Pesquisas a favor de la vida

Pesquisas a favor de la vida

Manzanillo. Junio 16.- Una de las fortalezas ante el combate de la COVID-19 en Cuba son las pesquisas activas casa a casa que realizan los estudiantes de las Ciencias Médicas en todos los territorios.
En las alturas de la ciudad un grupo de estos jóvenes visitan diariamente a las familias de sus áreas asignadas, para detectar tempranamente Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) y dar un adecuado tratamiento de vigilancia clínico epidemiológica.
Motivados por lo que significa su labor, asumen con seriedad y mucha responsabilidad su desempeño; “en estas visitas identificamos cualquier sintomatología respiratoria – comenta Laritza Marian Lovelle Alejandre – si detectamos algún caso se sigue el protocolo establecido para este efecto”.

Laritza Marian Lovelle Alejandre, estudiante de tercer año de medicina./Foto Lilian Salvat Romero

La joven que pertenece a la brigada de medicina 3-2 de la Facultad de Ciencias Médicas Celia Sánchez Manduley de aquí, comenta algunas experiencias; “tenemos mucho para contar, nos han ocurrido muchas cosas que de seguro ninguno olvidaremos, primero el cariño con que las personas ya nos esperan cada mañana para saludarnos y hasta son ellos los que nos preguntan cómo estamos; el hecho de poder ayudar a los ancianos que viven solos, algunos hasta nos piden que le tomemos la presión, eso nos enorgullece porque ya la gente nos ve como médicos”.
Sin dudas es muy significativa esta responsabilidad que la dirección del país deposita en estos estudiantes, el compromiso individual para reducir los riesgos de propagación de esta letal enfermedad así como para su preparación como futuros profesionales.
“El hecho que más me asustó y confieso que sentí un poco de temor fue cuando detectaron el caso positivo aquí en Manzanillo, la doctora que lo atendió vivía en nuestra área de pesquisaje, a ella se la llevaron al aislamiento y se valoró en algún momento en llevarnos a nosotros también, pero para nuestra tranquilidad su PCR fue negativo, en ese tiempo sentí una vez más, que no era cosa de juego a lo que nos enfrentamos, que todo cuidado es poco, máxime si se tiene en cuenta que un gran por ciento de los diagnosticados en el país son asintomáticos, esta enfermedad no tiene cara”.
Esta muchacha junto a sus compañeros Liannet, Jorge, Dayana, Ángel, Lianne y Alejandro visitan todos las viviendas que pertenecen al consultorio del médico de la familia número 40 de la policlínica uno, para este último su desempeño cada mañana lo satisface y siente que hace historia aportando su granito de arena ante el enfrentamiento y control de esta pandemia.

Alejandro Gonzalez Miranda Guerra, siente que hace historia con su labor ./Foto Lilian Salvat Romero.
Laritza junto a sus compañeros Liannet, Jorge, Dayana, Ángel, Lianne y Alejandro visitan todos las viviendas que pertenecen al consultorio del médico de la familia número 40 de la policlínica uno, organizados por la profesora Milagros García./Foto Lilian Salvat Romero

 

Comparte esto!