La prevención es hoy tarea de todos

Manzanillo // Foto Marlene Herrera

Manzanillo. Junio 17.- A pesar que en Manzanillo se le gana la  batalla a la COVID-19 por mantenerse en zona de éxito el canal endémico de esta enfermedad, causada por el nuevo coronavirus Sars-Cov-2, hoy el territorio puede verse comprometido por el alto riesgo para la transmisión de arbovirosis si no enfrentamos con responsabilidad también a otro enemigo, el mosquito Aedes Aegypti.

Y es que, como hemos informado durante estos días la situación epidemiológica del territorio no es muy positiva,  por la aparición y crecimiento de los focos del molesto insecto, que pudiera afectar al territorio si aparecen infectaciones de otras enfermedades también letales como la COVID-19, y me refiero al dengue, así como otras dolencias que pueden transmitir el mosquito.

A pesar que todos los días en los medios de comunicación masiva de nuestro país aparecen los mensajes de bien públicos donde se recuerda que las especies de mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus no sólo son vehículos del dengue, también de la fiebre chikungunya y el virus de Zika. El Aedes aegypti igual transmite la fiebre amarilla, sin embargo en el municipio aparecen nuevos focos en  varias áreas.

Para conocer el riesgo que enfrentamos si no asumimos con responsabilidad las acciones que hagan desaparecer al mosquito, basta sólo con echar un vistazo a los datos ofrecidos por la doctora Graciela Román Santiesteban, directora del centro municipal de higiene, microbiología, y epidemiología del territorio en el último encuentro con el Consejo de Defensa Municipal de Manzanillo.

La especialista aclaraba que en la actualidad tenemos un crecimiento con los tres focos detectados a los 11 días del ciclo del mes de junio para un acumulado de 61, lo que representa 41 más que igual período del año anterior, y 39 más que en el ciclo anterior.

Estos números hablan por sí  solos para demostrarnos que Manzanillo tiene un alto riesgo para la transmisión de arbovirosis. El accionar debe ser más fuerte en las áreas de salud que reportan mayores infectaciones, que son la René Vallejo con 30 focos,  la Luis Ángel Ortiz con 22 y la Francisca Rivero Arocha con nueve.

Pero es alarmante al conocer que tenemos 55 manzanas positivas al Aedes,  y son los pobladores del consejo popular número tres Reparto Nuevo Manzanillo los que más inciden con el registro de 27 focos y las siete manzanas que repiten, así como una del área de salud número uno.

Pero no todo queda en casa porque también hoy se descubren nuevos criaderos del mosquito en centros laborales, muestra que allí tampoco revisamos las áreas donde se pudieran alojar el indeseable y molesto visitante. Suman ya 16 centros de trabajos positivos, de ellos uno fuera del sistema de vigilancia, que fue en la bodega del comercio La muñeca, donde se descubrieron larvas en un tanque bajo.

Pero en esta lucha no debe ocurrir el incumplimiento del  ciclo de vigilancia y control al mosquito como sucede en los policlínicos Luis Ángel Ortiz Vázquez y el René Vallejo, ni mucho la aparición  de casas cerradas como las 18 reportadas, lo que no ayuda al chequeo que  se realiza en este combate.

Los manzanilleros deben prestar especial atención a los depósitos que más nos afectan y que se convierten en hospedaje del Aedes. Estos sitios donde se desarrollan las larvas y que hoy nos están afectando con la focalidad son los tanques bajos, las larvitrampas, depósitos artificiales destruibles y los no destruibles, los naturales, así como y otros depósitos.

En lo que va de año aquí ya se han acumulado 415 focos de Aedes Aegypti, 303 más que igual período del año anterior, y en este caso el policlínico con mayor insidencias es el René Vallejo Ortiz con 159, seguido del poli uno Francisca Rivero Arocha con 145, así como las áreas dos, cuatro y cinco en ese orden, y se mantiene el consejo popular más afectado el seis, con 77 criaderos.

Entonces estas cifras son en realidad para tenerlas en cuenta si queremos evitar el contagio con las arbovirosis que pudieran afectar nuestra salud individual y colectiva. Recordemos que cada siete días debemos realizar nuestro autofocal en las viviendas lo que facilitaría la eliminación de sus criaderos, además de velar porque nuestros depósitos estén bien tapados, eliminar la acumulación de agua en cualquier objeto o vacija co tierra.

Mejor es no convivir con el enemigo y debemos cumplir con  las medidas de protección contra  el Aedes Aegypti. En esta lucha deben ayudar las organizaciones de masas como los Comités de Defensa de la Revolución  (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas  (FMC) y la Central de Trabajadores de Cuba  (CTC), con el accionar de todos para ganarle también a este volador enemigo, la prevención es hoy tarea de todos.

Comparte esto!