Manzanilleros opinan sobre las ventas controladas

En varios puntos de la ciudad se venden los productos de manera controlada //Foto Marlene Herrera
En varios puntos de la ciudad se venden los productos de manera controlada //Foto Marlene Herrera

Manzanillo. Noviembre 9.- Una iniciativa que en Manzanillo ofrece la posibilidad de garantizar al menos algunos de los recursos de primera necesidad que se venden en las tiendas recaudadoras de divisas a los núcleos familiares, es la venta controlada mediante las libretas de abastecimientos.


Este era un llamado que realizaba el pueblo para que se le diera la posibilidad de adquirir lo que necesitaba y evitar las aglomeraciones, así como los acaparamientos de esos recursos que muchos no podían adquirir. Varios son los criterios en la población sobre este método organizado que se va ajustando poco a poco y resolviendo algunos de los problemas que presenta.


Así por ejemplo Dagmara Vázquez Muñiz dice que «esta decisión ha sido algo factible para el pueblo, se evitan las altas concentraciones de personas y por ende la propagación de la COVID-19. Ha sido muy bueno para los obreros principalmente pues podemos comprar en cualquier horario dentro del tiempo establecido sin afectar por largo tiempo nuestra jornada laboral, creo que es algo muy necesario y positivo para todos».

Dagmara Vázquez Muñiz //Foto Eliexer Pelaez Pacheco
Eva Tereza Pérez Tamayo //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Eva Tereza Pérez Tamayo piensa que «esta venta controlada de todos estos productos demandados por la población es muy efectiva porque así tenemos acceso todos. Fue necesario que se estableciera este control para eliminar todas estas personas que estaban acaparando, que después se daban a la tarea de revendernos los artículos a precios exagerados.


Además ya no se observan esas grandes colas, pues cada uno de nosotros estamos agrupados en bodegas en nuestras comunidades y así vamos sólo en el momento que nos toque y podemos mantener eficientemente el distanciamiento social. Se nos hace mas fácil a los que trabajamos obtener estos recursos, incluso podemos adecuarnos a las posibilidades del trabajo a distancia».

Pablo Rodríguez León //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Por su parte Pablo Rodríguez León plantea que «a partir de que se adoptó esta medida en Manzanillo la misma ha ido mejorando y en la marcha las dificultades presentadas se han ido resolviendo, como el problema que había con las diferencias de las dos cadenas de tiendas donde en una se compraba y en otra no por la disponibilidad de los recursos.


También creo que hay que regular que si las personas ya han tenido la posibilidad de comprar varias vueltas de los productos, que se le de la oportunidad a los que no han tendio ese privilegio, que se logre un mejor equilibrio en esa parte.


Lo cierto es que con esta venta controlada vemos cómo se han disminuido las colas en estos abastecimientos, y como ya no son las mismas personas que compran acaparando. Aquí en Manzanillo ya se ve organización y control en esas ventas, pero igual creo que deben establecer medidas en cuanto a la cantidad de tarjetas a comprar como era al principio, porque ya vemos un relajamiento en cuanto a esto».

Ana María Calzada Rodríguez //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Ana María Calzada Rodríguez dice «que la idea está muy bien concebida, pero en la medida que ha transitado la venta se presentan irregularidades como son que los productos no llegan por igual a las dos cadenas que existen en el territorio, CIMEX y TRD, lo que provoca que haya núcleos que han comprado el mismo producto varias veces, por el ejemplo el pollo, mientras que otros todavía no han tenido esa posibilidad.


Igual comenzó muy bien el llamado para la compra de manera ordenada por el número de núcleo, y la posibilidad de portar pocas libretas. Ahora hay personas que ya llevan más de seis de estos documentos, lo que hace que nos demoremos los demás núcleos en las colas. Sugiero que vuelvan a revisar esta situación.


Por lo demás la idea restá bien concebida, lo que hay que reconceptualizar muchas cosas que están sucediendo para que todos se sientan satisfechos. Esta fue una muy buena iniciativa que ayuda sobre todo a dar la posibilidad a los que trabajamos, pues no teníamos acceso a muchos de los productos, los acaparadores revendían lo que en estas tiendas se ofertaban, y esto garantiza que tengamos la posibilidad en algún momento determinado de adquirir los productos que se expenden».

2 comentarios en “Manzanilleros opinan sobre las ventas controladas

  1. si eso esta bien pero como es posible que a una tienda le vendan tantos recursos y a otras nada ,por ejemplo a la leyenda le vendieron pollo aceite desodorante , champu suabizador jabon detergente , y al resto solo el aceite y las colcha , todo debe de ser equitativo para todos por que si no tenemos que comprar a sobre precio , de los productos en las tiendas de verdes que es lo que vale ahora , ya el dinero que me gano sacrificada en mi trabajo no vale . gracias por permitir dar mi opinion son palabras duras pero hay que decirla en el momento

  2. Tratar de que los meses tengan menos días. En dos sectores hidrométricos de la EAAG sucedía igual cuando su Dtor. estaba simplemente en Funciones.

Los comentarios están cerrados.