Comercio mundial de productos falsificados mueve 460 mil millones de euros al año

Patio de contenedores. Foto: Reuters.
Patio de contenedores. Foto: Reuters.

El comercio de productos falsificados y pirateados ha alcanzado un volumen de 460 mil millones de euros anuales a nivel mundial, de acuerdo con un informe de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El informe Tendencias en el comercio de productos falsificados y pirateados señala que esa cifra equivale al 3.3 por ciento del comercio mundial.

En la anterior evaluación, cuyos resultados fueron publicados en 2016, el monto del comercio de productos falsificados y pirateados era de 338 mil millones de dólares, el 2.5 por ciento del comercio mundial total.

El problema es visible en la Unión Europea, donde el comercio de esos productos alcanzó un valor de 121 mil millones de euros, el 6.8 por ciento de las importaciones del bloque. En el anterior informe de 2015 el porcentaje era de cinco por ciento.

“La falsificación y el pirateo representan una amenaza importante para la innovación del crecimiento económico, tanto a nivel de la UE como a nivel mundial”, señaló un informe el director ejecutivo de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, Christian Archambeau.

Archambeau calificó como “muy preocupante” el aumento de las falsificaciones y consideró que se necesita “medidas coordinadas a todos los niveles” para enfrentar el fenómeno.

Las empresas y comercios más afectados por las falsificaciones están situados mayormente en la zona OCDE (Estados Unidos, naciones de la UE, Japón, Corea del Sur) pero un número creciente de otras economías se han visto afectadas, incluidas las de China, Brasil y Hong Kong, según el informe.

Las incautaciones aduaneras mencionadas en el informe muestran los principales países y regiones de donde proceden las falsificaciones, como China, Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Singapur, Tailandia, India y Malasia.

Según el informe, siguen aumentando los pequeños envíos de falsos productos, lo cual provoca un aumento de costes de verificación y dificultades suplementarias importantes a las autoridades.

El informe emplea datos de casi medio millón de incautaciones en aduanas llevadas a cabo por autoridades competentes como la Organización Mundial de Aduanas, la Dirección General de Fiscalidad y Unión Aduanera de la Comisión Europea y el Departamento de Seguridad del Territorio Nacional de EE.UU.

(Con información de agencias)