Radio cubana, 97 años de sonido para ver (+Audio)

Tomás Ernesto martínez Robles, Premio Nacional de la Radio Cubana 2018, y la experimentada locutora Argelia Verdecia Velázquez prestigian el colectivo de la emisora Radio Granma // Foto: Marlene Herrera Matos

Disimulado en las señales sonoras e imágenes mentales que llegan a los hogares manzanilleros y de toda la Isla, la radio cubana esparce las virtudes de una labor de sacrificios y de empeños.

La actividad comunicativa de las radioemisoras de la nación cumple ya sus 97años de desempeñar  la noble tarea de aglutinar y encaminar hacia la verdad y la educación cada mensaje y palabra, embellecidos con la magia de los sonidos.

Su surgimiento, por iniciativa de Luis Casas Romero y su hijo Luis Casas Rodríguez, impulsó la expansión de sus ondas por la región.

Tras el cañonazo de las nueve de la noche en la ciudad habanera del 22 de agosto de 1922, un golpe de corneta, la hora y un boletín sobre el estado del tiempo, emitidos a través de la frecuencia de 360 metros, anunciaron la salida al aire de la primera emisora del país con las siglas 2LC.

Sometidos por la genialidad de una combinación de sonoridades y silencios, los hombres y mujeres se unieron al invento, al punto que los niveles de expansión de la radio en Cuba hasta el Primero de enero de 1933, la reafirmaron como el primer país de América Latina y uno de los primeros en el mundo en convertirse en una potencia radial, con 62 estaciones.

Manzanillo fue una de las privilegiadas, con la irrupción de las ondas hertzianas y la radio en el año 1932. Una década después de que se emitiera en Cuba la primera señal, la imagen sonora de la ciudad del Golfo surcó en el éter para reproducirse hasta nuestros días.

Este medio, protagonista y voz de las ansias recreativas y del llamado de libertad, asumió las formas y conceptos de hacer con estética y profesionalidad, y sus contenidos evolucionaron y se dispusieron en función del desarrollo social y cultural del pueblo.

Radio Granma, planta de esta localidad costera que se aproxima a cumplir sus 87 años de transmisión, es fiel exponente de los principios y virtudes de la radio cubana, siempre atenta a los intereses de la población, con el ánimo de hacerlos reír, bailar, aprender, crecer, desde lo cognitivo y espiritual.

Y el orgullo de integrar su ejército de comunicadores es hoy el mejor homenaje al universo radiofónico cubano que “te hace crecer, ser mejor”.

Por ello, y con motivo de esta celebración, les ofrecemos este reportaje del periodista manzanillero Roberto Mesa Matos, corresponsal de Radio Rebelde, la emisora de la Revolución, en esta ciudad. Los profesionales de Radio Granma tienen una vez más la palabra…

Comparte esto!