Cuba entre los cuatro grandes y único equipo invicto en Copa Mundial Sub-15 de Béisbol

Foto: WBSC

Hermosillo.- A un out de la derrota, con un hombre en primera base y dos carreras por debajo, parecía que Cuba perdía el invicto este jueves en la V Copa Mundial Sub-15 de Beisbol, con sede en esta ciudad del norte de México.

El derecho boricua Alián Elías Martínez mantuvo “apagados” a los muchachos de Alexander Urquiola durante 5.2 entradas, basado en el control, rectas de velocidad y rompientes efectivos. 

Apenas dos carreras pudieron marcársele con cinco jits y dos boletos, mientras ocho hombres recibían ponches y varios quedaban en circulación. El serpentinero de la Isla del Encanto se las agenció para ir apagando las leves rebeliones cubanas.

Los llegados desde San Juan abrieron el marcador en la parte alta del segundo acto, gracias a boleto a Dylan Rivera, tubey de Gustavo Meléndez (1CI) y toque de sacrificio por la vía 13 de Dwen Navarro (1CI).

Esa ventaja, sin embargo, les duró muy poco, pues los cubanos empataron en la conclusión de esa propia entrada con sencillo de Roberto Peña, doblete de Segián Pérez (1CI) y jit de Dulieski Ferrán (1CI).

La tranquilidad volvió al banquillo de la Mayor de las Antillas, pero por escaso tiempo. Sucedió que el abridor Yordan Rodríguez llenó de bolas a Francis García y Carlos Carlo, con lo cual se fue a las duchas y dio paso al derecho artemiseño Ernest Machado.

El recién llegado botó un lanzamiento que hizo avanzar a los corredores y luego sacó un out por rolata a la antesala (sin asistencia). Después golpeó a dos hombres y vio entrar de “caballito” la tercera carrera de sus rivales. Ahí mismo “explotó” y dio paso al zurdo villaclareño Alex Acosta, quien caminó el partido durante 2.1 entradas a base de tres jits, una carrera, un boleto y dos ponches.

Esa cuarta anotación de los boricuas cayó como balde de agua fría sobre el elenco cubano, que no había podido empatar y veía cómo se ensanchaba su desventaja (4×2). 

La rayita llegó en la parta alta de la quinta entrada después de dos outs, mediante boleto a Dylan Rivera, jit por el torpedero de Juliomar Campos y doblete de Gustavo Meléndez.

Así llegaron las hostilidades al cierre de la séptima entrada, con la única diferencia de que Alián Elías ya no estaba en el montículo y su elenco se encomendaba a la suerte del cerrador Keniel Miranda.

Con dos outs en la pizarra y Segián anclado en primera base, comenzó la metamorfosis cubana… Maikol Rodríguez negoció el boleto, Alejandro Cruz pegó tubey al jardín izquierdo que trajo desde la intermedia a Segián y dejó corredores en tercera y segunda bases; el mentor boricua boleó a Yaidel Ruiz para tener out en todas las esquinas y apostó porque su lanzador controlara al talentoso Roberto Peña.

El inicialista cubano se metió rápido en cuenta mala de dos strikes sin bola, pero después siguió bien un lanzamiento hacia la zona de afuera y la empujó de línea a la pradera derecha, suficiente para traer las carreras del empate y la victoria.

Por supuesto que se hizo la locura en el Estadio Sonora, de esta ciudad, donde los parciales boricuas no daban crédito a lo sucedido y los cubanos celebraban en grande su quinto triunfo en línea en la justa. 

Esa imbatibilidad significa que transitan por la súper ronda con balance de 3-0, ya inalcanzable para las novenas de Puerto Rico y Panamá (0-3). También indica estarán en la disputa de una medalla el domingo próximo, ya bien la de oro o la de bronce.

Importante destacar las actuaciones monticulares de Danel Reyes (1.1 ENT, 1H, 1BB y 3K) y Mailon Batista (1.0 ENT, 1K), este último el ganador del partido. En verdad, el empleo del staff por parte de Urquiola permitió que los rivales no se separaran demasiado y pudiéramos regresar al partido y ganarlo.

En otros desafíos del día en la súper ronda, Estados Unidos sacó del “congelador” una victoria ante Panamá (6×5) y Taiwán venció a Japón 6×4. La tabla de posiciones muestra a Cuba (3-0) por delante de Taiwán, Japón y Estados Unidos (2-0), y de Puerto Rico y Panamá (0-3).

El próximo compromiso de los cubanos será este viernes ante Japón en el estadio Héctor Espino, a partir de las 10:30 p. m. hora de la Isla.