Marchan hoy contra feminicidios, que siguen aumentando en Perú

Marcha anual »Ni una menos», contra el feminicidio en Perú // Foto: Prensa latina
Lima. Agosto 17.- La marcha anual »Ni una menos», contra el feminicidio, se realizará hoy en Perú, en medio del grave incremento de ese tipo de crímenes, que suman un centenar en los siete primeros meses del año.
Colectivos de mujeres recorrerán el centro de la ciudad para demandar protección a las mujeres y acciones más efectivas para impedir los feminicidios.

La frecuencia de los asesinatos de mujeres a manos de parejas, exparejas, acosadores y violadores, es casi de uno cada dos días, lo que refleja que los esfuerzos oficiales y sociales por combatirlos no logran resultado.

La estadística del Ministerio de la Mujer indica que el centenar de mujeres asesinadas de enero a julio de este año, constituyen 21,9 por ciento más que la cifra registrada en el mismo lapso de 2018 y 40,8 más que la de similar periodo de 2017

Consultada por la prensa, la abogada Lisbeth Guillén, de la organización feminista Manuela Ramos, en poco más de medio año quedó en evidente que la cifra anual será mucho mayor que la meta fijada para 2018, de reducir a menos de 100 ese tipo de crímenes.

Para Guillén, revertir la situación extrema demanda de otro tipo de acciones preventivas, con aportes de los medios de comunicación y la sociedad.

Contra la situación descrita, la marcha ‘Ni una menos’ se efectuará en Lima y en forma simultánea en las regiones de Áncash, Arequipa, Apurímac, Cajamarca, Ica, Junín, Lambayeque, Moquegua, Piura y Tumbes, entre otras.

Para las organizaciones feministas, educadores y fuerzas progresistas, el remedio al problema del feminicidio solo se logrará con el enfoque de género en las escuelas, que forme a la niñez en la igualdad y el respeto a las mujeres.

De esa manera, argumentan, se erradicará el machismo que asume a la mujer como propiedad del hombre y hace creer a este que puede maltratarla y hasta darle muerte en sitaciones extremas.

Sin embargo, tal enfoque es combatido por grupos políticos y religiosos extremadamente conservadores que se oponen a la enseñanza de la educación sexual en las escuelas, como parte del enfoque de género, y predican la homofobia.

Comparte esto!