En Manzanillo las mujeres militares sienten orgullo de su trabajo

En Manzanillo las mujeres militares sienten orgullo de su trabajo
En Manzanillo las mujeres militares sienten orgullo de su trabajo

Manzanillo. Marzo 8.- La Primer Teniente Belquis Thompson Blanco y la capitana Alisneida Méndez Sosa laboran en el centro penitenciario de Manzanillo. Ellas sienten orgullo en primer lugar de ser mujeres y por otra parte de brindar sus servicios en la vida militar del municipio.

Esto es una muestra de cómo en Cuba la mujer se destaca en todos los ámbitos de la vida política, social, económica y cultural del país. Cada día es mayor el valor que ellas han conquistado gracias al apoyo del estado cubano.

Hoy es común verlas en labores que erróneamente se piensan exclusivas  para los hombres.  Muchas de ellas se destacan dentro de las filas del Ministerio del Interior (MININT) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Primer Teniente Belquis Thompson Blanco // Foto Golfovisión TV
Primer Teniente Belquis Thompson Blanco // Foto Golfovisión TV

Estas dignas herederas de la estirpe de Mariana Grajales, cumplen con total responsabilidad en varias tareas asignadas. Lo mismo las podemos ver ocupando cargos de responsabilidad en las unidades militares, como cumpliendo tareas de aseguramiento.

“Para mí es un gran orgullo pertenecer a las filas del MININT teniendo en cuenta que las mujeres desde épocas remotas ha llevado siempre el protagonismo”, dice la Primer Teniente Belquis Thompson Blanco, quien labora como jefa del registro legal en el Centro Penitenciario manzanillero.  “Nuestro país nos ha enseñado  que la mujer tiene los mismos derechos que los hombres”.

Para ellas el sacrificio en la vida militar es doble por llevar en paralelo su profesión y las tareas del hogar.

Capitana Alisneida Méndez Sosa // Foto Golfovisión TV
Capitana Alisneida Méndez Sosa // Foto Golfovisión TV

“Gracias al apoyo de mi mamá”, dice la capitana Alisneida Méndez Sosa, quien es la oficial de coordinación y apoyo en este centro. “Prácticamente mi mamá es quien atiende  a mis niños  cuando yo no estoy,  pues ya yo los veo de noche y por las mañanas temprano, pero nos organizamos bien y todas las tareas nos salen aunque tengamos que hacer muchas cosas cada una.”

Sin embargo, nuestras militares ponen en alto sus principios y valores. Su presencia en las filas del pueblo uniformado le agrega un sello de serenidad, inteligencia y valores plasmados en cada una de las áreas donde se desempeñan.

En nuestras unidades no solo hay militares. Las trabajadoras civiles cumplen un rol esencial en las tareas encomendadas.

Diana García Guisado // Foto Golfovisión TV
Diana García Guisado // Foto Golfovisión TV

“Aquí en el centro penitenciario somos muchas las mujeres que laboramos”, dice la enfermera Diana García Guisado, “somos muy respetadas por todos los trabajadores cosa esta que nos enorgullece mucho.”

La Máster en Ciencias  Oleima Rodríguez Fis, dice que sus alumnos “asimilan las cosas bien, hay pleno respeto. Los insertamos en matutinos, en concursos, actividades políticas, eventos martianos, trabajos científicos, como parte del amplio trabajo que se realiza para integrar a los reclusos a la sociedad.”

La costurera Leticia Enamorado Viltres, agrega a nuestra conversación que “esto es un trabajo bastante delicado porque nos somos militares pero nos regimos por las mismas condiciones de ellos, los mismos principios y es muy importante  dar ejemplo diariamente con nuestro actuar en el centro.”

El reto de trabajar con hombres no significa que sean subvaloradas por ellos, los cuales reconocen el extraordinario papel de ellas en cada misión. Nuestras féminas afirman estar listas ante cualquier orden. Por eso merecen todas las felicitaciones en el Día Internacional de la Mujer.

Máster en Ciencias Oleima Rodríguez Fis // Foto Golfovisión TV
Máster en Ciencias Oleima Rodríguez Fis // Foto Golfovisión TV
Leticia Enamorado Viltres // Foto Golfovisión TV
Leticia Enamorado Viltres // Foto Golfovisión TV