Trump despide a John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de EEUU

John Bolton.
Washington, 10 sep (Prensa Latina) El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció hoy el despido de su asesor de seguridad nacional, John Bolton, una de las figuras más controvertidas de la administración del republicano y defensor de una agresiva política exterior.

 

Anoche le informé a John Bolton que sus servicios ya no son necesarios en la Casa Blanca. Yo no estaba de acuerdo con muchas de sus sugerencias, al igual que otros en la administración, y por tanto, le pedí su renuncia, escribió en Twitter el jefe de la Casa Blanca.

El gobernante añadió que el asesor le presentó su dimisión esta mañana, y que la semana próxima nombrará a una nueva figura para el cargo, en el cual Bolton se desempeñó desde abril de 2018.

La noticia se dio a conocer poco después de que la propia Casa Blanca informó que Bolton brindaría esta tarde una sesión informativa junto con el secretario de Estado, Mike Pompeo, en la sala de reuniones de la mansión ejecutiva.

De acuerdo con medios estadounidenses de prensa, Bolton, el tercer asesor de seguridad nacional de Trump, fue contratado debido a su posición dura sobre Irán, y su apoyo a la decisión del mandatario de abandonar el acuerdo nuclear alcanzado entre ese país y seis potencias mundiales en 2015.

Pero esa figura ‘pronto comenzó a chocar con la visión del presidente para la diplomacia en Corea del Norte y más recientemente en Afganistán’, indicó la cadena de televisión CNN.

La destitución de Bolton, añadió el medio, se produjo después de que cada vez se enfrentaba más con Pompeo y otros funcionarios de la administración y se oponía internamente a varios de los movimientos de política exterior de Trump.

Luego de que fue nombrado para el cargo el año pasado, tras la salida de Herbert McMaster, muchas voces manifestaron que Bolton era una peligrosa incorporación al ejecutivo, y el senador demócrata Brian Schatz lo calificó de el ‘neoconservador más agresivo e imprudente’.

Bolton ocupó posiciones de alto nivel en las administraciones de Ronald Reagan (1981-1989) y George H.W. Bush (1989-1993), así como en la de George W. Bush (2001-2009), bajo la cual se desempeñó como embajador ante la ONU desde agosto de 2005 hasta diciembre de 2006.

Tras ser nombrado en este último gobierno como subsecretario de Estado para el Control de Armas, argumentó enérgicamente que Iraq tenía armas de destrucción masiva y apoyó así la principal excusa empleada por Washington para iniciar la guerra en esa nación, de la cual luego se demostró su falsedad.

Como asesor de seguridad nacional de Trump, fue la cara más visible en la agresiva política de la actual administración contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, países contra los cuales promovió continuas sanciones y ataques.

agp/mar

Comparte esto!