Fidel es todo para mí

Fidel es todo para mí  // Foto Marlene Herrera
Fidel es todo para mí // Foto Marlene Herrera

Una mujer toda sentimiento y pasión es la que hoy les quiero presentar, la sencillez, la gratitud y un amor desmedido  hacia Fidel  la lleva a curiosear y  ver desde otra perspectiva las situaciones en las que nuestro líder histórico fue protagonista.

“Comencé en una etapa difícil de mi vida, mi madre muy enferma, mi esposo con un 80 por ciento de la visión perdida, mi hija de trece años en sillas de ruedas, yo debutando una diabetes, todo esto me trajo horas de desvelo y ansiedad, tantos problemas juntos y la necesidad de velar a mis seres queridos en el horario de la noche me hizo comenzar con este trabajo que ni en sueños yo hubiese imaginado tendría tanta repercusión”, comenta emocionada Dagmara Vázquez Muñiz.

Dagmara Vázquez Muñiz // Foto Marlene Herrera
Dagmara Vázquez Muñiz // Foto Marlene Herrera

Esta maestra de 41 años de edad, más de catorce dedicados a su profesión  se siente orgullosa y se dice enamorada de sus alumnos de quinto y sexto grado  de la escuela primaria Pedro Sotto Alba,   a los que les inculca el incentivo  de serle fiel a la Revolución, y continuar con el legado de su líder indiscutible.

“Mi pasión por la lectura me llevó a ver cosas curiosas en las anécdotas del Comandante que era de quien yo leía todo el tiempo, vi fechas históricas con relación con  la actualidad, esas coincidencias me llamaron la atención y fui formalizando un trabajo pequeño que leía en la casa y  mi mamá, fallecida hace nueve meses, me decía que siguiera leyendo y escribiendo para que lo diera a conocer para que todos vieran lo que yo hacía”.

Desde  julio – agosto del 2016 esta curiosa manzanillera de forma sencilla como es su personalidad, ha mantenido más de cien anécdotas inéditas, “Muchas son las personalidades de Manzanillo al enterarse de mis curiosidades me ayudan para que este proyecto que nunca lo hice con la intención de grandeza, solo de coleccionar estas investigaciones que en principio eran para ocupar mi tiempo y sobrellevar mis problemas personales, de esta forma me alentaba para carga con tantas preocupaciones”.

“Los momentos difíciles agravaron en mi vida y fallece mi mamá a solo 24 horas de operado mi esposo, eso me choco bastante, pero me dio fuerzas para continuar con mi búsqueda pues fue un anhelo de mi madre que todos vieran y conocieran de mi trabajo, por eso estoy hoy aquí compartiendo con todos los manzanilleros y manzanilleras mis apuntes curiosos”.

“Fidel es todo para mí, todo lo que me rodea y vivo, yo sueño con él, con la oportunidad que no tuve de mirarle sus ojos" // Foto Marlene Herrera
“Fidel es todo para mí, todo lo que me rodea y vivo, yo sueño con él, con la oportunidad que no tuve de mirarle sus ojos» // Foto Marlene Herrera

Llena de emoción y sin apenas poder expresar todo lo que quiere porque no encuentra las palabras exactas para describir todo su sentir Dagmara continúa relatando, “Gracias a muchas personas que me ayudan en este empeño se   ha dado a conocer, la emisora Radio Granma me ha abierto sus micrófonos para que el pueblo conozca mis historias, en ocasiones se me hace difícil porque son fotos donde tengo que vivirlas para que todos vean lo mismo que yo, por ejemplo la paloma que siempre seguía a Fidel y se le posó en el hombro, cómo ese animalito supo que ese era el momento indicado para hacerlo o por qué  no se posó en otra parte, son cosas que me hacen pensar y reflexionar sobre lo grande que fue y seguirá siendo este hombre”.

Documentales, libros, artículos periodísticos son la fuente de la que se nutre el trabajo de esta curiosa mujer, “no es nada que nunca se haya publicado, solo que yo busco el detalle y lo vinculo, el libro Todo el tiempo de los cedros es un lugar donde he encontrado mucho, yo exhorto a todos los maestros que lo lean, pero que lo lean viviéndolo como lo hice yo”.

“Fidel es todo para mí, todo lo que me rodea y vivo, yo sueño con él, con la oportunidad que no tuve de mirarle sus ojos, de tenerlo a solo metros, esa oportunidad me la debe la vida, porque tengo mucho que agradecerle por todo lo que es mi vida y la de mi familia”, y no puede terminar, las lágrimas brotan de sus ojos y se le hace un nudo en la garganta y me dice, “disculpa pero no puedo seguir hablando”.