Manzanillo trabaja por la erradicación de salideros (+Fotos)

La supresión de salideros es un programa de la UEB Acueducto y alcantarillado de Manzanillo// Foto Cortesía de UEB Acueducto Manzanillo

Manzanillo. Julio 21.- Caminar por las calles de esta ciudad resulta en ocasiones engorroso si se trata de sortear los molestos escapes de agua potable, y provoca el sinsabor de la pérdida del vital líquido cuando muchos hogares carecen de él para cubrir necesidades básicas.

La supresión de los salideros resulta entonces imprescindible, por sus consecuencias para los habitantes de la urbe también en el orden higiénico-sanitario, y por el desperdicio del importante recurso natural del que están privados en el mundo más de 2 mil 200 millones de personas, mientras otros 4 mil 200 millones carecen de sistemas de saneamiento seguros.

El director de la Unidad Empresarial de Base Acueducto y alcantarillado de la ciudad del Golfo de Guacanayabo, Víctor Bazán Gutiérrez, explica la trascendencia de este accionar para erradicar las fugas hídricas.

Víctor Bazán Gutiérrez, director de la UEB Acueducto Manzanillo, ofrece detalles del programa para erradicar las fugas hídricas // Foto Denia Fleitas Rosales

«El programa de supresión de salideros es amplio a partir de la situación actual que presenta la red del abasto de agua local, estamos priorizando inicialmente los de las conductoras para contrarrestar la pérdida de un volumen de agua considerable, que afecta el servicio a la población, de hasta 60 litros por segundo en los pozos de Cayo Redondo; una de las tareas primordiales a subsanar para que podamos prestar un buen servicio».

Además de estas afectaciones, ¿cuántas otras se despliegan por la ciudad?

«De conjunto con las autoridades gubernamentales y de salud hemos identificado más de 400 salideros en el casco histórico de Manzanillo, los cuales se han estado suprimiendo en los diferentes momentos, que emergen por el mal estado técnico de la red y su superficialidad, que les hace ser reiterativos».

«En el año hemos suprimido 958 salideros, un número considerable, y entre ellos esos reiterativos fundamentalmente por donde transitan autos de gran porte, que dañan el trabajo nuestro, e incluso a veces de poco peso, por ejemplo en la calle Sariol por donde transitan los coches».

¿Existe otra alternativa para mitigar esta situación que lamentablemente afecta al manzanillero, impidiendo en ocasiones la llegada de agua a sus hogares?

«La calidad de los recursos con los que se suprimen los salideros no es la idónea, debido a la superficialidad mencionada, a nuestro entender, la solución definitiva es profundizar las acometidas, lo cual lleva un nivel de recursos e inversión considerable, reconstruir el Acueducto de Manzanillo».

«Quizás nos tengamos que proyectar con las autoridades del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, las del municipio y provincia; hacerlo cuadra cuadra aunque nos tome años para ir eliminando lugares donde existe esa problemática».

La superficialidad de las redes es un factor influyente en las afectaciones// Foto Cortesía del entrevistado9

Manzanillo, con 10 sectores hidrométricos, abastece a más de 300 clientes estatales y aproximadamente 30 mil núcleos residenciales, representativos de 105 mil habitantes, y con las faenas de mejoramiento del abasto ha generado algunas de estas molestias.

«Cierto, porque hay una diferencia considerable de presiones en la red, y aún se tiene que aplicar el proyecto de explotación ya elaborado, donde existen pisos de presión para que en la parte baja de la ciudad no sea mayor que en las zonas altas».

«En la baja existen presiones de más de 30 metros de carga y en la zona elevada apenas alcanzan los 10 metros; y donde la tubería está diseñada para aguantar hasta 20 metros que tenga 30 provoca roturas como la de calle Tomás Barrero, Plácido y Luz y Caballero, que casi todos los años hay que sustituir un tramo de tubería, porque son los puntos más bajos que tiene la red que se descarga desde los tanques del Acueducto».

Laboran en supresión de avería en conductora de acueducto local (+Audio)

«Diseñada para trabajar con 24 horas de agua, cada vez que recibe un golpe de ariete cuando se abre el servicio, pues se afecta; mientras en otros lugares no llega agua suficiente».

¿Pudiera referirnos cuáles son las áreas más afectadas por esta problemática, además del centro del pueblo?

«Prácticamente Manzanillo está afectado en todas sus áreas, aunque resulte lamentable decirlo, incluso los sectores 9 y 10 donde el consumo o distribución es en ruta, favorecidos por abasto diario; también en el casco histórico, incluidos cuatro rupturas de gran envergadura como la de Avenida 100 esquina Avenida Las Palmas, en el consejo popular Camilo Cienfuegos, conocido ICP, en la conductora de 400 milímetros, que afecta el cuadro higiénico».

«Nosotros no disponemos de medios para darles solución: una abrazadera de igual diámetro, que son importadas, o la sustitución del tramo de tubería, para lo que no contamos con la máquina termofusora; estamos a la espera de la incorporación de un grupo de apoyo de Holguín para efectuar tales faenas».

Dos brigadas locales trabajan en tales faenas // Foto Cortesía del entrevistado

¿Cuántas brigadas laboran en función de eliminar estas averías?

«Tenemos dos brigadas para atender este tema una para redes y otra para conductoras, independientemente de los obreros de las oficinas comerciales que se suman pero en menor cuantía. Por más de un mes estuvieron junto a nosotros los trabajadores del Inder, fue clave el apoyo de estos en la supresión de más de 30 roturas en los consejos populares 1, 3, 4, 5 y 6».

¿Existe la voluntad política, gubernamental y del colectivo de Acueducto y alcantarillado de resolver estos problemas?

«Si, se tiene la motivación y diferenciación con el acueducto nuestro, cada 15 días se chequea su funcionamiento por el país; la atención diferenciada tanto en el tema salidero como en todo lo que abarca el objeto social de acueducto: obstrucciones, fosa; un programa para atender diferenciadamente por lo que representa, y la esperanza nuestra es que con este nivel de atención pues salgamos en avance».

La meta es mejorar continuamente el servicio y satisfacer las necesidades del manzanillero // Foto Denia Fleitas Rosales

Con 360 trabajadores, la UEB local se enfrenta al reto de entregar a los manzanilleros este recurso hídrico con la regularidad y calidad imprescindible para la vida saludable; al efecto, Bazán Gutiérrez comenta que en esa dirección está la meta.

«Ese es el propósito, mejorar diaria y continuamente los servicios que se presta a los clientes, hasta que satisfagan el nivel de demanda de la población, que es alto porque la razón de higiene en cada una de nuestras casas lo impone».

«Lo cual ya tiene avances en tanto se redujeron los ciclos de abasto a los sectores del uno al tres (3 días de 8 anteriormente), y se labora en la sustitución de bombas en el campo de pozos de Cayo Redondo para favorecer igual al 5, 6 y 7 de la zona baja».

Resolver estos pululantes escapes del agua que precisamos para beneficio familiar, continúa siendo tarea pendiente, pero también un empeño de sacrificio para que los manzanilleros permanezcamos incluidos entre los dos de cada tres personas que en el mundo viven con agua potable.

Foto Cortesía del entrevistado

 

 

 

Comparte esto!