Parque Masó, un zoológico por el bienestar animal (+Fotos)

El antílope es uno de los dos nuevos ejemplares del parque zoológico Bartolomé Masó de Manzanillo// Foto Lilian Salvat Romero

Uno de los mayores atractivos para grandes y chicos de la ciudad del golfo es el parque zoológico infantil Bartolomé Maso Márquez, ubicado en la Avenida Primero de Mayo; visitas que reviven no pocos de los que por allí transitan.

Como parte de los cambios de esta instalación recreativa desde septiembre del año pasado, cuando pasó a formar parte de la Empresa Cubana de Zoológicos, sobresale la recepción de nuevas especies que aumentarán los encantos de este sitio a la orilla del mar.

Un antílope y un cebú enano son los nuevos inquilinos de este recinto desde hace dos días, como parte de una donación efectuada por su homólogo en Santiago de Cuba.

Norberto Fonseca San, biólogo del lugar.//Foto Lilian Salvat Romero

Norberto Fonseca San, biólogo del lugar, explica que “las nuevas especies reciben su alimentación en un lugar tranquilo como parte del proceso de adaptación a su nuevo hábitat, anteriormente vivían en manada y ahora están solos, cerca de otras especies que no son iguales en modos de vida y alimentación; por el momento se busca que estén en un sitio sereno hasta tanto se habitúen a las personas, la música, los ruidos de la ciudad y al resto de los animales con los que van a convivir; en alrededor de una semana ya deben estar junto con los demás”.

Por su parte Karel Varela Figueredo, jefe de sesión de bienestar animal en este zoológico, agrega que “se preparó una mini pradera que anteriormente no existía, donde queremos unir varios géneros en función de la convivencia de ellos, por el momento solo estarán estas dos nuevas y el avestruz, de este último se coordina para traer el macho y más adelante las hembras de los recién llegados y obtener crías de estas especies».

Karel Varela Figueredo, jefe de sesión de bienestar animal en este zoológico.// Foto Lilian Salvat Romero

«Tenemos que preparar las condiciones para que podamos aumentar las variedades de animales en nuestro zoológico, en lo que resta de año no recibiremos más hasta tanto estén creados los escenarios necesarios, donde se respeten las cinco libertades que están establecidas para animales en cautiverio, ya tenemos diseñadas las nuevas jaulas y lo que sería en un futuro el parque Masó”.

Asimismo Lisbeth López Macías, técnica de cuadros en el recinto, comenta que “el parque está en un proceso de desarrollo, desde el pasado año cuando pasamos a ser parte de la Empresa Cubana de Zoológicos, anteriormente era de comunales, este calendario hemos hecho pequeños cambios, aun no contamos con un presupuesto para hacer las modificaciones necesarias; ahora estamos enfrascados en la confección de un ranchón para el expendio de comida criolla, y está en proyecto la colocación de sombrillas en la orilla del litoral, así como las señalizaciones de las jaulas y los árboles, vallas con el adecuado comportamiento del público dentro del zoológico y otras conductas que se deben mantener en sitios como estos».

Lisbeth López Macías, técnica de cuadros en el recinto.// Foto Lilian Salvat Romero

«Estamos trabajando para recuperar el proyecto que anteriormente teníamos de retratar animales con los visitantes, principalmente niños, para eso se recupera su estado nutricional y se domestican”.

Varela Figueredo aclara que no existe ninguna dificultad para la alimentación adecuada según las normas establecidas para cada especie, “contamos con los piensos específicos para cada caso, los suministros constantes de carnes rojas y frutas de estación, maní, ajonjolí y todos los fármacos necesarios para su atención en caso de enfermedad, tenemos todo para su vida saludable”.

El objetivo de este parque, construido en el año 1925, es mostrar al público una mejor exhibición, bienestar y diversidad de los animales, así como lograr una adecuada forma de apreciar las diferentes especies en cautiverio.

Se trabaja en la confección de un ranchón para el expendio de comida criolla, y está en proyecto la colocación de sombrillas en la orilla del litoral así como las señalizaciones de las jaulas y los árboles ./Foto Lilian Salvat Romero
Foto Lilian Salvat Romero
Foto Lilian Salvat Romero