EE.UU. recalca hostilidad comercial y más tarifas contra China

Foto PL
Port Moresby, 17 nov (PL) Estados Unidos recalcó hoy aquí que mantendrá su postura hostil contra China e incluso amenazó con doblar las tarifas sobre las importaciones bajo el pretexto de reequilibrar la balanza comercial.

 

Durante su discurso en la apertura de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, también afirmó que Washington solo mejorará sus nexos con Beijing si ésta ‘respeta la soberanía de sus vecinos, sostiene un intercambio libre, justo y recíproco, y respeta los derechos humanos’.

También criticó la iniciativa china de la Franja y la Ruta,

Sin embargo, presentó a Estados Unidos con la imagen de un socio ‘abierto y transparente’ que ‘no coacciona, corrompe o pone en riesgo la independencia’ de ninguna nación.

Pence tomó el estrado inmediatamente después del presidente chino, Xi Jinping, para transmitir un mensaje beligerante que solo evidencia la obstinación de su Gobierno de exacerbar las tensiones Washington-Beijing.

En otro acto desafiante, dialogó este sábado en la capital de Papúa Nueva Guinea con los representantes de la isla de Taiwán, la cual China considera una parte inalienable de su territorio.

Xi, por su parte, aprovechó su alocución en la APEC para renovar el llamado al mundo a unirse contra el proteccionismo y el unilateralismo, al asegurar que solo la apertura y la cooperación conllevarán al tan necesario progreso sostenible del planeta.

Aunque advirtió que esos males ensombrecen el crecimiento global, auguró el fracaso de cualquier intento por levantar barreras y cortar los lazos económicos entre las distintas naciones, las cuales -aseguró- tienen derecho a trazar sus propios caminos de desarrollo.

‘La historia ha demostrado de que en las confrontaciones, ya sean en forma de guerra fría, caliente o comercial, nunca hay vencedores’, acotó.

Asimismo, reiteró el compromiso de China con abrir cada vez más sus puertas al comercio mundial mediante iniciativas como la Exposición Internacional de Importaciones, cuya primera edición sesionó con éxito el 5-10 de este mes en la municipalidad de Shanghái.

La primera y segunda potencia del planeta viven momentos de fuertes fricciones desde abril pasado, con un breve impasse en mayo y después un agravamiento que se tradujo en la mutua imposición de varias rondas de gravámenes sobre las importaciones y la presentación de recursos ante la Organización Mundial del Comercio.

Expertos de todo el orbe ven en el pleito la antesala de una nueva guerra fría con alto coste para los negocios y las relaciones bilaterales, pero que también marcaría el inicio del ocaso de la economía global y del libre movimiento de mercancías.

tgj/ymr

Comparte esto!