Electromédicos ahorran a la economía

Electromédicos ahorran a la economía // Foto Lilian Salvat
Electromédicos ahorran a la economía // Foto Lilian Salvat

Manzanillo. Febrero 19.-  El ahorro a la economía cubana por concepto de importaciones se evidencia en el departamento de de electromedicina del Hospital Clínico Quirúrgico Docente Celia Sánchez Manduley de esta costera localidad.

La recuperación y mantenimiento del equipamiento médico de esta institución sanitara es tarea principal de los ingenieros, técnicos y especialista que laboran más de ocho hora diarias para lograr mayores resultados en el trabajo.

Roberto Emilio Morcillo Oriet, jefe de ese departamento, declaró a la prensa que el desempeño de sus colegas está marcado por las innovaciones y el profesionalismo con que asumen cada tarea.

“Aquí las creaciones son constantes porque producto del bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene el gobierno de los Estados Unidos de América contra Cuba faltan algunos recursos y hay que innovar para preservar los equipos y lograr que sigan prestando un servicio de calidad a los pacientes”.

“Trabajamos ocho o nueve horas y más al día, aunque todo el equipo permanece localizable por si se presenta alguna dificultad o rotura”, comenta el responsable de electromedicina del principal centro sanitario de la región del Guacanayabo.

“Ahora nos concentramos en reparar las mesas quirúrgicas: sistemas hidráulico y mecánicos, pintura; hemos recuperado seis mesas y dos lámparas auxiliares de salón; el objetivo este año es concluir con el equipamiento del área quirúrgica del hospital”.

 

“Las lámparas se les recupera los soques de los bombillos, la fuente y parte de las estructuras, las mesas son un poco más complejas por las estructuras que llevan años de uso y se encuentran muy deteriorada y hay que hacerlas prácticamente nuevas, eso se logra gracias a las inventivas del colectivo que trabaja aquí”.

 

“El resto del programa para reparar los equipos, partes y piezas se define luego con la dirección de nuestro centro”, así concluyó Morcillo Oriet, quien destaca el apoyo que reciben de la dirección y el colectivo de la institución asistencial.