Reverencian legado musical de Juan Formell

Artistas de diversas manifestaciones recuerdan a uno de los más respetados creadores de la música popular bailable en este continente, el bajista y compositor cubano Juan Formell, quien hubiera cumplido 78 años de edad.

La huella del creador de la popular orquesta Los Van Van trasciende la música pues muchas de sus frases calaron hondo en el lenguaje del pueblo y hasta llegaron a bautizar comportamientos, como la Titimanía.

Todavía se le denomina de este modo a la preferencia de algunos hombres mayores por relacionarse con muchachas bastante más jóvenes.

El basamento popular de la prédica nunca entró en contradicción con la exquisitez musical, marcada por una sonoridad peculiar que acrisola lo tradicional y lo moderno.

Formell fundó en 1969 Los Van Van, una banda legendaria que ha sido reconocida, dentro y fuera del país, como «el tren de la música cubana».

En honor al director, el pasado año el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de la Música, de conjunto con otras entidades del sistema de la cultura de la isla auspiciaron el primer Festival de la Timba… por siempre Formell, que en 2020 debió aplazar la segunda edición debido a la Covid-19.

La gran trayectoria profesional del artista se vio coronada por el Premio Nacional de Música en su país y fuera por el Grammy Latino, en el 2000, con el disco Llegó Van Van y, tres años después, el Grammy a la Excelencia Musical, reconocimiento supremo de la Academia Latina de la Grabación.

Por esa época, Formell recibió otro gran lauro, el Womex (World Music Expo), en Cardiff, Gales, Reino Unido, y se lo dedicó «a todos los músicos que hacemos nuestro trabajo en el Tercer Mundo, ajenos al mundo de las grandes disqueras y los mercados, con tesón y profesionalidad».

Al hablar de la trascendencia de su obra, diversos especialistas en arte destacan el impacto vigente en la música de la isla y de otros países, así como su influencia en los estilos de diversas orquestas.

Generaciones de músicos y cantantes aún interpretan sus canciones, incluso la Compañía de Teatro Infantil La Colmenita elaboró un espectáculo con letras y sonoridades del compositor que falleció el primero de mayo de 2014, a los 74 años de edad.

En las redes sociales, este día, aparecen numerosas muestras de aprecio al legado artístico del original creador.

A juicio de Formell, la verdad absoluta la tenían solo los bailadores, esos que todavía eligen sus temas para pasar un buen rato.

Comparte esto!