Cuestionan visita de Bolsonaro a Rusia

Brasilia, 15 feb (Prensa Latina) Especialistas brasileños cuestionaron hoy al presidente Jair Bolsonaro por justificar su viaje a Moscú por el volumen del comercio con Rusia, al que calificaron de deficiente y pequeño.

Los expertos restaron importancia, en medio de la actual crisis geopolítica, al periplo del mandatario, del que, además, «no se esperan retornos relevantes», según el diario Correio Brasileño.

El país euroasiático no es el principal destino de las exportaciones brasileñas, según datos de la Secretaría de Comercio Exterior (Secex) del Ministerio de Economía, que sitúa a Rusia lejos de los mayores negociadores.

Moscú ocupó en 2021 el puesto 36 entre los principales compradores de productos brasileños, solo por delante de Sudáfrica, entre los socios del bloque emergente Brics (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica).

Expertos de esa entidad subrayaron que el viaje costará muy caro, “porque no es justificable desde el punto de vista comercial y podría postergarse, sin crear problemas entre ambos países”, agrega el periódico.

Las importaciones brasileñas desde Rusia -señala la Secex- totalizaron 5,7 miles de millones de dólares en 2021, con una balanza comercial negativa de 4,11 miles de millones de dólares en el comercio bilateral.

De acuerdo con el politólogo David Fleischer, profesor emérito de la Universidad de Brasilia, el viaje de Bolsonaro tiene el único objetivo de mejorar su propia proyección internacional, «que es muy negativa».

Bolsonaro dice que va a comprar fertilizantes –afirmó el estudioso- pero esta compra va a ser muy cara, dada la distancia con Rusia. Brasil es un paria internacional y el presidente quiere mejorar su imagen en el exterior, acotó.

Para Fleischer, “no es plausible” la explicación de que la invitación al gobernante local ocurrió antes de la crisis (alrededor de la OTAN y Estados Unidos, Rusia y Ucrania) y que el gobierno brasileño no pudo rechazar.

Por otro lado, el especialista en relaciones internacionales Wagner Parente coincidió en que el comercio de Brasil con Rusia es desfavorable para la parte suramericana, por el déficit comercial con Moscú.

Las importaciones brasileñas -señaló- se concentran en fertilizantes, pero en general, el peso del comercio con Rusia es muy pequeño, en comparación con Estados Unidos y China, o incluso con Medio Oriente.

acl/apb