La Patria, os contempla orgullosa

Barbarie, torturas, sangre y dolor; palabras que bien recuerda el pueblo cubano, sobre todo, cuando cada año se aproxima la fecha del 30 de julio, Día de los Mártires, en la nación.

Y es que la efeméride conmemora el asesinato de dos jóvenes, baluartes de la lucha del pueblo cubano contra la dictadura batistiana, en las calles santiagueras, cuando aún corría el séptimo mes del año 1957.

Frank País García y Raúl Pujol constituyeron el alma joven, digna, noble y limpia sobre la cual los esbirros del dictador Fulgencio Batista arremetieron impunes, sus ráfagas cobardes.

El 30 de julio deviene en jornada simbólica de tributo y recordación a los más de 20 000 cubanos que ofrendaron sus valiosas vidas durante el último período de lucha por el triunfo revolucionario del primero de enero de 1959.

Hoy, el camino a seguir por los cubanos lo marca el legado de quienes construyeron, con sus principios y valentía desmedida, la hermosa obra que hoy abrazamos y defendemos ante el mundo.

Es el Día de los Mártires, oportunidad para el reencuentro y compromiso con la historia, para alzarles nuestra voz a quienes cobardemente se la arrebataron, y decirles que hoy, más que nunca, la Patria, os contempla orgullosa.

Comparte esto!