Un Guantánamo totalmente cubano.

Base Naval en Guantánamo // Foto tomada del periódico Granma

Cuba arribó recientemente a los 121 años del desembarco de las primeras tropas estadounidenses por la bahía de Guantánamo (en el extremo oriental de la Isla), en medio de la Guerra hispano –  cubano – norteamericana de 1898.

El hecho, conllevó tiempo después a la ocupación de esta porción de tierra del territorio cubano, escudada en la firma del Convenio de arrendamientos para estaciones navales y carboneras, que establecía una de las cláusulas de la Enmienda Platt, impuesta como apéndice de la Constitución de  1901

De esta forma, dos años después, se suscribió en La Habana el acuerdo para el arriendo de tierras en Guantánamo bajo la farsa de que así los Estados Unidos podrían intervenir para la mal llamada conservación de la independencia cubana.

Hacia el año 1934 con el Tratado de Relaciones entre Cuba y Estados Unidos la Enmienda Platt se abolió, sin embargo, el hecho no convalidó la permanencia de la base naval, sin fecha tope para su extinción.

Así, y a lo largo de la historia, la ocupación yanqui en Guantánamo ha sido denominada estación naval, base naval de operaciones  y desde 1952, base naval.

El sitio jamás ha servido, de modo alguno, para preservar la soberanía cubana sino todo lo contrario, ha sido el lugar propicio para provocaciones contra el país que han cobrado la vida de valiosos compañeros y más reciente de enclave para emigrados cubanos, haitianos ilegales y para prisioneros de guerra de los Estados Unidos.

El pueblo y gobierno cubano, jamás cesarán en su empeño de exigir, ante la comunidad internacional, la devolución de ese pedazo de suelo y así recuperar la total soberanía del territorio cubano.

Hoy, los hijos de esta tierra, herederos y seguidores de las tradiciones de lucha por las causas más justas soñamos con Un Guantánamo totalmente cubano.

Comparte esto!