EN AUDIO: Vildania está recuperada

Vildania Vázquez Jiménez //Foto cortesía de la entrevistada

En Manzanillo una de las historias que demuestran los logros de la salud pública cubana lo es, sin dudas, la excelente recuperación que han tenido los pacientes que hoy vencieron la COVID-19, luego de haber sido diagnosticados como positivos a esta enfermedad causada por el nuevo coronavirus Sars-Cov-2.
Atrás han quedado los tensos días que vivió la manzanillera Vildania Vázquez Jiménez, estadística del policlínico René Vallejo Ortiz, cuando al llegar a principios de agosto pasado con el fin de su misión en la hermana República Bolivariana de Venezuela; en el centro de aislamiento Villa Cautillo al sexto día recibió la confirmación de resultar positiva a la COVID-19.
Cuando le notificaron el resultado Vildania se llevó el susto más grande de su existencia porque estaba en riesgo su salud y su vida. Comenzaron los incontrolables deseos de llorar, y el nerviosismo se apoderó de ella, sin embargo una confianza le llegaba con los colores de la esperanza cuando le informaron que ella, junto al fisoterapeuta Roger Palomino Aguilera, el otro manzanillero que también se había infectado con el coronavirus en el exterior, iban a ser atendidos en el hospital Celia Sánchez Manduley de Manzanillo, única institución de Granma que estaba preparada para la recepción y tratamiento a estos tipos de pacientes.
«Yo me sentí segura estando en Cuba, mi Patria, y más cuando recibí todas las atenciones en el hospital Celia», dijo Vildania. «El contacto con mi familia durante esos días fue a través de la vía telefónica con un servicio habilitado sólo para nosotros. Recibía constantes llamadas de mi hijo quien recide en La Habana, mi sobrino y mi hermana que vive en Bayamo».
El sábado 15 de agosto salía esta colaboradora de alta médica del centro hospitalario manzanillero. Comenzaría otro período de cuarentena por 14 días más donde tuvo la constante y estricta vigilancia por los especialistas de su área de salud.
«Quiero dar las gracias al personal de la salud, sobre todo al equipo del hospital y a los del Consultorio Médico de la Familia (CMF) número ocho del Reparto Nuevo, donde pertenezco, por sus atenciones», expresó.
«Quiero enviar como mensaje a la población que se cuide mucho, que cumplan con el uso correcto de la mascarilla y el lavado constante de las manos, porque lo que viví es algo muy tenso», acotó.
Hoy hace justo 17 días que está recuperada y en espera del alta clínica y epidemiológica que le confirma la comisión evaluadora médica municipal integrada por psicología, trabajo social, psiquiatras, clínicos, fisiatra, nutriólogo, epidemióloga y especialistas en medicina general e integral. Ya puede andar por las calles de su ciudad sin miedo de contagiar a alguien, siempre acatando todas las medidas higiénico sanitarias que se orientan para este combate. Escuche en la siguiente entrevista el testimonio de lo que vivió en esos días del pasado mes de agosto.


Comparte esto!