COVID-19 en el mundo: OMS confirma seis vacunas en fase III, pero pide cautela

COVID-19 named by WHO for Novel coronavirus NCP concept. Doctor or lab technician holding blood sample with novel (new) coronavirus N.C.P. in Wuhan, Hubei Province, China, medical and healthcare
COVID-19 named by WHO for Novel coronavirus NCP concept. Doctor or lab technician holding blood sample with novel (new) coronavirus N.C.P. in Wuhan, Hubei Province, China, medical and healthcare

El jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Dr. Michael Ryan, explicó que actualmente existen seis vacunas contra la COVID-19 en fase III, aunque también pidió cautela al respecto.

Según un reporte de RT Noticias, durante una rueda de prensa celebrada este jueves en Ginebra (Suiza), Ryan indicó que varios países están trabajando “muchísimimo” para acelerar el desarrollo de vacunas contra la nueva enfermedad.

En este sentido, precisó que hay “más de 140 candidatos de vacunas, 26 ensayos clínicos y seis ensayos de fase III”, lo que significa que han ido “muy rápido” para el poco tiempo que llevan.

El representante de la OMS explicó que ahora tienen que “seguir de cerca” los ensayos para verificar la seguridad y la eficacia de estas vacunas en fase avanzada. De demostrarse que cumplen con esos criterios, se empezará a producir la vacuna para poder suministrarla a la población, agregó.

“Pero tenemos que ser extremadamente cautos a la hora de vacunar […] a miles de personas”, dijo Ryan, argumentando que hay que descartar posibles efectos adversos. “El reto es saber si tenemos suficientes vacunas para todos los habitantes del mundo”, concluyó.

En los ensayos de fase III, que evalúan la eficacia y la seguridad de la vacuna, pueden llegar a participar miles de sujetos de la “población objetivo” y “se llevan a cabo en condiciones de campo similares al uso rutinario futuro”, explica un artículo de Journal of Postgraduate Medicine.

En la misma rueda de prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que debería haber un “consenso global” para hacer de cualquier vacuna contra el coronavirus un producto de salud global, destacando que hacerlo es una elección política, ya que el nacionalismo no ayudará a combatir la pandemia.

Este lunes, Adhanom Ghebreyesus advirtió, no obstante, que tal vez nunca habrá una «bala de plata» que permita terminar definitivamente con la pandemia, que ya ha dejado casi 700 mil muertes y más de 18 millones de infectados en todo el mundo.

El jefe de la OMS aseveró que la búsqueda de la vacuna contra el nuevo coronavirus es «histórica», porque se está desarrollando a una velocidad sin precedentes. Asimismo, precisó que existe la preocupación de que no se encuentre una vacuna que funcione, o de protección limitada a unos pocos meses, lo que no se sabrá hasta que concluyan los ensayos clínicos.

Por su parte, Tarik Yazarevich, portavoz del organismo, indicó que garantizará el acceso a la vacuna de la COVID-19 para todos los países mediante el mecanismo COVAX. Asimismo, comentó que el objetivo es que “para finales de 2021 se puedan distribuir de manera equitativa alrededor de 2.000 millones de dosis de la vacuna”.

África superó el millón de casos confirmados de la COVID-19

Foto: Kim Ludbrook / EFE.

África superó este jueves el umbral del millón de contagios de COVID-19 con algo más de 22 mil muertes y la pandemia concentrada especialmente en Sudáfrica, país que acumula más de la mitad de los casos del continente.

Hasta la noche del jueves, África registraba 1 millón 7 mil 99 contagios; entre los cuales 22 mil 34 resultaron en fallecimientos y 688 mil 234 son ya pacientes dados de alta, según los datos recopilados por Efe a partir de la información de los Gobiernos, la Unión Africana (UA), la ONU y la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos).

La pandemia avanza, en general, a paso moderado, pero el continente ha realizado solo unos 8,8 millones de test (de los cuales un tercio corresponden solo a Sudáfrica) para una población total de más de mil 200 millones de habitantes.

Esa cantidad es insuficiente para dar una respuesta adecuada a la propagación del coronavirus, advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De hecho, según los datos recopilados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África (África CDC), organismo dependiente de la UA, casi el 80 % de los test realizados en el continente corresponden a Sudáfrica, Egipto, Nigeria, Ghana, Marruecos, Kenia, Etiopía, Ruanda, Uganda y Mauricio.

“La falta de testeo está llevando a reportar de menos los casos de COVID-19 y nos impide entender el marco completo de la pandemia de COVID-19 en África”, alertó hoy la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, durante una conferencia de prensa virtual.

“Tenemos que darle la vuelta a esto para que los países puedan calibrar su respuesta, asegurando que sea la más efectiva, y según los casos se mueven hacia el interior (de cada nación), los test deben descentralizarse de las ciudades capitales”, añadió Moeti.

En este contexto la OMS ha empezado a reforzar su apoyo a los países africanos que más preocupan, tanto en cuanto a material sanitario como movilizando equipos de expertos para dar respaldo técnico sobre el terreno.

Sudáfrica, por ejemplo, dio la bienvenida ayer a 17 especialistas de refuerzo.

Esa nación austral, que acumula 538 mil 184 contagiados y 9 mil 604 muertes, es con diferencia el país africano más golpeado por la pandemia -y el quinto con más infecciones en todo el mundo-, seguido por Egipto (94 mil 875 casos, 4 mil 930 muertos), Nigeria (44 mil 890 casos, 927 muertos), Ghana (39 mil 642 casos, 199 muertos) y Argelia (33 mil 626 casos, mil 273 muertos).

Del millón de contagiados en todo el continente, casi el 2 % son trabajadores sanitarios (unos 15 mil 300), según África CDC.

En el lado positivo, la tasa de letalidad del coronavirus en el continente (2,18 %) es bastante menor que la media global, que ronda el 4 %.

Además, la pandemia ha mostrado cierta ralentización en los últimos días, según los informes de África CDC, ya que en las últimas siete jornadas el porcentaje de incremento de casos se situó en el 11 %, frente al 16 % que se había registrado en la semana anterior.

Esa ralentización incluye también al gran epicentro, Sudáfrica, que está empezando a ver las primeras señales de mejora tras varios meses de aumento explosivo de los casos, si bien las autoridades sanitarias del país han advertido que aún hay que ser cautos a la hora de sacar conclusiones.