los nombres Cuba que linda es Cuba, Cuba y Latinoamerica: la raíz que los une, Mi ciudad en carnaval y Cuba isla bella.

El jurado evaluador está integrado por especialistas de danza, música y artes plásticas de las provincias de Camagüey, Las Tunas, Granma y en representación de La Habanaquien funge como presidente de estos profesionales, el Máster en ciencias Ángel Michel Aleaga Hung, metodólogo de cultura popular tradicional del Consejo Nacional de Casa de cultura.

Los parámetros a considerar por estos, destacó Aleaga Hung, son el tiempo de duración del espectáculo, la relación entre el diseño del vestuario y el espectáculo, la selección de música, escenografía, coreografía, ritmo, movimientos escénicos y la evolución danzaria; además de las individualidades artísticas.

Desde el parque Paquito Rosales Benítez hasta la Avenida Primero de Mayo, en tránsito por las calles Merchán y General Benítez, atraen a los manzanilleros y visitantes a apreciar sus coreografías y evoluciones frente a la tarima del jurado en la Avenida carnaval.

Todos juntos insitan el deleite desde el Rumbón Manzanillo 2018, que cierra con broche de oro el verano y la convocatoria A disfrutar Cuba.

Fotos: Denia Fleitas

 

 

 

 

Leave a Reply

Se el primero y comenta!

avatar
700
wpDiscuz