Productos frescos y a la mano

“Hace ya un tiempo que decidimos darle un buen uso a nuestro patio -comenta Disnelvia Remón Cansino- ante la evidente crisis económica que ha generado la Covid-19, mi esposo y yo nos dimos a la tarea de preparar todo para nuestro autoconsumo.


“Tenemos varios cultivos de los que ya nos beneficiamos: plátanos fruta y vianda; berenjena, frijoles de dos variedades, uvas, ají y otras especias ; ahora estamos preparando las condiciones para sembrar yuca y calabaza; estos cultivos no son a gran escala teniendo en cuenta que es para el consumo familiar.


“El papasán es nuestro cultivo estrella, como lo llamo yo, con él hago pasta condimentada con que sustituyo perfectamente el puré de tomate, además de guisos, ensaladas, jugos, encurtidos y otras formas que ayudan a solucionar la cocción de alimentos.


“De la pasta condimentada ya logro producir buenas cantidades, entre cinco y 10 botellas diarias, que comparto con los vecinos, familiares y amigos, todos encantados con los resultados, la verdad es que es exquisita, da buen sabor, color y un aspecto agradable a la comida.


“Estamos super emocionados con nuestras cosechas, tenemos beneficios y de esta forma logramos un ahorro económico, además de una seguridad alimentaria y calidad en las producciones.


“Este ha sido el llamado de la dirección del país, a que cada cual coseche su pedacito, que se aproveche cada parcela y patio; y es la mejor solución ante la actual situación, es una opción incluso para aquellas personas que permanecen en casa debido a la pandemia, pues les resulta una forma de distracción, y de aprovechar lo que tienen en su propio beneficio.


“Yo le recomiendo a todo el que pueda sembrar aunque sea una planta de cilantro, que lo haga, es un ahorro a tu economía, una garantía de calidad y la seguridad de que tienes el producto fresco y a la mano”.