PROTAGONISTAS Graciela, Carlos y Eunice: Ellos velan por nuestra salud

Foto Elixer Pelaez

Manzanillo. Junio 3.- Los protagonistas de esta historia son manzanilleros que se imponen al cansancio de las amplias jornadas agotadoras que viven desde que comenzó el enfrentamiento a la COVID-19 en el territorio para velar por nuestra salud. Son sólo tres,  pero podríamos mencionar a otros muchos que en cada jornada se entregan para controlar la estabilidad epidemiológica del municipio central nuevo coronavirus Sars-Cov-2.

Sus nombres Eunice, Graciela y Carlos, los representantes de las principales tareas del subgrupo de salud del Consejo de Defensa Municipal  (CDM) de Manzanillo  quienes ya no conocen de horarios, ni fechas para estar en la primera línea del combate frente a esta epidemia.

Normalmente sus jornadas de trabajo comienza entre las cuatro o cinco  de la mañana para algunos, o las siete para otros y concluyen muy cerca de las nueve y 30 de la noche. A ellos va este homenaje.

El doctor Carlos Manuel Rodríguez Chávez, tiene una respnsabilidad mayor porque es el director municipal de la Salud Pública aquí, a él lo vemos todos los días brindando el parte de la situación epidemiológica el territorio al CDM.

El doctor Carlos Manuel Rodríguez informa todos los días al CDM la situación de Manzanillo en este combate //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

“Desde que conocimos de la situación que comenzó a presentar el país, nos fuimos preparando desde la posición que nos corresponde, y una vez que se informó el primer caso positivo  y empezaron a tomarse las medidas de enfrentamiento a la COVID-19, asumimos las tareas y responsabilidades que tenemos en el municipio”.

“Inmediatamente nos sumamos al combate en esta gran batalla que todos conocimos cuando comenzó, pero no sabemos cuánto pudiera estar durando de  acuerdo a la situación  que se va presentando, y de lo que nosotros día a día hemos estado explicando en cada jornada de trabajo en el CDM”, dijo.

“Pienso que no hemos hecho nada extraordinario, simplemente asumí la tarea como director de salud, cómo máxima  autoridad para conducir todo el sistema de la salud en Manzanillo, y hemos estado acatando cada una de las orientaciones de nuestro ministerio y del propio CDM. Ha sido importante la labor  en el orden de asesorar a este consejo en la toma de decisiones, en la conducción de cada uno de los procesos”.

Dr. Carlos Rodríguez Chávez //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

“En esta tarea me ha acompañado un equipo importante de compañeros y compañeras sin los cuales no habría sido posible que nosotros podamos conducir eficazmente  este combate. Aprovecho para hacer una vez más el reconocimiento, porque esto es un trabajo en equipo”.

“Son muchas horas las que se dedican, desde las siete de la mañana comenzamos generalmente a realizar un  grupo de tareas, chequeos, de organización de programas de actividades, de evaluación de procesos y concluimos todos los días entre las ocho y 30, o nueve de la noche, y así nos mantenemos siguiendo todos los encargos que nos asigna el CDM. Es una batalla fuerte pero nos queda la convicción de que en cualquier momento la ganaremos, y vamos a lograr al menos lo que nos corresponde, mantener al municipio con la sostenibilidad que hemos logrado hasta ahora y estamos a la orden”  agregó el doctor.

La licenciada Eunice Naranjo Oliva, subdirectora de salud ambiental comparte con esta redacción que forma “parte de este grupo haciendo el control higiénico sanitario epidemiológico de todo el municipio, otra experiencia más que sumo a los 43 años de trabajo. Es muy gratificante para nosotros trabajar en función de garantizar la salud del pueblo en estos momentos de pandemia donde se exige un mayor sacrificio, disciplina, consagración en el trabajo porque en estos momentos el país lo necesita”.

“No tenemos horario de trabajo, es todo un tiempo de dedicación en aras de garantizar toda la situación higiénico sanitario del territorio y conducir a todos nuestros profesionales que cada día se enfrentan a la problemática de cualquier tipo en el municipio, no sólo la situación  de la COVID, sino a otros problemas ambientales que también pueden poner en  riesgo la salud del pueblo”.

Lic. Eunice Naranjo Oliva //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

“Nosotros establecemos todo el control higiénico sanitario de todo el municipio, desde el abastecimiento del agua, disposición de los residuales líquidos y sólidos, el comportamiento higiénico y epidemiológico en todos los centros de trabajo o instituciones escolares, ver todo el cumplimento de las normas de bioseguridad, todo lo que se requiere para evitar también otros eventos como la aparición de las arbovirosis por vectores que también se requiere en estos momentos”.

“Estamos también inmersos en la investigación que nuestro trabajo a diario lo necesita porque constantemente tenemos que estar superándonos, preparándonos en todo lo  nuevo que entra sobre la COVID-19, esto es totalmente nuevo, por lo que diariamente tenemos que estar tomando por todas las vías las informaciones para perfeccionar y enfrentar el trabajo diariamente y lograr el éxito que se requiere, y como miembro del gran ejército de la salud estamos en la primera línea de  combate”, dijo Eunice.

La doctora Graciela Román Santiesteban, directora del centro municipal de higiene, microbiología y epidemiología, a quien también la vemos todos los días brindando el parte de la situación epidemiológica del territorio al CDM, expresa que “desde el 10 de marzo que se activó el CDM, y el subgrupo de salud es uno de los principales y en este caso con el tema de la pandemia, pues somos el organismo rector en esta entidad, nos sumamos a esta actividad”.

La Dra Graciela Román Santiesteban también brinda todos los días otro parte de la situación epidemiológica del municipio al CDM //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

“Desde ese momento no hemos tenido un minuto de descanso, para nosotros no hay sábados ni domingos, no hay horas para la pausa prácticamente, nos corresponde velar por la salud de nuestra población, y nos sentimos reconfortados porque hasta el momento con todas las medidas que se han adoptado en la provincia y el municipio, hemos logrado mantener una estabilidad desde el punto de vista epidemiológico en el territorio”.

“Mi jornada laboral en estos tiempos comienza cuando abro los ojos, porque despierta voy pensando en lo que voy hacer en el día. Es un trabajo constante, llego al centro municipal de higiene a las siete de la mañana y  regreso a mi casa después que termina la actividad del Consejo de Defensa Provincial  (CDP) que concluye cerca de las nueve de la noche. No tenemos fines de semanas,  no importa la lluvia, ni las altas temperaturas”, dijo la doctora.

Dra Graciela Román Santiesteban //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

Para los tres el apoyo de la familia es fundamental para enfrentar este proceso, por eso agradecen toda la fortaleza que los integrantes de sus hogares les brindan así como la compresión de estar alejados tanto tiempo para garantizar la salud de todo un pueblo.

“Realizar todo lo que te he explicado conlleva un alejamiento importante de la familia, pero tengo la posibilidad de tener esa ayuda de mi seno familiar, y pienso que aunque le dedico un tiempo  importante  a estar fuera del hogar cuento con una retaguardia que es capaz de suplementar mi ausencia en algún momento determinado, y esto no ha influido para nada en que no podamos atender la misión”.

“Aquí estamos haciendo lo que nos corresponde, nada extraordinario, simplemente lo que un buen cubano y manzanillero, cumpliendo esta responsabilidad que el gobierno de Manzanillo me ha dado lo mejor posible”, dijo el doctor Carlos.

“Diariamente me levanto de cuatro y 30 a cinco de la mañana, trato de dejarlo todo organizado en la casa. Al no tener el horario de llegar siempre trato de dejar los mínimo que pueda hacer. Mi hija me ayuda mucho en la casa y podemos entre las dos sacar las tareas del hogar adelante”, agregó Eunice.

Por su parte la doctora Graciela expresa que su “familia se adapta, no es la primera vez que estoy en situación similar,  estuve en el municipio frente a higiene y epidemiología  cuando el brote del cólera donde fue mucha más intensa la acción directa desde el punto de vista técnico, pero estoy acostumbrada al trabajo así. Tengo tres misiones internacionalistas y mi familia es muy comprensiva en eso. Trato de visitar todos los domingos a mi mamá y mi papá, yo digo que esa es mi religión, trato de terminar mi trabajo en el horario de la mañana, una vez que concluye el CDM, y por la tarde siempre en compañía de mi adorada nieta, la Gaby, trato de hacer la visita a mis padres y paso toda la tarde noche con ellos”.

Tanto sacrificio de estos entregados manzanilleros tiene que tener el agradecimiento de  todos nosotros, por eso debemos escuchar los mensajes que trasmiten a la población para que seamos conscientes del momento que vivimos, y lo importante que es cumplir con todos los llamados, pues de nada vale tanto esfuerzo y desvelos de ellos si la población no es responsable.

“A los manzanilleros les pido no confiarse, el exceso de confianza como he explicado en otras ocasiones puede conllevar a un cambio en el rumbo que va tomando la pandemia hasta ahora en Manzanillo. El exceso de confianza es malo por lo que alerto e insisto que es necesario seguir manteniendo las principales medidas de protección en las circunstancias que sean, aún pasando en una etapa superior, la cual el país está estudiando y que también hacemos propuestas, hay un grupo de medidas fundamentales que no se van a descuidar  y que van a perdurar durante mucho tiempo”, dijo el doctor Rodríguez Chávez.

Lic. Eunice Naranjo Oliva //Foto Eliexer Pelaez Pacheco

“El mensaje mío tiene que ver con la disciplina, apoyo, solidaridad que requieren estos momentos para después, juntos disfrutar de la victoria de  concluir la enfermedad y volver a la normalidad”, agregó Eunice.

“Lo único que nos queda es continuar trabajando, pedir el apoyo de la población de manera general, que sigan cooperando desde la misma forma que se hizo en un inicio. En estos momentos es un poco complicado porque la situación epidemiológica del país y la provincia es bastante favorable, y eso hace que nuestra población tienda a tener un poco de confianza con relación a esta  entidad y en la confianza es donde está el peligro”.

“Nos corresponde en estos momentos una vez más cumplir con todas las medidas para ver si podemos mantener la estabilidad y  poder llegar en algún momento determinado, que no va a ser inmediato, quizás demore un poco, porque mientras tengamos casos notificados   en el país, no vamos a tener un descanso desde el punto de vista epidemiológico”

“Es importante que la población sepa esto para poder garantizar que al menos, en algún período del verano podamos tener algún tipo de  estabilidad  en este sentido. Todos quisieramos llegar a esa etapa porque estamos agotados física y mentalmente, hemos descuidado un poco las cuestiones del hogar para poder garantizar todas las acciones que requiere de  nuestro esfuerzo, y nos queda  continuar manteniendo el trabajo sistemático, seguir controlando todo lo que corresponde en el tema de la higiene y la epidemiología, y esperemos terminar esta etapa con todos los honores  de haber vencido la epidemia, que no se ha  podido lograr en otros lugares, pero esperamos hacerlo en Cuba”.

Muchas son las anécdotas que estas tres personas pudieran contarnos en su lucha contra la COVID-19. A ellos también van nuestros aplausos da cada jornada a las  nueve en punto de la noche como muestra del agradecimiento por todo lo que hacen para cuidar de nuestra salud.

Comparte esto!