La educación en Manzanillo brindó su apoyo en este Verano por la Vida

Manzanillo. Agosto 24.- El sector de la educación también ha dado su aporte al desarrollo de las actividades recreativas durante este verano en los barrios, cumpliendo con la premisa de convertir a los centros educacionales en la institución cultural más importante de la comunidad.

Yunelsis García Rodríguez, jefa de los servicios técnicos especializados en la dirección municipal de E0ducación, explica los detalles de este tema: “durante todo este período de verano hemos trabajado en función de un plan de actividades tentiendo en cuenta las prioridades y la situación epidemiológica que enfrentamos por la COVID-19”.

“Hemos actuado durante estos meses estivales en 32 centros de todo el municipio, dos sedes por cada consejo popular. Allí le damos tratamiento a los niños, adolescentes y jóvenes en las diferentes actividades programadas.”


“Para el desarrollo de estas propuestas recreativas tenemos vinculados a los diferentes especialistas que atendemos al área de los sevicios técnicos, a los instructores de arte, los profesores de educación física, las bibliotecarias y los responsables de la computación y la informática, los cuales aseguran las acciones recreativas, culturales y deportivas”, detalla la directiva.

“Participan también los diferentes proyectos de la brigada de instructores de arte José Martí, que representan el trabajo de estos muchachos en los barrios, los cuales están presentes también en las actividades municipales como actos, intervenciones comunitarias, las de recordación a las fechas conmemorativas que tienen lugar en el parque Céspedes y otros sitios seleccionados por el puesto de mando del verano”.

“Así mismo hemos desarrollado encuentro con personalidades previos a fechas alegóricas como el cumpleaños de Fidel, al aniversario de la ciudad, y otras acciones como los pintas calles por el onomástico del Comandante en Jefe, que igual se realizaron en las sedes recreativas de las comunidades”.

“Los alrededores del parque se engalanaron con nuestro accionar, en otros espacios como las exposiciones de bibliotecas, de los diferentes laboratorios con los que contamos en las escuelas. No hemos trabajado solos, se han unido a nosotros proyectos socioculturales del municipio como Corales del Golfo que lo atienden instructores de arte y miembros de la brigada José Martí, el proyecto La edad de oro que es de nuestro sector y tuvo presentaciones en varios parques infantiles y el campamento de pioneros Qué siempre brille el sol”.


“De igual forma ofrecimos veladas culturales como la que se dedicó a Fidel de conjunto con la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y en las comunidades han tenido lugar otras acciones que salieron de la creatividad e imaginación de cada uno de los especialistas que allí intervienen”.

Algo muy importante en todas estas actividades por estar disfrutando hoy de un verano atípico, es que se cumplen en estas áreas las medidas de protección y prevención contra la COVID-19. “Siempre tenemos en cuenta el uso correcto del nasobuco, el lavado de las manos y la desinfección de las superficies, hemos analizado la cantidad de personas que deben asistir a cada uno de los centros en estas actividades, que no deben exceder de las 60 personas.”

“En el campamento de pioneros trabajamos al 60 por ciento de su capacidad y el baño de la piscina en este centro no debe ser de un tiempo mayor de las cuatro horas. Igual exigimos el uso de soluciones cloradas en las entradas de estos sitios”.

Como el verano de este año es por la vida, es digno de agradecer el trabajo que han realizado los profesionales del sector de la educación en Manzanillo porque además de enfrentar a la COVID-19, no han descansado para que las más jóvenes generaciones manzanilleras tengan momentos de disfrute, rescate de tradiciones y un contacto fiel con la cultura local.