Con hat-trick de Cristiano, Real Madrid vence al Atlético y pone un pie en la final de Champions

Cristiano Ronaldo marcó un hat-trick ante el Atlético en la semifinal de la Champions. Lleva 10 goles en esta edición y 104 en total. Foto: AFP.
Cristiano Ronaldo marcó un hat-trick ante el Atlético en la semifinal de la Champions. Lleva 10 goles en esta edición y 104 en total. Foto: AFP.

Cristiano Ronaldo tuvo una noche de goleador imperial en el Santiago Bernabéu. Anotó de cabeza, con un bombazo y empujando un centro de la muerte. La Liga de Campeones le motiva más que cualquier otro torneo al astro portugués, quien lleva ocho goles en tres partidos contra las defensas del Bayern Munich y el Atlético de Madrid.

Gracias al líder histórico de goles en Champions (104 en 142 partidos), los blancos superaron 3-0 al Atlético de Madrid y se colocan a un paso de la final de Cardiff.

Crónica del partido

El Real Madrid fue muy superior al Atlético en todas las zonas del campo. Zidane tuvo un mejor planteamiento que el Cholo. En la imagen, Toni Kroos disputa un balón junto a Antoine Griezmann. Foto: Reuters.

El Real Madrid fue muy superior al Atlético en todas las zonas del campo. Zidane tuvo un mejor planteamiento que el Cholo. En la imagen, Toni Kroos disputa un balón junto a Antoine Griezmann. Foto: Reuters.

Cuando esta noche Madrid se eche a dormir, en todas las casas, en todas las camas, se aparecerá Cristiano Ronaldo. Media ciudad le aceptará en su sueño y sonreirá y celebrará como únicamente una persona que duerme puede hacerlo. La otra media se llenará de luces encendidas, de grifos abiertos, de sudores fríos. Un derbi es un viaje a la memoria y el Real Madrid siempre aterriza en el mismo recuerdo de triunfo.

Al Atlético le faltan aurícula derecha y ventrículo izquierdo, recuerdo de dos puñaladas recibidas en Lisboa y Milán. Y a pesar de ello sigue apretando como si tuviera el corazón completo. Dos heridas que no esconde, que luce con orgullo para no olvidar que tras cada caída hubo que levantarse. Y apareció en el Bernabéu con las cicatrices incandescentes por tener al enemigo cerca. Salió a morder y a apretar, pero tuvo que recular.

Porque Carvajal es un jinete con espuelas afiladas. Se colocó las espigas en las botas y golpeó en el lomo del equipo para hacerlo reaccionar. Se marcó un jugadón con Modric e Isco, le tiró un caño a Godín en el área y comprobó que Oblak se había puesto los guantes. Benzema, al que se le olvidó hacerse la transfusión de sangre de la Liga a la Champions, no cazó el rechace, pero el susto estaba dado.

El Madrid aprendió dónde había plantado las minas Simeone y empezó a pisar a diez centímetros de ellas. Salió de la presión y visitó a Oblak. En uno de esos arranques blancos, la bola le cayó en el lateral a Ramos, que recordó sus tiempos empadronado en ese código postal y puso un balón al área que despejó Savic y que llegó a dominios de Casemiro, quien ensayó una volea contra el suelo que se convirtió en un alley-oop perfecto que Cristiano cabeceó a la red.

El gol fue cafeína para un partido al que le hacía falta poco para volverse esquizofrénico. Oblak sacó un ala para volar y un guante para parar un cabezazo con muy mala idea de Varane. Casi al instante, al siguiente sorbo, Gameiro se plantó en la taquilla de Keylor, solo, con el balón a favor, pero el tico le sacó una mano efectiva, salvadora y fina, como un cordón de terciopelo, para negarle la entrada a su portería.

El Madrid acabó con las ilusiones del Altético. Los blancos han eliminado a los colchoneros dos veces en la final y una en cuartos en los últimos años. Esta vez, al parecer triunfarán en semis. Foto: AFP.

El Madrid acabó con las ilusiones del Altético. Los blancos han eliminado a los colchoneros dos veces en la final y una en cuartos en los últimos años. Esta vez, al parecer triunfarán en semis. Foto: AFP.

Y apareció el miedo. Los ataques era de tres jugadores. El resto aguantaban en el asiento trasero, con el cinturón puesto. Benzema tuvo una chilena que rozó el larguero y que le define a la perfección, único futbolista en el planeta en rematar en tal escorzo apenas sin ganas. Godín también rozó el gol tirándose en plancha intentando estirar su pierna más allá de los límites del cuerpo humano.

Pero nada cambió hasta que lo cambió el que cambia las cosas. Un pase que parecía ir a la nada de Marcelo lo recogió en la frontal Benzema, con la publicidad de la camiseta de Godín cosida a su dorsal. Karim preguntó quién había ahí detrás y en la mirada vio a Cristiano, le cedió el balón, Filipe se precipitó al suelo, nunca mejor usado el verbo, y Ronaldo soltó un zapatazo que pudo dejar rastro de pólvora para batir otra vez a Oblak.

La salida de Asensio y Lucas le dio al Madrid lo que más falta le hacía y lo que ya no tenían Isco ni Benzema. Oxígeno y sangre, necesidades básicas. Sacó el descabello de la funda y esperó que el Atlético humillara la cabeza para utilizarlo. Cada vez que los de Zidane robaban, la mirada rojiblanca se llenaba de niebla. Hasta que se apagó. Cristiano corrió como sólo un loco que olvida el último gol a los tres segundos del saque de centro siguiente puede correr, cedió a Lucas y el centro del gallego pasó por debajo de las piernas de Casemiro para caer en las botas de Ronaldo, que buscó la nuca atlética y no falló.

El plan de Simeone siempre fue darle la vuelta a ese calcetín llamado fútbol, pero el Madrid se lo comió igual que la zapatilla se traga el calcetín, irremediablemente. No se rendirá hasta ver el pitido inicial de la final de Cardiff, pero en el Bernabéu se quedó al borde de su área técnica, con su inquietante pero seductora mirada, mirando como si aquello que se abría ante él entre cuatro líneas de cal no fuese un terreno de juego sino un pozo, una oscuridad sin fondo donde había ido a parar su plan.

Cristiano pactó el entierro de un Atlético de luto. No hace falta esperarle ondeando un pañuelo en la estación, siempre está donde tiene que estar y cuando tiene que estar, es un tren sin retrasos, un reloj de arena siempre lleno en los dos lados del embudo. Un monstruo que seguirá apareciendo en las pesadillas rojiblancas, en cada esquina pintada de blanco. Cristiano tiene encargado un billete a Cardiff.

Cristiano anotó el segundo gol con un gran disparo en el límite del área. Foto: Reuters.

Cristiano anotó el segundo gol con un gran disparo en el límite del área. Foto: Reuters.

(Con informaciñon de Marca)

Zidane: “Hicimos un buen partido pero falta otro”

Zidadine Zidane (izq.) saluda al Cholo Simeone justo antes de comenzar el encuentro. Foto: AFP.

Zidadine Zidane (izq.) saluda al Cholo Simeone justo antes de comenzar el encuentro. Foto: AFP.

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, se mostró muy contento por la contundente victoria de su equipo ante el Atlético en la ida de las semifinales de la Champions (3-0).

Muy superior: “Hicimos un buen partido pero falta otro. Metimos tres goles y mantuvimos la portería a cero, pero hay partido de vuelta. Hasta que no pita el árbitro no sabes lo que va a pasar. Podemos estar contentos porque los chicos hicieron un gran partido. Estoy muy orgulloso de todos”.

Bandas: “Interpretamos muy bien el partido desde el principio. Isco jugó entre líneas y nos dio mucho. Lo han hecho fenomenal y tuvimos muchas ocasiones. Luego hicimos dos cambios para darnos amplitud y, sobre todo, equilibro defensivo”.

¿Puerta grande?: “Veremos”.

Hay partido de vuelta, dice Simeone: “Tiene razón. Nosotros interpretamos bien el partido. Hemos sido superiores cuando miras el partido y el marcador. Allí vamos a sufrir seguro”.

Controlar al euforia: “Podemos estar contento y felices de lo que hicimos. Pero nos queda mucho en la Champions y en la Liga. No vamos a tener euforia”.

Cristiano: “No sé si es por las rotaciones, pero el gol lo tiene. Es único. De vez en cuando tiene que descansar y él lo sabe porque es inteligente. Luego, en el equipo, sale uno, entra otro… es impresionante”.

Su futuro: “Estoy feliz en el Madrid, disfruto todos los días con mis jugadores. pero no hemos ganado nada y hay que estar enchufados, yo el primero. No es nada fácil lo que estamos haciendo”.

La fuerza más grande de este Madrid: “Siempre intentar jugar, porque tenemos futbolistas muy buenos, y tener paciencia, porque podemos hacer daño a a cualquier equipo”.

Cholo Simeone: “Toca recuperarse”

El Cholo Simeone confía en su equipo y espera un milagro el próximo miércoles en el Vicente Calderón. Foto: Javier Gandul/ AS.

El Cholo Simeone confía en su equipo y espera un milagro el próximo miércoles en el Vicente Calderón. Foto: Javier Gandul/ AS.

El Cholo Simeone se mostró molesto con el árbitraje y aludió a la responsabilidad del árbitro en el primer tanto del Real Madrid. En dicha jugada el conjunto colchonero reclama fuera de juego de Cristiano en la acción que precede al gol, situación que no consideró así el colegiado Martin Atkinson.

Su defensa en el posible fuera de juego de Cristiano. “Daba igual si estábamos dentro o fuera, el árbitro hubiera decidido lo que hubiera querido. ¿Indirecta? No, es una directa. La vi gol, cuando entra dentro del arco y el árbitro señala el medio, es gol”

El partido. “El primer tiempo fue impreciso de los dos, había sensación de peligro, ellos encontraron el gol, tuvimos una clara de Gameiro que sacó bien Keylor… El segundo tuvimos la pelota, pero no tuvimos situaciones de gol y ellos con espacios son fuertes y nos hicieron daño por lo concretos que fueron. Queda atrás este partido, hay que pensar en el choque liguero del sábado, y a veces suceden cosas inesperadas en el fútbol y el fútbol es maravilloso. Creo que todavía quedan opciones”.

No se le vio dando indicaciones en los instantes finales del partido… “No había que dar indicaciones ya al final”.

Lucas. “Lo hizo bastante bien en una posición que no es la suya”.

¿Cuál es la sensación que hay en el vestuario del Atlético?. “Toca recuperarse, el sábado hay un partido, el fútbol es maravilloso, es imposible y tiene cosas inesperadas. Es maravilloso. Hasta la última gota de posibilidades, nos la jugaremos”.

El Real Madrid aprovechó sus ocasiones… “El fútbol es lo que sucede en el campo y el rival fue mejor, sobre todo en lo concreto que fue. Y felicitarlo. Ahora hay que irse a dormir, descansar y luego jugar todas las opciones, aunque sean mínimas que tengamos de pasar a la final”.

¿Está más decepcionado o enfadado?. “Tengo la sensación de tranquilidad, más que nunca de estar tranquilo. E intentar algo imposible. Pero como nos llamamos Atlético de Madrid podemos ser capaces”.

Ronaldo: “Hay que felicitar a todo el equipo, que estuvo tremendo”

Cristiano celebra eufórico junto a sus compañeros luego de anotarle al Atlético, lleva 22 tantos contra el conjunto colchonero. Foto: Getty Images.

Cristiano celebra eufórico junto a sus compañeros luego de anotarle al Atlético, lleva 22 tantos contra el conjunto colchonero. Foto: Getty Images.

Cristiano Ronaldo se mostró satisfecho tras la victoria. El jugador aseguró que su equipo hizo “un partido total”, pero apuntó también que la eliminatoria “no está cerrada”.

Desarrollo del partido: “Hay que felicitar a todo el equipo, que estuvo tremendo. A mí me ha tocado marcar los goles. Hemos jugado bien desde el principio hasta el final. Otras veces tuvimos cerca ganar pero no lo logramos. Como en la Liga, que tuvimos ocasiones y al final empatamos. Otras veces Oblak estuvo fenomenal. Afortunadamente han entrado hoy las ocasiones”.

Hat-trick: “Me tocó a mí marcar los goles, pero el equipo jugó bien de principio a fin. Los goles vienen de forma natural y normal. También estoy feliz porque he marcado mi gol 400 con el Real Madrid”.

Partido de vuelta: “Fue un partido total del equipo. El equipo ha estado fenomenal. Es una buena ventaja este resultado, pero no es definitivo. Tenemos que trabajar aún el próximo miércoles porque el Atlético de Madrid es un gran equipo. No está en semifinales por casualidad”.

Ovación del Bernabéu: “Sólo quiero que no me silben. Por lo demás, siempre intentaré darlo todo por ellos”.

Dani Carvajal se fue lesionado luego de un choque frente a Saúl Ñíguez. Foto: AP.

Dani Carvajal se fue lesionado luego de un choque frente a Saúl Ñíguez. Foto: AP.

El capitán Sergio Ramos celebra junto a la estrella del partido, CR7. Foto: AFP.

El capitán Sergio Ramos celebra junto a la estrella del partido, CR7. Foto: AFP.