Cuba rumbo a Juegos Panamericanos Juveniles: Preparación, objetivos y retos

Directivos del Inder comparececieron este jueves en la Mesa Redonda para brindar información sobre la composición, preparación y objetivos de la delegación cubana a los I Juegos Panamericanos Juveniles que comenzarán en la ciudad colombiana de Cali, el próximo 25 de noviembre.

Más allá de servir de medidor al talento más joven de cada país, la cita también otorgará boletos para los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile 2023, un certamen donde la Mayor de las Antillas tendrá el desafío de sostener su tradición entre las mejores naciones del continente.

José A. Miranda Carreras, director general de Alto Rendimiento del Inder, comenzó su intervención en la Mesa Redonda refiriéndose a la organización de la primera edición de los Juegos Panamericanos Juveniles.

“Fue un evento que se le otorgó a Colombia en marzo de 2019, y que se ratificó en septiembre de 2020, después de la postposición de los Juegos Olímpicos de TokioTenía una fecha inicial para el 5 de septiembre de 2021, tras la olimpiada, pero fue postergado nuevamente, hasta que se determinó que se celebrara del 25 de noviembre al 5 de diciembre”, explicó.

Recalcó que la cita continental es de suma importancia para Cuba y la región de las Américas, a fin de contribuir al desarrollo de los atletas del continente en la categoría juvenil.

“La sede como se ha reiterado es Cali, y tiene una subsede, Barranquilla, donde serán efectuados los torneos de béisbol y sóftbol, dos deportes que no estaban incluidos en el programa oficial de los Juegos, pero que fueron incorporados con la aprobación de los comités olímpicos nacionales”.

El directivo puntualizó que en el Valle de Cali estarán organizadas la mayoría de las disciplinas. En el caso de las competencias de kárate y  judo, indicó, que serán efectuadas en Jamundí; boxeo y ciclismo de ruta, en Buga, mientras que en el lago de Calima estarán triatlón, vela, remo y canotaje.

Novedades del programa competitivo de Cali 2021

Para la justa continental fueron convocados 33 deportes y 321 pruebas. “Esto significa que es un certamen muy parecido a los Juegos Panamericanos de Primera Categoría”.

Al inicio, el evento se concibió para las edades comprendidas entre los 18 y los 23 años, pero “luego de análisis realizados por el comité técnico de Panam Sports (organizador del certamen), se ampliaron las edades, y hoy el rango es de 14 a 23 años”, dijo.

Otra de las novedades de Cali 2021 es que otorgará plazas directas a los ganadores de las medallas de oro individuales y a varios deportes colectivos, para los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile, 2023. “Esto implicaría que algunos países tengan más de un representante en algunas especialidades”.

Precisó que en el caso del boxeo y la lucha, las plazas pertenecen al Comité Olímpico Nacional (CON) y no al atleta. “En cambio, hay otras disciplinas como el taekwondo, el kárate, las pesas y el judo que el deportista que alcance el título, le corresponde la plaza, y no al CON. La mayoría de los cupos asignados son adicionales a los que se pondrían para los Juegos”.

De interesante catalogó la visión de Panam Sports para diseñar el programa de pruebas y de deportes convocados. “Hay aspectos fundamentales: tener en cuenta a los deportes individuales y colectivos que forman parte del programa olímpico y del panamericano, y los equipos colectivos como el balonmano, que consideran el torneo juvenil un clasificatorio para otros eventos.

“Otro elemento es que se incluyen los deportes o pruebas que por primera vez están en unos Juegos Panamericanos u Olímpicos. Recordemos que el kárate y el skate estuvieron en Tokio, y ahora estarán en Cali, para que puedan desarrollarse en la región”.

Pesistas cubanos que participarán en Cali. Foto: Cortesía de la Federación Cubana de Levantamiento de Pesas.

Cuba asistirá con una amplia delegación

De acuerdo con Miranda, a pesar de las limitaciones para asistir a los clasificatorios, Cuba estará representada en la lid colombiana con una de las delegaciones más grandes a estos Juegos: 214 atletas, en 26 disciplinas.

“De los deportes de alto rendimiento, solo dejaríamos de estar en voleibol, tenis y baloncesto 3×3”, afirmó.

El 78 % de los atletas que asistirán a Cali procede de los centros nacionales de Alto Rendimiento (Cerro Pelado y Giraldo Córdova Cardín). “Tenemos atletas de las enseñanzas secundaria, preuniversitaria, técnico-medio profesional y universitaria”.

“Tienen 18 años o menos e, incluso, hay dos atletas con 14 años. Un total de 45 jóvenes pertenecen a las Escuelas de Iniciación Deportiva (Eide) y academias del país, en siete deportes. Lo que nos obliga a darles una mirada diferente, pues no están en los centros nacionales, pero sí en las Eide y en las academias”, aseveró.

Comentó que en un principio se contó entre los clasificados con seis deportistas que estuvieron en los Juegos Olímpicos de Tokio: Leyanis Pérez, triplesalto; Katerine Nuevo, Yarisleidis Cirilo y José Ramón Pelier, canotaje; Daniela Fonseca, tenis de mesa, y Laura Herin, lucha libre.

Pero, esta semana se decidió que la subcampeona mundial de canotaje, Cirilo no participe en los Juegos. “Presentó una molestia en la rodilla de apoyo. Después de una evaluación, decidimos darle un tiempo para que realice todos los ejercicios complementarios para su recuperación. La queremos preservar, pues tiene mucho potencial para los Juegos del 2024, en París.

“Por ella ya han una atleta, es decir, Katerine no se quedará sola. Tendremos dupla femenina de canotaje”, dijo.

Igualmente, detalló que Cuba participará en 189 pruebas de las 231 convocadas. “No participaremos en 132 modalidades. El programa competitivo es muy similar a otros eventos interdisciplinarios. En la primera semana estaríamos con un grupo de 10 deportes, y en la segunda con uno de 16, que es donde están las mayores posibilidades de subir al podio en estos Juegos Panamericanos Juveniles”, concluyó.

“Una buena preparación en medio de limitaciones”

Algunos atletas ya tuvieron la experiencia olímpica. Foto: Reuters.

Según dijo Oscar Nuevo Reyes, Jefe del Departamento Técnico Metodológico del INDER, el grupo de atletas seleccionados para integrar las preselecciones nacionales a estos juegos enfrentó diversos retos. En primer lugar, recuperar los más de 20 meses sin un entrenamiento sistemático controlado, lo cual provoca un desbalance entre las categorías por edades de los deportistas y su grado de formación deportiva.

Para ello se crearon varias mesas de trabajo entre los colectivos técnicos de los distintos deportes para elaborar una estrategia de preparación. A partir de esos encuentros se planificó una preparación entre diez y doce semanas, con el propósito de reducir reestablecer las capacidades y poner en forma a los atletas para el evento multideportivo.

“Organizamos un mesociclo de adaptación funcional integral con el objetivo de equilibrar los procesos ante el entrenamiento de alto rendimiento. Atendimos las cinco etapas del rendimiento deportivo y buscamos responder cómo intercalar los contenidos de la preparación general y la especial en tan corto tiempo. La idea era lograr niveles homogéneos en la preparación de los atletas”, explicó.

De acuerdo a Oscar Nuevo, fue necesario definir qué hacer durante el aislamiento. Para ello se tomó la decisión de comenzar ejercicios para la preparación de fuerza, así como el trabajo con ligas y mancuernas y la representación ideomotora de la técnica de referencia.

Luego se implementaron entre dos y tres microciclos de trabajo enfocados en la adaptación funcional integral. “Allí nos enfocamos en el trabajo aerobio, de fuerza, coordinación y con intensidad en las capacidades coordinativas y especiales”.

Entre las afectaciones en esta etapa, señaló dificultades en disciplinas como el pentatlón moderno, la natación, el nado sincronizado y los clavados, todas relacionadas con la temperatura del agua y el llenado de las piscinas. Mientras tanto, en los controles y chequeos periódicos se han evaluado problemáticas vinculadas a por cientos elevados de grasa, la hemoglobina subóptima y un inadecuado índice de recuperación por cargas.

El directivo informó que hasta el momento han concluido siete microciclos. “Todos los viernes hacemos chequeo. Hoy entrenan 218 de los 214 atletas clasificados en los 26 deportes. Al diseño de la preparación se le ha dado un cumplimiento entre un 85 y un 90 por ciento de los volúmenes generales. Esto lo podemos evaluar de bien dentro de lo planificado”, apuntó.

Un curso escolar diferente

El atletismo debe aportar más de una medalla. Foto: Calixto N. Llánes/Jit.

Enfrentar los rigores del curso escolar para un grupo de jóvenes que cursan grados comprendidos entre la secundaria básica y el nivel superior fue otro de los desafíos para estos muchachos. Para ello, Yoselyn Ramiro, Directora de Formación y Superación del INDER, explicó que se trabajó para combinar la preparación deportiva con el cumplimiento de la docencia.

“Especial atención le prestamos a los estudiantes de 12º grado, así como a los que cursan su tercer año de las escuelas de formación de profesores de educación física. A su vez, adaptamos cronogramas docentes para los estudiantes universitarios. Conveniamos con cada EIDE para brindar atención a cada alumno”, explicó.

Sobre el proceso de vacunación, la funcionaria explicó que todos los atletas tienen el esquema completo de inmunización. Por su parte, el trabajo se ha desarrollado en formato de burbuja con estricto cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias.

Mientras tanto, Yoselyn Ramiro igualmente explicó las actividades que la Unión de Jóvenes Comunistas y las organizaciones estudiantiles han preparado para los deportistas.

Entre ellas, mencionó la visita a lugares históricos, museos, encuentros con los capitanes de las selecciones nacionales y homenajes a los mártires de Barbados y a los veteranos de las guerras de independencia. Del mismo modo, los atletas recorrieron el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

En la Mesa Redonda también se anunció que el abanderamiento ocurrirá el próximo sábado 22 de noviembre en la sede del parlamento cubano.

Juegos para medir el futuro

Daniela Fonseca es otra que intentará acercarse al podio. Foto: Juventud Rebelde.

Antes de finalizar la Mesa Redonda, José A. Miranda, Director General de Alto Rendimiento, explicó que esta cita servirá para evaluar las reservas de cara a las ediciones olímpicas de 2028 y 2032. A su vez, también permitirá evaluar las potenciales en algunas disciplinas de cara a París 2024.

“Este evento es de suma importancia, porque nos da la seguridad de lograr luna continuidad en nuestro desarrollo deportivo. Podemos evaluar la correcta transición a niveles superiores de la competencia. Mientras, a lo interno podremos analizar la estructura piramidal cuando ya está aprobado el rescate de la ESPA nacional”, aseguró.

“Vemos una alta motivación en nuestros atletas. A todos los hemos dicho que disfruten estos juegos, siempre con disciplina, responsabilidad y compromiso”, concluyó.