Nelson Dorr, un nombre ineludible de la escena cubana

Foto: Tomada de la web de la UNEAC
Foto: Tomada de la web de la UNEAC

El dramaturgo y director falleció en La Habana este domingo a los 84 años

Como un dramaturgo y director «que representa una zona importante en la historia del teatro cubano», definieron el Consejo Nacional de las Artes Escénicas y el Centro de Teatro de La Habana a Nelson Dorr,  al dar a conocer la noticia de su fallecimiento a los 84 años, en La Habana, la madrugada de este domingo 26 de mayo.

Nelson César Dorremocea Udaeta, nacido en la capital cubana el 31 de julio de 1939, dedicó más de cuatro décadas al trabajo teatral, desde que se iniciara como actor en el Teatro Universitario, y destacó –según la nota publicada en Cubaescena– por su maestría en la realización de variados géneros y formatos, como el monólogo, la ópera y el teatro musical.

En la carrera extensa e intensa del premio nacional de Teatro (2011) sobresale la presentación en escenarios nacionales e internacionales con un centenar de títulos; así como la dirección de obras de Virgilio Piñera, Abelardo Estorino, Alberto Pedro Torriente, Bertolt Brecht y William Shakespeare.

Condujo más de 90 puestas en escena y fue guionista de cine, ballet y danza. Entre sus espectáculos descuellan Tosca, La tragedia del Rey Cristóbal, y  La verdadera historia de Pedro Navaja.

Junto a su hermano, el también premio nacional de Teatro, Nicolás Dorr, desarrolló un notable dúo artístico, al dirigir varias de sus obras, como Las pericas.

Nelson dejó su huella, asimismo, a través del Conjunto de Los Trece y el Conjunto Dramático Nacional, donde laboró como asistente del director argentino Néstor Raimondi. Fue vicepresidente de la Asociación de Artistas Escénicos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y también presidente de la sección de Teatro Musical de dicha organización.

Sus restos serán cremados por decisión familiar y próximamente tendrán lugar las honras funebres.