Manzanilleros apuestan por las MIPYMES

Las MIPYMES ofrecen ventajas al trabajador no estatal y beneficiarán a la economía nacional, destaca Osvaldo Incencio Piñeiro, coordinador de programas económicos en el gobierno de Manzanillo// Foto Denia Fleitas Rosales

Manzanillo. Septiembre 30.- Los emprendedores manzanilleros apuestan por las micros, pequeñas y medianas empresas, MIPYMES, que se constituyen como nuevos actores económicos con personalidad jurídica dentro de la mayor de las Antillas, tanto estatales como privados, dedicados a la producción de bienes y servicios.

Trabajadores por cuenta propia (TCP) e instituciones estatales ponderan las ventajas de esta opción que amplía las posibilidades de crecimiento y contribución económica, planteadas por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) como parte del perfeccionamiento en virtud de las formas de gestión no estatal.

Previo a su vigencia a partir del 20 del presente septiembre, tras la publicación de las normas jurídicas que lo regulan en la Gaceta Oficial de la República en agosto, en este territorio se trabaja de forma intensiva con los interesados en reconvertirse o formar las MIPYMES, y las Cooperativas No Agropecuarias (CNA), declaró Osvaldo Incencio Piñeiro, coordinador de programas para la economía en el gobierno municipal.

“Como parte de este empeño a favor del avance gradual de la economía se ha creado un grupo multidisciplinario en Manzanillo, integrado por los órganos globales de la economía, dígase el Ministerio de trabajo, la dirección municipal de economía y planificación, finanzas y precios, los bancos, la Oficina Nacional de Administración Tributaria, y otros que impulsan el perfeccionamiento de dichos actores.

“Las capacitaciones a los TCP se intencionan y hasta el momento se trabaja con alrededor de una decena de propuestas, dos de los cuales ya están incluidos en el sitio web llamado Plataforma de Actores Económicos creada por el MEP para recepcionar solicitudes, y de las cuales se aprobaron las primeras 35 pertenecientes a 11 provincias del país.

“En nuestro caso son TCP que aspiran a ello, y una entidad estatal, y estamos abiertos a brindar apoyo y asesoría a todos los interesados, porque es un orgullo encaminarlos, conducirlos, acompañarlos y que se logre su aprobación”.

¿Sobre qué versan estas propuestas, es decir, a qué objetivos e intereses responden?

“Las nuestras versan en el orden de los cinco grandes sectores que responden a las prioridades de desarrollo del país: producción manufacturera de alimentos, exportaciones de bienes y servicios, empresas de base tecnológica (EBT), emprendimientos asociados a proyectos de desarrollo local (PDL), y negocios de economía circular o con empleo de materiales reciclables.

“Sin embargo, desde el municipio se podrá intencionar alguna como la de producción local de materiales de la construcción, pues damos la anuencia de la necesidad que tenemos en el territorio para que pueda considerarse su constitución acorde a lo definido en la Ley.

“Las dos que ya están en el canal del MEP se relacionan a la prestación de servicios gastronómicos: elaboración y venta de alimentos; en las que se labora se vinculan a la producción de materiales de la construcción, de mantenimiento y reparación de redes hidráulicas, de servicio automotriz, de construcción enfocadas en el rescate patrimonial del fondo habitacional manzanillero y otras que se prevé en proyección que tengan colaboración extranjera para lograr algún encadenamiento productivo y llegar a la exportación de bienes”.

¿Qué define su existencia como micro, pequeña o mediana empresa, y CNA?

“Estas se clasifican según el número de ocupados que la conforman: las micro tienen un rango de 1 hasta 10 integrantes, la pequeña de 11 hasta 35, y la mediana entre 36 hasta 100.

“En el caso de la CNA es una entidad económica de carácter empresarial que se constituye a partir de la asociación voluntaria de personas que aportan dinero, otros bienes y derechos con un mínimo de tres socios; para satisfacer necesidades económicas, sociales y culturales de sus socios propietarios, sustentada en el trabajo de estos y en el ejercicio efectivo de los principios del cooperativismo universalmente reconocidos”.

“Las CNA adoptan la forma jurídica de cooperativa, mientras que las MIPYMES de sociedad de responsabilidad limitada (SRL)”.

“Este último, un término nuevo que significa que es una sociedad mercantil cuyo capital está dividido en participaciones sociales, y lo integran las aportaciones de todos los socios; el carácter “limitado” de la SRL referencia una separación entre el patrimonio personal de los socios y el patrimonio de la sociedad, pues estos no responden con su patrimonio de las obligaciones que contraiga la empresa, sino que es esta última (la SRL) la que responde”.

¿Qué ventajas ofrece a los integrantes de las MIPYMES y CNA el tener personalidad jurídica?

“Ciertamente esto implica beneficios para ambos actores, pues relacionado a las deudas la empresa responde con su patrimonio, sin implicar el personal de los socios que no forma parte de las aportaciones; le propicia el acceso a fuentes de financiamiento y condiciones financieras más favorables como créditos bancarios, o del fondo del PNUD, o del 1 por ciento del municipio, créditos más nobles con tasas de interés más blandas.

“A la vez, aumenta la credibilidad y confianza por parte de los clientes, incrementa las posibilidades de posicionar una marca en el mercado, facilita la asociación con otras personas jurídicas porque todos son partes del sistema económico nacional, incluso pueden tener contrato con organizaciones internacionales, importar y exportar.

“Además les permite aumentar el capital social e incluir a nuevos socios, y tanto estos como los trabajadores de la empresa reciben las prestaciones de la seguridad social, con los mismos derechos que los trabajadores del sector estatal.

“Y entre las cosas más novedosas es que no tienen límites de una actividad específica, sino que además de la principal pueden desplegar otras y ampliar su espectro siempre que no esten incluidas entre las prohibidas”.

¿Contribuirán estos nuevos actores al avance de la economía cubana en la dimensión esperada?

“Ciertamente resulta importante su constitución en tanto será útil su aporte a la contribución territorial del 1 %, y los bienes que generan; también, en la medida que estos surjan, por la competencia y niveles de producción, podrán regular los precios en el mercado según la oferta y demanda.

“Es importabte que entendamos que estos actores, con sus negocios aunque sean pequeños, van a tributar al PIB del país, que sabemos puede ser un aporte sustancial en valores, producciones físicas y servicios, y bajo la conducción de los factores que lo llevan adelante se logrará, como parte del cumplimiento de los lineamientos y las transformaciones que se aspira aprovechen el potencial de nuestro pueblo.

“Es un proceso gradual que va a encaminarse y consolidarse en pos de la mejoría del municipio y del país”.