Médicos salen a las calles de Madrid para protestar por el deterioro de la salud pública

Los médicos marcharon desde el Ministerio hasta el Congreso. Foto: Serafín Romero/ OMC.
Los médicos marcharon desde el Ministerio hasta el Congreso. Foto: Serafín Romero/ OMC.

Miles de médicos salieron a las calles de Madrid para dignificar su trabajo y reclamar a la clase política una financiación suficiente que garantice la calidad de la sanidad pública en España.

Procedentes de todo el país, los galenos se manifestaron este jueves para defender la dignidad de la profesión, pedir más recursos para el Sistema Nacional de Salud (SNS) y exigir que se reviertan los recortes consecuencia de la crisis económica iniciada en 2008.

Una pancarta con el lema Dignifiquemos la profesión encabezó la protesta, impulsada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y que contó con el apoyo de todas las organizaciones del Foro de la Profesión Médica de España.

El secretario general de la CESM, Francisco Miralles, denunció la falta de facultativos en centros de salud y hospitales de todo el país europeo, así como la sobrecarga impresionante en atención primaria, que obliga a los pacientes a acudir a urgencias y colapsarlas.

En declaraciones a periodistas, Miralles avisó que si no se atienden las reclamaciones del sector se tomarán otras medidas más drásticas, como ya se está haciendo en algunas de las 17 regiones con la convocatoria de huelgas.

La presión asistencial fue una de las principales reivindicaciones de los manifestantes, en particular de los médicos de familia, quienes aseguraron que es bastante frecuente superar los 50-60 pacientes por día.

El paciente ve al médico, pero difícilmente el médico ve al paciente, lamentó uno de esos galenos para ilustrar las limitaciones en las que están trabajando.

Acabar con la precariedad laboral, recuperar de forma completa los recortes en retribuciones y equipararlas a las de otros países europeos o una jornada semanal de 35 horas en todas las comunidades autónomas (regiones) son otras de las demandas.

En un manifiesto leído frente a la sede del Congreso de los Diputados en Madrid, los trabajadores del SNS advirtieron que no se van a quedar impasibles y resignados ante el trato recibido por los sucesivos responsables del Ministerio de Sanidad.

No solo queremos que nos traten mejor, también queremos los medios para tratar mejor a nuestros pacientes, señalaron.

Lo que está en juego es el mantenimiento sostenible de la calidad de nuestro sistema sanitario, que si hoy sigue con unos estándares aceptables es solo gracias al sacrificio no recompensado de los médicos, concluyó el texto.

(Con información de EFE)