Reinventarse para bien la relación con la naturaleza

Foto. Internet.

Quizás por la reiteración del término, a veces no nos detenemos a reflexionar acerca de la verdadera esencia del Medio Ambiente, incluso ni reparemos en que somos, los seres humanos, elemento de ese entorno al que debemos la existencia y que erróneamente tratamos de someter a nuestra voluntad, por el hecho de ser racionales.

Todo lo contrario, como organización social, operamos en el entorno para alimentarnos y hacer uso del aire, el agua, el suelo, los recursos naturales, la flora, la fauna y lo manifestamos a través de relaciones humanas que obligatoriamente deben realizarse con respeto, protegiendo el entorno que es protegernos a nosotros mismos.

Es por ello que términos como ecosistema y biodiversidad, no son para nada ajenos a la existencia biopsicosocial del ser humano.

Varias son las aristas en las que podemos apoyarnos para tratar las especificidades del Medio Ambiente, cuyo Día celebramos cada 5 de junio, detengámonos en una que acapara hoy la atención, preocupación y ocupación de la humanidad.

Desde diciembre de 2019, inició en el planeta, específicamente por las tierras de Asia, un cambio total en los modos de comportamientos de los seres humanos, la presencia de un virus que provocó una  enfermedad, hasta hoy desconocida por el hombre, hizo que la dinámica diaria de la vida, por fuerza mayor, cambiara totalmente.

Y ahí está la muestra de un evento sanitario al que seguimos de cerca su evolución toda vez que convertida en pandemia, la Covid-19 se ha diseminado por el mundo, precisamente por el constante movimiento humano dentro del ámbito nacional y extranjero.

Por la necesidad de contribuir a la preservación de la salud y evitar el contagio, los pueblos implementaron la medida del aislamiento social o el confinamiento, que asimismo demuestra la posibilidad de vivir en un mundo con aire más limpio, así como trabajar y transportarnos de manera más saludable.

Las medidas adoptadas ante la COVID-19 han demostrado el imperativo de estar sanos para evitar correr mayores riesgos.

De ahí que un lugar importante lo tenga la jornada mundial para defender la biodiversidad donde la ONU en su conjunto llama a la comunidad internacional al trabajo común para encontrar la mejor salida a la crisis provocada por el surgimiento del nuevo coronavirus, que ha puesto de relieve la íntima conexión entre la salud humana en su relación con el medio ambiente.

A lo que agregamos, “…ojalá los humanos, especie depredadora, salga de la actual crisis sanitaria mucho mejor de lo que estábamos antes de la pandemia, porque a través de ésta el planeta nos envía un mensaje de advertencia: la humanidad tiene que reinventarse, para bien su relación con la naturaleza»

 

Comparte esto!