Cierran aeropuerto de Cusco, Perú mientras aumenta represión contra manifestantes

A pesar de los siete muertos reportados hasta ahora, el general Víctor Zanabria informó que ante el nivel de violencia de grupos de manifestantes, la Policía elevará este martes su nivel de respuesta “con el uso de perdigones de goma”. | Foto: Jaime Herrera

La represión estatal a las protestas contra Dina Boluarte y el Congreso dejaron el lunes un total de siete fallecidos.

La intensidad de la represión estatal en Perú contra las protestas populares tras la destitución y encarcelamiento del presidente Pedro Castillo obligaron a las autoridades a cerrar este martes el aeropuerto internacional del Cusco y el servicio de trenes hacia la ciudadela de Machu Picchu.

LEA TAMBIÉN: 

Gobiernos de la región expresan preocupación por crisis en Perú

De acuerdo a un comunicado de la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac), el aeropuerto cusqueño será cerrado luego de lo que llamó “una turba de manifestantes” intentase ingresar a las instalaciones a través del “cerco perimétrico”, aunque omitió detalles sobre la represión policial.

Según la Corpac, ante la creciente violencia de las protestas, que hasta el momento se han saldado con siete muertes en varias localidades, la entidad ha solicitado el refuerzo de la Policía Nacional del Perú (PNP) y el apoyo de las autoridades competentes en el aeropuerto del Cusco “ante los posibles actos delictivos que atentan contra la infraestructura aeroportuaria, sistemas de navegación, control y vigilancia necesarios para las operaciones aéreas en dicha sede aeroportuaria”.

En adición, Aeropuertos Andinos del Perú informó que el aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón de Arequipa, otro de los epicentros de las protestas y la represión gubernamental, mantendrá la suspensión de sus operaciones debido a lo que llamó la “grave afectación” que ha sufrido la infraestructura aeroportuaria como consecuencia de actos de violencia.

Entretanto, el colectivo Renovemos Parinacochas anunció un paro indefinido desde la medianoche última: 
“En coordinación con las provincias de Lucanas, Parinacochas y Páucar del Sara Sara, el día doce de diciembre nos declaramos en paro nacional indefinido, dispuestos a tomar la panamericana Puquio- Lucanas con una sola fuerza de Ayacucho- Sur”, se lee en el comunicado.

A su vez, la Federación de Estudiantes del Perú (FEP), exigió a la presidenta de facto, Dina Boluarte, “No más represión y muerte”, así como que “extienda salidas inmediatas para solucionar la crisis política. Solicitamos a los organismos internacionales que intervengan en defensa de los derechos humanos”.

Se han convocado nuevas manifestaciones durante la jornada hacia las instalaciones del Congreso y la Presidencia.

A pesar de los siete muertos reportados hasta ahora, el general Víctor Zanabria informó que ante el nivel de violencia de grupos de manifestantes, la Policía elevará este martes su nivel de respuesta “con el uso de perdigones de goma”. 

A raíz de la convulsión social, el Gobierno instalado tras la destitución del presidente Pedro Castillo decretó este lunes el estado de emergencia por 60 días en siete provincias de Apurímac, mientras que las protestas y la represión también se sintieron en Lima.

La principal demanda de los manifestantes es el cierre del Congreso, la libertad inmediata de Castillo, la renuncia de Boluarte, el adelanto de elecciones y la convocatoria a una Constituyente.