Coordinador residente de la ONU en Cuba: La Cumbre del G77 y China tiene una importancia estratégica (+ Video)

Coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba, Francisco Pichón. Foto: Cubadebate
Coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba, Francisco Pichón. Foto: Cubadebate

Cuba, en su condición de presidente pro tempore del Grupo de los 77 y China en 2023, convocó a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno con el tema “Retos actuales del desarrollo: Papel de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación”, la cual se realizará los próximos días 15 y 16 de septiembre en La Habana.

La Cumbre está llamada a contribuir a los esfuerzos para avanzar hacia un enfoque unitario de los países del Sur, en relación con los grandes retos y desafíos que enfrentan nuestras naciones en la esfera internacional.

Será, asimismo, un espacio de concertación fundamental de cara a la Cumbre Global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que tendrá lugar el 18 y 19 de septiembre en la sede de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, y a la Cumbre del Futuro que se celebrará en 2024.

Al confirmar su participación en el evento de alto nivel que tendrá como escenario el Palacio de las Convenciones de la capital cubana, el secretario general de la ONU, António Guterres, destacó que será de vital importancia para devolver a su camino los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Guterres dijo en su mensaje que en la cita de La Habana llamará a utilizar la ciencia y la tecnología para el bien, así como a garantizar que el multilateralismo beneficie a todos los países.

A menos que actuemos ahora, los ODS podrían convertirse en un epitafio de un mundo que podría haber sido. Es una cuestión de vital importancia para el bloque que agrupa la voz global del Sur, subrayó.

Enfatizó, además, que la diplomacia es más importante que nunca para sortear las tensiones en un mundo multipolar emergente y que el diálogo sigue siendo la única manera de encontrar enfoques conjuntos y soluciones comunes a las amenazas y desafíos globales actuales.

Sobre la participación del Secretario General de la ONU en la Cumbre del G77 y China, Cubadebate conversó con el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba, Francisco Pichón.

“La visita del Secretario General de la ONU a Cuba para participar en la Cumbre del Grupo de los 77 y China tiene una importancia estratégica de cara a la Cumbre Global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“El Grupo de los 77 y China constituye las dos terceras partes de los Estados miembros de las Naciones Unidas y representan alrededor del 80% de la población global. Es una voz del Sur muy importante, sin la cual los consensos internacionales no se pueden lograr”, dijo el diplomático, de origen colombiano.

Pichón destacó el papel del país como presidente pro tempore del Grupo de los 77 y China durante el 2023. “Cuba ha sido un abanderado en hacer más inclusivo ese multilateralismo impulsado a través del Grupo de los 77 y China, como una voz importante para poder rescatar la Agenda 2030 y el camino, la marcha, hacia el logro de los ODS.”.

Al referirse al mensaje que traerá el Secretario General de la ONU a la Cumbre, explicó que este ha tenido una agenda bastante intensa en las últimas semanas.

“Guterres ha participado en la Reunión de África sobre la financiación para la adaptación y la mitigación al cambio climático, en la Cumbre de las Naciones del Sudeste Asiático, y en la Cumbre del G20. Su mensaje en esos foros ha sido contundente sobre temas como la reforma al sistema financiero internacional, la atención al cambio climático, y en general la agenda del multilateralismo. Por eso su presencia en Cuba, y en esta reunión clave del G77 y China, es una plataforma para estimular a la acción y al compromiso del rescate de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

De acuerdo con Pichón, existen muchas expectativas de cara a la reunión en Nueva York. “La Cumbre Global de los ODS se lleva a cabo en el medio camino del periodo de la Agenda 2030”.

En 2015, los Estados miembros de las Naciones Unidas adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible como un plan compartido para lograr la paz y la prosperidad de las personas y el planeta, en la actualidad y en el futuro.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible exigen la acción de todos los países, desarrollados y en vías de desarrollo, para erradicar la pobreza y alcanzar un abanico de objetivos sociales, económicos, medioambientales y climáticos.

“El 2023 es el medio camino recorrido de esa Agenda, y salimos –o estamos saliendo- de un tiempo muy complejo, de la recuperación de la pandemia. Tenemos en estos momentos un conflicto internacional en Ucrania. A lo cual se suman muchos otros factores que han descarrilado la Agenda 2030 y el compromiso de los países hacia los ODS.

“En la Cumbre Global, las Naciones Unidas y el Secretario General van a estimular un movimiento internacional de rescate de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, involucrando no solamente a los Estados miembros, sino también a la academia, al sector privado, a la sociedad civil, y a todos los ciudadanos y ciudadanas.

“En ese sentido, la plataforma del Grupo de los 77 y China y el evento en La Habana, son un medio de promover ese movimiento utilizando los mensajes que el Secretario General ha estado comunicando en todos estos eventos internacionales sobre la importancia de recuperar el tiempo perdido en el logro de los ODS, y también la importancia de tener un sistema financiero internacional más inclusivo, más justo, para que los Estados miembros puedan financiar y hacer las inversiones requeridas en el tiempo que queda para alcanzar las metas hasta 2030”, comentó.

La visita del Secretario General de la ONU a Cuba para participar en la Cumbre del Grupo de los 77 y China tiene una importancia estratégica de cara a la Cumbre Global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, dijo Francisco Pichón. Foto: Cubadebate

El coordinador residente comentó que el Secretario General de la ONU quiere estimular a los Estados miembros a hacer propuestas audaces hacia la recuperación de la Agenda 2030 y cómo hacerlo de manera efectiva en sus respectivas agendas económicas y políticas.

“El financiamiento para el desarrollo es clave para los países”, opinó el diplomático, al argumentar que dado el contexto internacional y los impactos de la pandemia, muchos países han adquirido deudas significativas, lo cual es a la vez impedimento para realmente preocuparse por hacer las inversiones requeridas para alcanzar cada una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Por eso la financiación para el desarrollo y la reforma de la arquitectura del sistema financiero internacional son temas centrales para que los países puedan avanzar en esa Agenda”, insistió.

Pichón detalló que son 17 los Objetivos de Desarrollo Sostenible en diferentes ámbitos, y que detrás de cada uno de ellos hay metas específicas. “La revisión que se ha hecho por parte de las Naciones Unidas a nivel global de cómo se ha avanzado y en qué momento de esa Agenda 2030 estamos, en cuanto a logros, arroja los enormes desafíos que aún tenemos”.

La ONU ha publicado recientemente que a mitad de camino hacia el 2030, los ODS atraviesan graves dificultades. “Una evaluación preliminar de los aproximadamente 140 objetivos específicos con datos demuestra que solo alrededor del 15% están siguiendo el plan; cerca de la mitad, aunque esta muestra ciertos progresos, está moderada o gravemente desviada del plan, y alrededor del 37% no ha visto ningún movimiento o ha retrocedido por debajo de la línea de referencia de 2015”.

El organismo multilateral advierte que “la falta de progresos relacionados con los ODS es universal, aunque es muy evidente que los países en vías de desarrollo y las personas más pobres y vulnerables del mundo están soportando la peor parte de nuestro fracaso colectivo”.

Pichón resaltó, no obstante, que Cuba ha obtenido logros importantes en la Agenda 2030. “En algunas de las metas en temas como salud, educación, protección social, ha habido importantes avances. Pero, por supuesto, las condiciones adversas, el contexto internacional que afecta a Cuba, implica la necesidad de hacer grandes esfuerzos para poder mantener la calidad y la sostenibilidad de esos logros”.

En ese sentido, dijo, el Sistema de Naciones Unidas en Cuba está muy involucrado en el acompañamiento a las prioridades del país para trabajar en cada uno de esos temas claves.

“Siendo Cuba un país que está excluido del sistema financiero internacional, este trabajo implica enormes desafíos para el país, que tiene que avanzar con sus propios recursos; pero nosotros como Sistema de Naciones Unidas hacemos todos los esfuerzos para trabajar en el acompañamiento a esas prioridades, buscando siempre la forma adecuada de enfrentar los obstáculos”.

Agregó que Cuba irá a la Cumbre Global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Nueva York, luego de la Cumbre del G77 y China. “Entendemos que participará al más alto nivel, para establecer allí los compromisos del país hacia la Agenda 2030”.

Subrayó además que el país ha sido un precursor de la solidaridad internacional. “Lo hemos visto en momentos de desafíos globales como la pandemia”, dijo.

“El tema de la Cumbre del G77 y China es el rol de la ciencia, la tecnología, y la innovación para superar los desafíos del desarrollo sostenible. Y Cuba es un país que a pesar de sus limitaciones y las dificultades en el contexto, siempre ha invertido en ciencia y tecnología.

“Sabemos cómo en medio de la pandemia se generaron y se produjeron vacunas que no solamente tuvieron un impacto enorme para la población cubana, sino también para otros países del mundo a donde fueron enviadas.

“Cuba sabe que el tema de la solidaridad es fundamental y a través de su presidencia pro tempore en el G77 y China ha promocionado inclusive programas de cooperación Sur-Sur, que se establecerán durante este año y que trascenderán más allá del periodo de su desempeño frente al Grupo. Siempre en el espíritu de la cooperación Sur-Sur y la necesidad de eliminar las diferencias entre los países del Norte y del Sur en cuanto al acceso a la ciencia y la tecnología”.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres. Foto: ONU/Archivo

En otro momento de su diálogo, el coordinador residente se refirió a las prioridades que el Sistema de Naciones Unidas, con sus 22 agencias activas en Cuba, promueve en el país.

Enumeró que los temas que se han priorizado en la cooperación incluyen el financiamiento para el desarrollo, la articulación de los nuevos actores económicos en el tejido productivo y económico del país, el fortalecimiento de los sistemas alimentarios locales, los avances en el desarrollo territorial y en el fortalecimiento de las capacidades municipales.

Así también el apoyo a la industria biofarmacéutica, la lucha contra los impactos del cambio climático, la evolución de la matriz energética, la preparación y la respuesta a emergencias en la condición de Cuba como un Estado insular, y el fortalecimiento de las políticas y de los programas sociales.

“Estos son temas claves de nuestro acompañamiento al país, alineados a las prioridades del Plan Económico Nacional de Cuba hasta 2030”, aseguró, al apuntar que son aspectos articulados igualmente en el Marco de Cooperación de la ONU para el desarrollo sostenible.

Al concluir, Pichón enfatizó en que la motivación de la Cumbre Global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es rescatar la Agenda 2030.

“Es evidente que la atención de los Estados miembros ha estado ocupada en salir adelante después de la pandemia, en la recuperación económica, y lo que busca el Secretario General –y lo vamos a escuchar cuando esté aquí en La Habana- es que los Estados miembros se comprometan con la Agenda. Y ese compromiso depende también del apoyo de otros socios, de la cooperación, del financiamiento para el desarrollo que es fundamental. Por eso la importancia que se le ha dado al tema de la reforma de la arquitectura el sistema financiero internacional. Porque sin inversiones los Estados no van a poder avanzar en esa agenda de manera significativa”.

Comentó que muchas veces ha escuchado que la esperanza es la moneda de las Naciones Unidas. “Entonces tenemos que ser positivos en cuanto al rescate de la Agenda 2030, es nuestra brújula, y orienta todos los compromisos que los Estados miembros hacen”.

La Cumbre Global del 18 y 19 de septiembre negociará una declaración política consensuada y proporcionará directrices políticas de alto nivel sobre acciones transformadoras y aceleradas para alcanzar los ODS antes de la meta del 2030.

“Es complejo por supuesto, hay muchos desafíos, pero nuestro rol como Sistema de Naciones Unidas es realmente impulsar esa marcha en la Agenda 2030, acompañando a los países y focalizando nuestro apoyo en inversión, políticas y asistencia técnica en las áreas identificadas como prioridades”.

En video, reporte de Canal Caribe