Acciones que combaten a un molesto enemigo

Varias acciones se realizan en Manzanillo al detectar un foco de mosquitos //Foto Lilian Salvat

Manzanillo. Octubre 14.- El combate al Aedes Aegypti es un hecho permanente en nuestro municipio que realizan las autoridades de la salud pública, con el apoyo de la población para evitar enfermedades infectocontagiosas.

Este, en ocasiones, no es tan intenso como debe ser y es entonces cuando aparecen los focos del molesto mosquito que pone en riesgo a la población del área donde aparecen.
A partir de ese momento un gran equipo de especialistas intervienen para el enfrentamiento de esta situación, lo que permite el control oportuno, la pesquisa y la eliminación de las causas que lo provocaron.

Un papel importante en esta parte del combate de ese enemigo de la salud lo ocupan los especialistas del Centro de Higiene municipal, de los consultorios médicos de las familias y del Laboratorio de Entomología Médica del departamento de vigilancia y lucha antivectorial, del centro municipal de higiene. De las acciones en estos dos últimos factores conoceremos con algunos de sus protagonistas.

María del Carmen Sierra Lamas //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


María del Carmen Sierra Lamas, bióloga del departamento de vigilancia y lucha antivectorial explica que “cuando se detecta un foco lo primero que se hace es montar un puesto de mando para planificar todas las actividades que se van a realizar. Se mapifican dónde se encontró el foco, el radio que se va abarcar, el universo de viviendas y locales, la cantidad de equipos que se van a utilizar en el tratamiento, el combustible, el insecticida, el abate y la cantidad de personal que se va a usar, a todo esto se le llama radiobatida”.
Los operarios de la campaña antivectorial son los primeros que encuentran las muestras, ellos tienen el protagonismo en ese primer momento, luego “cuando se detectan las muestras primero llegan aquí al laboratorio entomología donde se detectan qué tipo de especie es, si resulta ser Aedes Aegypti se comunica al área de salud, y es cuando se comienzan a realizar estas acciones.

Los operarios de la campaña de lucha antivectorial son los primeros que encuentran las muestras //Foto Lilian Salvat
Las muestras se recogen y trasladan hacia el laboratorio de Entomología //Foto Denia Fleitas
En el laboratorio de Entomología se ccomprueba el tipo de especie del mosquito //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


En la radiobatida primero se llega a la vivienda que resultó ser positiva al foco, así como a las dos colindantes de ambos lados y de la parte de atrás para realizar el bloqueo de casos con el tratamiento focal, residual perifocal y adulticida.
Luego comienzan las diferentes acciones de la radiobatida como tal donde hacemos un tratamiento focal en el radio de acción que estamos abarcando, la manzana positiva y sus cuatro caras adyacentes.
En este tratamiento directo al foco se hace una inspección a la vivienda donde se abatizan todos los depósitos que contengan o puedan contener agua, y en estos momentos por la intensidad de la focalidad tanto en el área tres René Vallejo y la dos Ángel Ortiz, le estamos haciendo también el flameo para eliminar los huevos residuales que quedan en los depósitos”.
“Igual se hace un tratamiento residual a la manzana positiva como tal, y el tratamiento adulticida con pases por tres días consecutivos. Cuando hacemos un intensivo por la focalidad que abarque se realizan otras acciones en ese universo, en el que juegan un papel importante las actividades de saneamiento ambiental. En esto último tenemos bastante dificultad dentro y fuera de las viviendas, y juegan un papel activo los servicios comunales e hidrología”.
“Tenemos otra dificultad y es en los propios hogares de los moradores donde hay percepción del riesgo, pero olvidamos realizar el autofocal, el tapado correcto de los depósitos, la destrucción de aquellos almacenamientos que no son útiles dentro de la vivienda que nos afecta mucho y la gran cantidad de focos están apareciendo en los tanques bajos porque no los protegemos”.

Los operarios de la campaña de lucha antivectorial han detectado que en los hogares no se realiza el autofocal //Foto Denia Fleitas


“Otro papel importante son las acciones de promoción y educación para la salud que la realizan tanto los departamentos tanto del centro de higiene y de los policlínicos con charlas educativas, las visitas casa a casa y otras actividades más de promoción”.
En este laboratorio en medio de su ajetreo encontré a Carmen Rodríguez Meriño, auxiliar de limpieza, una persona muy importante del lugar, que desarrolla su desempeño aquí hace dos años. Ella realizaba la desinfeccion se los recipientes utilizados para las tomas de las muestras de los focos.

Carmen realiza el proceso de la desinfección de los pomos para recogida de las muestras //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


“Después que terminan los análisis de estas muestras los pomos pasan para acá y es cuando los desinfecto mediante un cepillado, y los enjuago con agua clorada para luego dejarlos en el proceso del secado”, dijo.
“Este trabajo tiene una gran importancia para evitar la contaminación de las muestras, además ayudamos con nuestro propio accionar la proliferación de cualquier mosquito”, explica esta mujer sin detener su labor y sin apartar la vista de lo que realizaba.

Carmen Rodríguez Meriño //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Otro momento fundamental es la intervención de los especialistas de los consultorios del médico de la familia. El doctor Daniel Rodríguez Hernández, médico del policlínico uno Francisca Rivero Arocha comentó que “por la parte de nosotros lo primero que hacemos es el bloqueo del foco, vamos a la manzana o donde se detectó el foco, pesquisamos esa área inmediatamente para buscar síndromes febriles o cualquier otro síntoma, y realizar las actividades de promoción en ese sitio”.
“Luego se pesquisa el área a 150 metros del radio de acción, que es donde debe volar el mosquito. Toda esa población que esté dentro de ese foco la controlamos durante 21 días consecutivos”.
En todo este proceso si detectan a una persona con fiebre o cualquier síntoma alarmante que pueda complicar su estado de salud los médicos cumplen un protocolo trazado para salvar las vidas. “Lo que hacemos en este caso es orientar inmediatamente el aislamiento, indicaciones de exámenes complementarios, la realización del análisis IGM al sexto día de los síntomas y buscar contactos de esos pacientes.
El aislamiento se cumplirá según la sintomatología del paciente dentro del hogar o en algún centro hospitalario, de acuerdo al cuadro clínico que presente el paciente”, agrego el doctor Daniel.

Dr. Daniel Rodríguez Hernández //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Este es un combate al que se le debe dar duro a ese molesto enemigo que al contagiarnos con enfermedades como el Zika, el dengue, el chikungunya, entre otros, que pueden conpromoter la vida de caulquier persona.

La clave está en prevenirlo y destruir todos los depósitos donde pueda radicarse. Entonces lo mejor es precaver que tener que lamentar. Al mosquito debemos darle duro y sin guante por la supervivencia de todos.





Al mosquito hay que darle duro en este combate //Foto Denia Fleitas