Cecilia: una mujer de campo

Cecilia Silva Palomino es una de las productoras más destacadas en Manzanillo //Foto cortesía de la entrevistada

Manzanillo. Octubre 15.- A la mujer que hoy les presento la conozco desde mi infancia, ella siempre se ha caracterizado por una entrega y dedicación total al campo allá en el kilómetro tres que aleja a esta ciudad de la zona rural de Ceiba Caridad.


Su nombre es Cecilia Silva Palomino, una usufructuaria que preside hoy la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Aníbal Arceo Fonseca, unidad agropecuaria manzanillera en la que se destacan las féminas entre la fuerza de trabajo. Son ellas la mayoría aquí, las que predominan en las labores que intercambian con la influencia masculina de los restantes cooperativistas.

Cecilia a sus 57 años es la presidenta de la CSS Aníbal Arceo Fonseca donde lleva nueve años como usufructuaria //Foto cortesía de la entrevistada


Cecilia nació ahí en el campo, es por eso que el amor a la tierra le viene de raíz y le corre por sus venas como torrente para facilitarle los éxitos que ha cultivado en esta comunidad rural. Su principal renglón productivo es el ganado menor, y ella se ha convertido en una de las mejores productoras en esta actividad en el municipio con resultados sobresalientes que la hacen distinguir entre las demás.


“Yo ingreso en la cooperativa en el 2012 como usufructuaria y por los resultados de trabajo me promueven en el 2015 a la dirección de la misma, responsabilidad en la que me mantengo actualmente.


Realmente es incomparable lo que uno siente cuando ve el resultado del trabajo. En lo personal me dedico a la producción del ganado menor pues me gusta mucho criar animales como los chivos, que son las cabras, y los ovejos, con ellos ayudo además al programa alimentario municipal.

Su especialidad es la producción del ganado menor //Foto cortesía de la entrevistada


Cuando asumí la presidencia de la cooperativa realmente esta estaba en una situación muy difícil pero hoy ya la entidad se ve con otro ambiente y con mejores posibilidades financieras y económicas. Estamos trabajando mucho, somos la primera cooperativa del municipio que tenemos completo el módulo pecuario preparado para instalarlo.


Pensamos aquí hacer tres recrías, una de chivo, otra de conejo, y una de caballos pues ya estamos comprando en Pilón seis yeguas para producir equinos. Contamos además el corral para la producción de cerdos de capa negra que nos permite también colaborar con el proyecto alimentario del municipio, y nos proyectamos en la búsqueda de una nave para la crianza de codorniz y producir huevos, entre otras cosas.


El amor a la tierra me vino por tradición pues al nacer en el campo toda la vida me gustó la parte agrícola, la cría de animales y en los cultivos varios me gusta la siembra de todo tipo, de ahí es de donde viene la inclinación a trabajar en la agricultura”, detalla esta humilde campesina.


Uno de los mayores aportes que brinda es el apoyo de manera gratuito a las lactantes y progenitoras con niños que tienen intolerancia a la leche de vaca. “Colaboro con madres que tienen niños alérgicos a ese alimento vital y les regalo la leche de chiva, nunca les he cobrado un centavo. Cuando ellas se acercan a mí yo les produzco diario un litro de leche para sus pequeños, eso me nace por amor, por eso no les cobro nada”, expresó.


“También en nuestras áreas hemos sembrado varios cultivos que nos han dado buenos resultados, el año pasado sembré tomate con el que produjimos el puré y además pudimos vender bastante a la población, y todavía nos queda puré que seguimos vendiendo en los mercados. Otras de las producciones que hemos logrado es la del plátano burro y el maíz”.


Cecilia confiesa además que en este trabajo siempre es bueno recibir el apoyo de la familia como la suya que ha estado a su lado en cada momento de las producciones. “Así mismo es, con el apoyo de mi hogar trabajo, incluso mis nietos pues dos de estos pequeños llevan una buena inclinación hacia la agricultura y con amor los estoy enseñando”, dijo Silva Palomino.


Cecilia no es de esas manzanilleras que comparten el criterio de que el trabajo en el campo es exclusivo para los hombres, ella lo demuestra con resultados cada día. “Esta labor es fuerte pero es muy linda porque además tú ves el resultado inmediatamente a veces tan hermosos que uno mismo se asombra.


En el caso de la cooperativa yo tengo 27 mujeres produciendo en la tierra, cuatro de ellas se dedican al ganado mayor, es decir son vaqueras, y el resto son del cultivo varios y del ganado menor pues igual se dedican a la crianza de ovejos y chivos, nuestra cooperativa está formada por mujeres que insiden mucho en la producción”, dijo.


Ella confiesa además que este trabajo no le impide en nada a la feminidad de las mujeres porque “no es cierto que para dedicarse a esta labor debemos descuidar nuestro aspecto físico, por la tarde luego de a nuestro trabajo podemos llegar a la peluquería, con nuestras manicuras a arreglarnos las uñas, en realidad eso no incide en nada”.


Cecilia está al frente de 145 usufructuarios en su cooperativa y es una mujer feliz, realizada, por eso encuentra la oportunidad precisa para transmitir un mensaje a las nuevas generaciones y una felicitación a todas las féminas que se dedican a estas labores.


“A los jóvenes les sugiero que deben inclinarse más a la producción de alimentos pues trae resultados económicos muy relevantes y además que es la base de la economía nacional.


Para mis colegas les mando una felicitación por el día de la mujer rural que bien merecido lo tienen todas las compañeras que producen en la agricultura, en especial las de mi cooperativa que son realmente mujeres admirables que lo dan todo por estar en la producción. ¡Felicidades a todas!”, así concluyó su testimonio Cecilia para continuar sus labores en el campo.


Hoy que es una fecha tan bonita para las féminas que se dedican a sacarle los mejores frutos a la tierra es lindo ofrecerle ese estribillo del maestro Cándido Fabré cuando les dedicó un homenaje a su hermosa labor: “Como hay mujeres en el campo, como hay mujeres trabajando”. Ellas se merecen toda nuestra admiración y gratitud por tan altruista labor.

Un comentario en “Cecilia: una mujer de campo

  1. QUE BUENO TENER MUJERES COMO CECILIA NO LA CONOCI ERSONAL MENTE ERO AQUI EN EL DEARTAMENTO DE CONTABILIDAD DEL HCSM SE HABLA MUCHO DE ELLA ,, DE CUANDO TRABAJO AQUI . FELICIDADES .

Los comentarios están cerrados.