Manzanilleros expresan voluntad de elegir

Foto: Cruz Ferrer Sánchez

Manzanillo. Noviembre 27.- Como estaba previsto, los 232 colegios electores de este oriental territorio del Oriente de Cuba, permanecen abiertos hasta las seis de la tarde, hora en la que se procederá al conteo de votos depositados en las urnas.

Aquí, más de 92 mil personas con derecho al sufragio están convocadas para seleccionar al delegado y delgada de su circunscripción, quienes reunidos por derecho constitucional el 17 de diciembre, dejarán constituida la Asamblea Municipal del Poder Popular para su décimo octavo mandato.

Celebración “pegaditos” a la urna

Hace 52 años que los manzanilleros Maritza Eulalia Benítez Pacheco y Jesús León Castellanos andan juntos por la vida.

Ambos afirman que celebrar aquel número de almanaques de su unión matrimonial en las urnas, para seleccionar a su delegado de circunscripción 17, del Consejo Popular Horacio Rodríguez, es una feliz coincidencia.

Maritza comenta que dejó todo listo en casa para “venir temprano al colegio. Queríamos estar entre los primeros. Este es un acto hermoso por la comunidad de la Revolución.”

“Oiga, yo que cogí bastantes cocotazos antes le digo que tenemos que defender esta soberanía nuestra”, suelta rápido Jesús, quien dedicó su vida laboral a la Fábrica de Acumuladores XX aniversario de la Revolución, entidad únicos de su tipo en Cuba y con asiento aquí.

“A los delegados tenemos que apoyarlos; son ellos los héroes de nuestra cotidianidad porque a su problemas anteponen los nuestros y nos ayudan. ¿Quieres algo más digno?”, concluye el hombre y el reportero les hace una foto abrazados, a las puertas donde este matrimonio acaba de expresar su voluntad de elegir.

La elección de un pianista mayor

Cada visita del Premio Nacional de Música y director de la Original de Manzanillo, el maestro Wilfredo “Pachy” Naranjo Verdecia a este recinto le deja la emoción de cientos de recuerdos, los profesores y amigos.

La Escuela Elemental de Música Manuel Navarro Luna, fue la institución donde el eminente artista pulió la vocación que en el presente admiran sus colegas y distingue millones de bailadores en Cuba y el mundo.

Pero la estancia este domingo fue diferente: acompañado por Karelia Naranjo Alarcón, una de sus dos hijas, Pachy ejerció su derecho al voto en las elecciones parciales de 27 de noviembre de 2022.

Al Hijo Ilustre de Manzanillo y Granma se le vio feliz por este momento “muy significativo y que fortalece nuestra democracia socialista. Los delegados de gobierno tienen una inmensa labor por delante: hacer Revolución en el barrio.”

Antes de marchar al hogar y, luego de saludar a las autoridades del colegio electoral y los pioneros que cuestionaban la urna, Pachy fue enfático:

“La Original tiene una salud envidiable, nos preparamos para celebrar los 59 años el 21 de diciembre, felices de contar con lo más importante: el cariño de nuestros miles de seguidores que colman cada plaza donde nos presentamos.”

Dignidad y compromiso

De los últimos años, la manzanillera María Arsenia Ortega García escoge el almanaque de 2016.

El primer día de mayo de ese calendario, esta mujer de hermosos ojos verdes recibió el premio a más de cuatro décadas de consagración a la industria pesquera: el Comandantes José Ramón Machado Ventura colocó en su pecho la estrella de Heroína del Trabajo de la República de Cuba.

Muchísima emoción y un compromiso inmenso. Aún lo recuerdo como si lo estuviese viviendo en este instante”, me comenta María, cómodamente sentada en un balance en el portal de su vivienda en la cuarta avenida del Reparto Pueblo Nuevo, de esta urbe.

Pero hoy, Ortega García fue temprano a una cita con la Patria: “por unos minutos me dieron “alante”, aunque estoy satisfecha de estar entre las primeras electoras de mi circunscripción que ejerció derecho al sufragio.

“Este momento nuestro país necesita que todos sus hijos estemos unidos para fortalecer la Revolución en el barrio. El delegado es un líder, pero requiere que todos colaboremos en la gestión gubernamental. Cuba seguirá triunfando, seguro que sí.”

Ortega García forma, junto a Sara Rosales Alarcón y Salvadora “Tomasita” López Rivera el cuadro de honor de las Heroínas del Trabajo de la República de Cuba, un orgullo y privilegio para el pueblo de Manzanillo.