Isabelita, una guerrera que venció a la COVID-19

Isabel Barrios Peláez es una de las sobrevivientes a la COVID-19 en Manzanillo //Foto tomada del perfil de facebook de Isabel
Isabel Barrios Peláez es una de las sobrevivientes a la COVID-19 en Manzanillo //Foto tomada del perfil de facebook de Isabel

Manzanillo. Septiembre 6.- «Hoy puedo decir que soy una sobreviviente a esta pandemia que tantas vidas está cobrando», así confesó Isabel Barrios Peláez, una de esas manzanilleras que ahora mira la vida de una manera diferente, ya que el destino le regaló la oportunidad de vencer a la COVID-19, una enfermedad que la sorprendió cuando menos lo esperaba.


Ella es la esposa de Maykel Suárez Machado, ese intranquilo innovador que no podía quedarse con los brazos cruzados y tenía que hacer algo para salvar a su amada que pendía de la fina cuerda entre la vida y la muerte a causa de esa dolencia.

Así su amor le inspiró a crear ese concentrador de oxígeno casero portátil que le ayudó sobrevivir en medio de una situación tan difícil que transitaba el hospital provincial Celia Sánchez Manduley por el déficit del imprescindible gas.


Durante 27 días Isabel estuvo cara a cara frente al SARS-COV-2 en sus momentos más complicados que la obligaban a los constantes traslados de una sala a otra por el delicado estado en que se encontraba, incluyendo su presencia en 2J Terapia COVID por varias jornadas.


«Primero estuve en la sala 1J, luego llegué a un estado grave por lo que me trasladaron para la terapia, y finalmente ingresé en la unidad de los servicios respiratorios. En muchas de esas ocasiones me vi apurada por la falta del oxígeno, tanto yo como mi querida hermanita que desgraciadamente falleció».


Por un momento Isabel no pudo seguir hablando, la emoción le llenó de lágrimas los ojos que entristecieron su rostro, y se le hizo un fuerte nudo en la garganta por el dolor de tan sensible pérdida a causa del coronavirus que nos ataca.


Ella hoy felizmente está de alta clínica y se recupera en la vivienda de su mamá Zenaida. Aún imponiéndose a las secuelas que le han quedado por la enfermedad como la falta de aire, entre otras molestias, concedió ofrecer su testimonio.


«Cuando me trasladaron de la sala de terapia a la de respiratorio necesitaba urgentemente oxígeno, desafortunadamente no me lo pudieron poner por el déficit que había, no sé como sobreviví, me encontraba muy agitada, incluso los pacientes y acompañantes de esa sala pensaban que yo no iba a resistir y que en cualquier momento me vendría un paro cardíaco», dijo.


Y es que Isabelita, cómo todos la conocen, padece además de otras comorbilidades como una cardiopatía izquémica con bloqueo de la rama izquierda en su corazón y una cardiomegalia, condiciones que la ponían en mayor riesgo.


«Gracias a la idea de mi esposo quien hizo ese equipo que cuando pude probarlo experimenté que era prácticamente lo mismo al balón de oxígeno que me ponían en las diferentes salas con lo que yo podía respirar bien y la saturación del oxígeno me llegara correctamente.


Me siento orgullosa de lo que ha hecho y quisiera que ojalá pudieran hacer más y lo ayudaran a confeccionar otros, porque así se pueden salvar más vidas, pues en ocasiones el oxígeno que entra al municipio es insuficiente para la cantidad de personas enfermas con el coronavirus que están ingresadas en el hospital COVID de nuestro territorio. Desgraciadamente muchos no lo pueden tener porque es poquito y eso duele», confiesa.


Isabel lleva cuatro días recibiendo el calor de su hogar y el cariño de su gente y desde aquí encuentra fuerzas para expresar algo más de lo vivido. «Es duro pasar por esto que lleva una recuperación muy lenta, te deja muchas secuelas, tienes muchas recaídas.

Hay que ser fuertes para seguir adelante porque de momentos estás bien, en otras ocasiones mal, y cuesta levantar el ánimo prácticamente», concluyó esta humilde mujer que ahora es una de las guerreras que en Manzanillo venció la COVID-19.

2 comentarios en “Isabelita, una guerrera que venció a la COVID-19

    1. Gracias Maykel, todos estamos agradecidos con tu creación desde la familia y quienes leen estos artículos. Te recomiendo que sigas adelante, que no te detenga a pesar de lo que te puedan decir algunos envidiosos, y no te preocupes que en menos de lo que tú piensas te van a ayudar personas importantes de Manzanillo a enriquecer tu propuesta.

Los comentarios están cerrados.