Destacan vulnerabilidades de Trump tras retornar a la campaña electoral

Foto Radio Rebelde
Foto Radio Rebelde

El mitin del sábado que Donald Trump encabezó en Tulsa en un regreso a la campaña electoral para tomar impulso, reveló sus vulnerabilidades.

Así lo consideran medios de prensa, que continúan analizando las repercusiones de un acto que estuvo diseñado para mostrar la fortaleza de Trump y el entusiasmo de sus seguidores en los críticos meses finales antes de las elecciones de noviembre.

Pero no fue el caso: la asistencia de participantes al mitin del sábado en Tulsa fue más baja de la avalancha esperada, pues de los 19 mil asientos a ocupar en el BOK Center, solo se cubrieron poco menos de 6 mil 200.

Según trascendidos, la escasa afluencia enfureció a Trump, quien reprendió a sus asistentes, mientras la campaña electoral del magnate culpó a la prensa y los demócratas por sabotear el evento con el temor a un contagio masivo por la COVID-19.

Sin embargo, el equipo de campaña del demócrata Joe Biden aprovechó la oportunidad para atacar a Trump, al asegurar que el jefe de la Casa Blanca “está en picada”, debido a su mala gestión de la pandemia y las protestas por los derechos civiles.

Destacan vulnerabilidades de Trump tras retornar a la campaña electoral

De hecho, Trump no mencionó en su discurso en Tulsa a George Floyd, el hombre de raza negra cuya muerte a manos de la policía de Minnesota a fines del mes pasado provocó un levantamiento nacional contra la brutalidad policial.

Varios observadores coincidieron en que Trump ni siquiera ofreció una referencia simbólica a la unidad nacional en su primer acto electoral desde marzo, mientras Estados Unidos combate las crecientes infecciones por coronavirus, el peor desempleo desde la Gran Depresión del siglo pasado y amplias protestas civiles.

Los analistas insisten precisamente el mensaje divisivo de reelección que Trump utilizó en su mitin del sábado en Tulsa, al ignorar en gran medida a amplios sectores de votantes, como los independientes, los habitantes suburbanos y personas No blancas, quienes podrían desempeñar un papel crucial en la elección de Trump o de su retador demócrata, Joe Biden.

Cuando faltan menos de cuatro meses para que en algunos estados comience la votación anticipada, hay indicios de que los electores independientes y con educación formal, particularmente mujeres en los suburbios, se han vuelto contra Trump.

Pero la retórica del mandatario continúa siendo la misma que utilizó para ganar la presidencia en el 2016, un discurso destinado en gran medida a los conservadores y a los blancos de clase trabajadora.

Destacan vulnerabilidades de Trump tras retornar a la campaña electoral

Para el ex asesor de Trump y ahora uno de sus críticos, Anthony Scaramucci, al presidente sólo le queda realmente una estrategia, y esa es impulsar la ira, la rabia y tratar de dividir a la sociedad y ver si puede lograr que un liderazgo tribal gane.

Otro republicano que es crítico frecuente del magnate, Rick Tyler, opinó que el panorama para Trump es malo, literalmente No hay nada con lo que pueda contar, y lo único que puede decir es que su rival demócrata Joe Biden es peor.

En cualquier caso, los estrategas republicanos creen cada vez más que sólo un giro radical en la economía puede revivir las aspiraciones de reelección de Donald Trump.