Concluyó en Cienfuegos montaje estructural de mayor fábrica de fertilizantes en Cuba

Luego de retrasos por reingeniería del proyecto e importación de los materiales, la construcción de la fábrica de fertilizantes emprendió este año su impulso definitivo. Foto: Ismary Barcia

Más de 700 toneladas de estructuras metálicas fueron izadas por obreros de la Empresa Constructora de Obras Ingenieras No. 6 (ECOI 6), para concluir el montaje del monitor de 33 metros de altura en Cienfuegos.

Luego de retrasos por reingeniería del proyecto e importación de los materiales, la construcción de la fábrica de fertilizantes NPK —nitrógeno, fósforo y potasio—, emprendió este año su impulso definitivo.

Perteneciente a la Empresa Química (EQUIFA) del Ministerio de Industrias en Cienfuegos, y ejecutada con apoyo de la India (Compañía de ingeniería AAR ESS EXIM), tendrá capacidad para producir 300 mil toneladas al año, lo que la convierte en la mayor fábrica de su tipo en Cuba.

“La inversión tiene un costo de 29 millones. Dentro de ello hay un crédito de la India para el financiamiento en equipos y tecnologías, aproximadamente 3,5 millones de pesos, además de la asesoría técnica y la preparación de la parte cubana en la puesta en marcha de la empresa”, aseguró el ingeniero Fidel Rivero Hernández, director adjunto de EQUIFA, a la que corresponde la obra.

Actualmente, el montaje del equipamiento se encuentra a un 60 por ciento, y corre a cargo de la Empresa de Estructuras Metálicas de Las Tunas, Metunas, trabajos que continuarán con la electricidad y automática, asunto este último encargado a la Empresa de Automatización, CEDAI.

Según el directivo, “la primera parte de la planta —el llamado complejo mínimo de arranque— se prevé que esté lista el 23 de diciembre, lo que nos pone en condiciones de comenzar en enero próximo los procesos de puesta en marcha y aceptación de la tecnología”.

Tres años han de transcurrir para que la planta alcance su capacidad máxima, pero en 2019 ya deberá contribuir al plan de la economía con 79 mil toneladas de fertilizantes.

Utilizando zeolita de producción nacional como aditivo, y el resto de los químicos importados, la planta elaborará 55 toneladas por hora de formulaciones para cultivos varios, hortalizas, café, tabaco, cacao, granos y pastos.

Los abonos logrados en esta planta, se calcula ahorrarán un 20 por ciento en costos de importación de productos terminados, y son una garantía para el necesario incremento productivo y la seguridad alimentaria del país.

Una segunda etapa constructiva, que incluye viales de acceso y cercado perimetral, deberá acometerse durante el primer semestre del próximo año.

(Tomado de 5 de Septiembre)

Por: Ismary Barcia Leyva

Comparte esto!