Cuba frente a la COVID-19, día 25: Últimas noticias

Uso obligatorio en transporte publico del Nasobuco. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Uso obligatorio en transporte publico del Nasobuco. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
  • Personas involucradas en propagación de epidemia en Camagüey
  • Barcos mercantes con alimentos arriban a La Habana
  • La Habana mantiene seguimiento a El Carmelo, el Cerro y Habana del Este
  • Inspeccionan en Cienfuegos aplicación de medidas contra la COVID-19

Cuba continúa en el trabajo sistemático contra la COVID-19 desde que el 11 de marzo se reportaron los primeros casos positivos con la enfermedad en el país. Hasta el momento la Isla acumula un total de 288 personas contagiadas con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Personas involucradas en propagación de epidemia en Camagüey

Jacqueline Ballester Aranda, fiscal jefa del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial de Camagüey, dijo a Radio Cadena Agramonte que las mayores denuncias en ese territorio se corresponden con el delito de propagación de epidemia.

En ese sentido, hay ocho personas involucradas, debido a negativas de viajeros procedentes del exterior a cumplir con el aislamiento social indicado para preservar la salud de sus familiares y la comunidad.

También, se procesan cuatro casos por especulación y acaparamiento, a partir de la ocupación de grandes cantidades de productos deficitarios, tanto alimenticios como de higiene, de primera necesidad para la población o imprescindibles para combatir la COVID-19.

Por la adquisición de 18 litros de cloro, con el objetivo de comercializarlos a mayor precio, se juzgó a un ciudadano que recibió una sanción de seis meses de privación de libertad; en tanto a otro le fue ocupada similar cantidad.

Por otro lado, se han recuperado 652 libras de malanga y 175 de arroz; en ambos casos, tenían como objetivo la actividad económica ilícita, y, por ejemplo, el demandado cereal, estaba siendo comercializado a ocho pesos la libra.

Se produjo un robo con fuerza en una placita (punto de venta de productos agropecuarios) de la ciudad de Camagüey, cuyos autores sustrajeron 38 sacos de papa y las pesas de la unidad. Los implicados ya se encuentran detenidos y sujetos a investigación.

La Fiscal Jefa del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial agregó que se han presentado manifestaciones de desacato a las autoridades, incluyendo las sanitarias y del orden público, que han recibido ofensas ante la solicitud de colocación del nasobuco en la vía pública y la indicación de aislamiento en los centros habilitados para tales efectos.

El Código Penal cubano vigente impone sanciones que van desde tres meses hasta un año de privación de libertad por la modalidad básica del delito de propagación de epidemia; de tres a ocho años por robo; de tres meses a un año por desobediencia, actividad económica ilícita, especulación y acaparamiento.

Barcos mercantes con alimentos arriban a La Habana

Más de 200 obreros y oficiales marítimos no reparan en esfuerzo en el puerto habanero para ganarle tiempo al día y lograr que el producto llegue con prontitud y sin falta a la mesa de la familia cubana. Foto: Ricardo López Hevia.

Con el inicio del mes de abril arribaron al puerto de La Habana dos barcos mercantes con alimentos que deben distribuirse por todo el país, con el objetivo de que lleguen sin falta a la mesa de la familia cubana en estos tiempos de pandemia.

Estas motonaves proceden de aguas internacionales, realizaron periplos por los océanos y atracaron en diferentes puertos, de ahí que se extremen las disposiciones sanitarias establecidas ante la actual pandemia del nuevo coronavirus.

Una de las motonaves trae en sus bodegas miles de toneladas de arroz, parte de cuya carga es descargada en la rada capitalina, mientras la otra parte de ese producto será trasladado por la propia embarcación hacia Santiago de Cuba. El otro buque descarga maíz y con posterioridad se dirigirá hacia otros países.

Más de 200 obreros y oficiales marítimos no reparan en esfuerzo en el puerto habanero para ganarle tiempo al día y lograr que el producto llegue con prontitud y sin falta a la mesa de la familia cubana.

En tiempos normales, las tripulaciones de ambos barcos podían desembarcar, tras cumplir los protocolos aduanales correspondientes, pero en tiempo de la COVID-19 están confinadas a las instalaciones de los buques mercantes.

Los marineros cubanos que trajeron el arroz podrán tocar tierra y reunirse con sus seres queridos en la Isla una vez que cumplan los protocolos de cuarentana, mientras la otra tripulación continuará viaje hacia otros países.

Yosvany Fernández Rey, director de la unidad empresarial de base Habana, de la Empresa de Servicios Portuarios de Occidente, precisó que ninguno de los 17 buques que han arribado desde enero a la rada capitalina ha caído en sobrestadía.

La Habana mantiene seguimiento a El Carmelo, el Cerro y Habana del Este

Señaló Torres Iríbar que debe hacerse un trabajo proactivo para verificar quiénes son aquellas personas que deben permanecer aislados en sus domicilios. Foto: Juvenal Balán/Granma.

“No se trata de una cuarentena, sino de incrementar las medidas de aislamiento en el consejo popular El Carmelo, ubicado en el municipio de Plaza de la Revolución, a partir de este viernes 3 de abril, a las 8:00 p.m.; teniendo en cuenta que esta localidad tiene el mayor número de contagiados de la covid-19 en La Habana, por contactos con extranjeros y cubanos que llegaron del exterior”.

Así destacó Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial, durante la reunión de esa estructura, encabezada también por su vicepresidente Reinaldo García Zapata. En el encuentro, precisó que las personas que viven en esta zona no necesitarán de un salvoconducto, aunque sí se han habilitado puntos de entrada y salidas, que serán por las siguientes calles: 17 y 8, Línea y 6, Línea y 20, 11 y 26, 26 y 21, 24 y 21, 12 y 21, y además, el área de la calle 17 que viene por Paseo.

Señaló Torres Iríbar que debe hacerse un trabajo proactivo para verificar quiénes son aquellas personas que deben permanecer aislados en sus domicilios, teniendo como referencia también los resultados de las pesquisas médicas.

Respecto al transporte público, aclararon que continuará funcionando este servicio, aunque se refuerzan las acciones para desinfectar las paradas.

Jair Morales Rodríguez, presidente del Consejo de Defensa Plaza de la Revolución, afirmó que están conciliados los aseguramientos logísticos y de servicios necesarios para la población residente en la zona en aislamiento.

En el caso de las cadenas de tiendas, también se garantiza la comercialización de pollo y otros elementos cárnicos, así como artículos de aseo y aceite, agregó.

Ante el incremento de contagios del Sars CoV-2, la diversificación de los casos y la identificación, incluso, de algunos asintomáticos, se ha adoptado la decisión de que los pacientes que se identifiquen en La Habana con infecciones respiratorias agudas (IRA), y que tengan elementos clínicos y epidemiológicos coincidentes con el nuevo coronavirus, sean ingresados en instituciones hospitalarias, indicó el Presidente del Consejo de Defensa Provincial.

En función de ello, se han habilitado dos salas y 50 camas en una sección del hospital clínico quirúrgico docente Dr. Salvador Allende –también conocido como La Covadonga–, y se crean las condiciones en el hospital Frank País, informó el viceministro de Salud Pública, Alfredo González Lorenzo.

Teniendo en cuenta la aparición de varios casos confirmados a la enfermedad en el municipio capitalino del Cerro, Torres Iríbar hizo un llamado a empezar a coordinar medidas de aislamiento social en esta zona, y evaluar igualmente los lugares con mayor incidencia en Habana del Este. “Anticiparnos, con pensamiento y planificación oportuna, nos llevará a obtener los resultados que esperamos”, concluyó.

Inspeccionan en Cienfuegos aplicación de medidas contra la COVID-19

Tanto en los hospitales como en los Centros de aislamiento está garantizada la protección de pacientes y todo el personal sanitario, administrativo y auxiliar. Foto: ACN.

Los equipos de inspección del Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) de la provincia de Cienfuegos continúan el control para la correcta aplicación de las medidas de las autoridades cubanas para enfrentar la pandemia de COVID-19.

En este sentido, la licenciada en Higiene y Epidemiología Alicia María Gómez Villarejo, jefa del Departamento de Fiscalización y Control del CPHEM, señaló que como resultado de esta labor se ha comprobado que todas las unidades de salud del territorio cumplen las medidas de bioseguridad.

De esta manera, continuó, tanto en los hospitales como en los Centros de aislamiento está garantizada la protección de pacientes y todo el personal sanitario, administrativo y auxiliar.

Con respecto a los centros de elaboración de alimentos, apuntó que evalúan diariamente la confección de las comidas destinadas a la venta a la población y las que el Sistema de Atención a la Familia les lleva a las casas de los ancianos solos.

Otro aspecto importante de estas inspecciones es la red comercial, verificando en las tiendas el uso de nasobucos, desinfección de superficies y la distancia correcta entre los trabajadores, así como la existencia de hipoclorito al uno por ciento a la entrada de los establecimientos para que los clientes se lo apliquen antes de entrar, explicó.

Insistió en la práctica del podal en la puerta, para que así las personas se desinfecten las suelas de los zapatos y no trasladar gérmenes de la calle. Dijo que estas alfombras pueden confeccionarse a partir de una frazada limpia colocada en una bandeja o cajuela, y aplicarle con frecuencia hipoclorito para evitar su resequedad.

Gómez Villarejo comentó que las medidas deben llevarse de manera concatenada, por lo cual quien tenga la necesidad de salir lo haga utilizando correctamente la mascarilla, y respete las medidas establecidas tanto en la calle como al volver a la casa.

Nada de lo que hagamos para minimizar los daños será exagerado, por eso, podemos crear un podal para la puerta de la calle, atomizar los zapatos, dejar el nasobuco en solución clorada, lavarse las manos con agua y jabón y aplicarse luego hipoclorito, echar toda la ropa de la calle separada del resto de la utilizada para salir, y limpiar con soluciones cloradas la meseta de la cocina.

Justamente son las medidas individuales de protección el mayor llamado de las autoridades cubanas de salud para evitar la propagación de esta pandemia, que ya alcanza el millón de casos confirmados a nivel mundial.

(Con información de Granma)