Platos tradicionales cubanos y manzanilleros a la orden (+Fotos)

En el Cangrejo Loco se propone a sus clientes los platos típicos de la cocina cubana y en especial de Manzanillo a través del rescate de la tradición culinaria de esta región oriental  //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco
En el Cangrejo Loco se propone a sus clientes los platos típicos de la cocina cubana y en especial de Manzanillo a través del rescate de la tradición culinaria de esta región oriental //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco

Manzanillo. Octubre 18.- Si hay un lugar donde se respeta la cocina tradicional cubana, y en especial la manzanillera, es en el Restaurante Cangrejo Loco, proyecto de desarrollo local que reabrió sus puertas al público tras el regreso a la nueva normalidad y con el estricto cumplimiento de las medidas higienico sanitarias establecidas por la COVID-19.


El rescate de los platos tradicionales que caracteriza a la culinaria manzanillera desde la colonia española, es el principal objetivo de este lugar, donde usted podrá encontrar suculentas propuestas inspiradas en aquellas que recoge la literatura cubana del siglo XIX a través del Diario Perdido de Carlos Manuel de Céspedes.


Las opciones que aquí se brindan son las mismas comidas que consumía la población y los mambises de esta región en aquella época que comprendía desde Manzanillo hasta Pilón.
Josué René Murillo Gamboa, su emprendedor destacó a esta redacción que «en el deseo de rescatar la cocina tradicional de esta parte de Cuba tiene un peso importante la historia de esta región.

Josué René Murillo Gamboa //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


Hace muchos años en Manzanillo se consumía el manjar oriental que no era nada más que el boniatillo con coco, y nosotros estamos reconquistando este plato, además del boniatillo, y otro postre que se llama Bollo Prieto, que no es más que es el boniatillo pero con miel, coco y plátano maduro, una propuesta que se perdió y ahora tratamos de recuperar», resaltó este trabajador no estatal.


Entre las propuestas que se brindan aquí se destaca también el Saoco, cóctel insignia del lugar, otra bebida tradicional de esta demarcación. «Igual el agua de coco bien fría en sustitución del refresco gaseado, o sea que hemos ido a lo tradicional que a mi entender son más sabrosas que las otras que la modernidad ha ido imponiendo», dijo Murillo.


«Muchos de estos platos como ya sabemos aparecen en el Diario Perdido de Céspedes y hasta algunos era conocidos y codiciados en la corte de España. Hay comunicaciones especiales que datan en los archivos de Bayamo y Manzanillo donde en varias oportunidades de la corte de los Reyes de España mandan a pedir a Bayamo que soliciten envíos de carretas con platos específicos producidos y elaborados en Manzanillo.


Esto nos dice que la cocina de Manzanillo no era intrascendental, todo lo contrario, tenía un marcado interés y calidad que llegaba hasta ser solicitada por los Reyes de España», subrayó Josué René.


«Ahora mismo ya hemos salvado algunos platos que estaban en el olvido como por ejemplo El cura se desmayó, que consiste en un arroz cocido con carnes y vegetales dentro de una berenjena cortada longitudinalmente. Otro que rescatamos es María Moñitos que es una trenza de carne hecha a la brasa, el ajiaco manzanillero, el ajiaco Macha Paría, o sea tenemos varios platos que son propios de esta localidad», dijo Murillo.


El secreto de tener la aceptación de estos platos descansa sin lugar a dudas en la forma en que lo conquistan. «Lo logramos con mucha dedicación primero porque muchas de las tecnologías con que se elaboran están en desuso.

El arte culinario aquí se basa en el rescate de las tradiciones de la cocina manzanillera //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco
Las brochetas de carne con las trenzas que aquí se ofertan //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco
Los platos que aquí caracterizan a la cocina cubana //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco
Los platos que aquí caracterizan a la cocina cubana //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco
Los platos que aquí caracterizan a la cocina cubana //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco
Los platos que aquí caracterizan a la cocina cubana //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco


Hemos tenido que incluso buscar o fabricar los aditamentos para producir muchos de estos platos que a veces nos cuesta mucho trabajo hacer, como un burén para el casabe, para esto creamos un horno adicionándole una parrilla.


Queremos próximamente rescatar el arroz cocinado en la hoja del maíz porque hay muchos platos cubanos que se pueden hacer. Lo hemos realizado con muchos sacrificios, experimentación, pero también con mucho entusiasmo y deseos de que las cosas salgan adelante y que el pueblo manzanillero disfrute de esto».


Uno de los cocineros que le da vida a este lugar es José Manuel Batista Hidalgo quien confiesa sentir un orgullo muy grande cada vez que trabaja en la reconquista de los platos típicos cubanos que aquí se ofertan. «Porque sé que estoy aportando grandes cosas para mi país y mi pueblo. Me gusta que las personas se sientan satisfechas al disfrutar de estos platos recuperados que son tradicionales de nuestra región».

Foto Eliexer Pelaez Pacheco
José Manuel Batista Hidalgo //Foto Eliexer Pelaez Pacheco


A la hora de confeccionar sus ofertas en la parrilla el especialista en la cocina asegura que lo hace con un ingrediente especial, «principalmente le pongo mucho amor porque eso te hace saber que complaces a los clientes que espera de ti lo mejor, y le brindo a la cocina mucha dedicación que es lo que te da la posibilidad de hacerte sentir satisfecho», expresó Batista Hidalgo.


Por eso cuando Manuel escucha el elogio de los comensales que llegan hasta aquí, cada palabra le brinda una motivación más para dedicarse a su labor en este sitio. «Eso también me complace, pero a la vez me compromete con ellos y con este restaurante donde cada día trato de brindar lo mejor de mí», dijo.

Los platos que aquí caracterizan a la cocina cubana //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco


Este sitio ubicado en el malecón manzanillero además de ser un lugar que invita al disfrute en familia de la cocina típica manzanillera y cubana, así como del paisaje del litoral de nuestra ciudad y la brisa de su mar, se caracteriza por tener un colectivo que le brinda satisfacción a sus clientes, con el cual Murillo Gamboa se siente agradecido de estar acompañado por ellos en este proyecto.


«Tengo un agrado muy grande porque en primer lugar nuestro grupo de trabajadores es muy joven que se ha entregado con pasión. A estos muchachos no se les ha impuesto el proyecto, sino que ellos mismos se han apropiado de la idea», expresó el líder de este lugar.


Aquí es significativo también resaltar como han salvado en la parte de la cantina algunos cocteles cubanos. «Nosotros nos hemos concentrado en las 10 especialidades básicas de la coctelería cubana, el Mojito, el Saoco, el Cuba Libre, el Daiquirí; pero también hemos creado otros como el Coco Loco que es a base de masa de coco con ron, y el Cangrejo Loco y el Saoco Azul.

El Saoco Azul es uno de los cocteles creados en el Cangrejo Loco //Foto cortesía del colectivo del Cangrejo Loco


Pero como parte de nuestro rescate de tradiciones cubanas aquí también se pueden disfrutar de las Cancháncharas, el Agua Mona, que eran usados por nuestros mambises, es decir que todo lo nuestro está dentro de la acción para salvar nuestras raíces identificativos.


La mayoría de nuestras vasijas son de barro cocido que le ofrece un sabor característico, y al ser cocinado al carbón y calentado a la plancha, le mantiene el calor a los alimentos, todo estas cosas guajiras para mí es algo que le gusta a todos», dijo Murillo Gamboa.


Hoy cuando se celebra el Día de la cocina cubana, el líder de esta unidad hace una reflexión sobre la necesidad de resaltar en la culinaria también nuestra identidad. «Es menester resaltar los platos típicos cubanos y de nuestra región porque la modernidad nos está «comiendo».


Las cosas actuales, inventadas, preelaboradas lleva a hacer lo mismo en todos los lugares con iguales platos, y hay que ser diferentes, cada uno auténtico. Uno de nuestros lemas es que no somos los mejores, porque no lo creemos así, sencillamente nos consideramos diferentes, y nuestra premisa que nos identifica reza: Bien criollo, bien cubano; por eso hay que resultar las comidas y tradiciones de Manzanillo», concluyó Murillo Gamboa.