Qué es la violencia vicaria y en qué consiste la reforma aprobada en Ciudad de México

Imagen del Congreso de la Ciudad de MéxicoTwitter @Congreso_CdMex

El Congreso de la Ciudad de México aprobó el martes una adición a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia a fin de reconocer e incluir la violencia vicaria como un tipo de agresión. 

“Felicito a las diputadas y diputados del Congreso de la Ciudad, por la aprobación de la iniciativa”, escribió en Twitter la gobernadora de la capital, Claudia Sheinbaum.

El dictamen, que fue aprobado con 43 votos a favor y cero en contra, incorpora la fracción X al artículo 6 de la legislación con el fin de visibilizar, prevenir y sancionar esta forma de agresión antes ignorada por las autoridades, destacaron los congresistas. 

“A efecto de que las autoridades administrativas y/o judiciales no tengan que requerir la acreditación de un daño, por el contrario, para que, a través de medidas pertinentes de prevención, puedan evitar que este se produzca”, explicó la diputada Polimnia Sierra. 

https://twitter.com/Congreso_CdMex/status/1597665585407877120?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1597665585407877120%7Ctwgr%5E9429608dd42cbb97157ab2807b12e3dc83208312%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Factualidad.rt.com%2Factualidad%2F450085-claves-entender-violencia-vicaria-regulacion-ciudad-mexico

De acuerdo con la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso local, Ana Francis López Bayghen Patiño, la adición de la violencia vicaria a la Ley “permitirá a las autoridades involucradas familiarizarse con ella”, para que en el momento en el que se incorpore a los Códigos Penal y Civil de la Ciudad de México, cuyas reformas están pendientes, pueda castigarse a los responsables y se garantice el acceso a la justicia a las víctimas. 

Con esta reforma, la Ciudad de México se convierte en la séptima entidad en el país en incluir a la violencia vicaria como un tipo de agresión de género y en el décimo estado en reconocerla como una forma de violencia. 

En marzo de 2022, legisladores del partido Acción Nacional presentaron un proyecto de reforma al Congreso federal para introducir la violencia vicaria a la regulación nacional. 

1. ¿Qué es la violencia vicaria?

El Frente Nacional contra la Violencia Vicaria de México define este tipo de agresión como aquella ejercida por un progenitor o intermediario para herir, violentar y controlar a una mujer a través de sus hijas y/o hijos.  

De acuerdo con la organización, este tipo de violencia consiste en el menosprecio frecuente de la mujer por parte del agresor frente a sus descendientes, a quienes se les permite hacer lo mismo. En tanto que los perpetradores también suelen influir en sus hijas y/o hijos, en función de sus propios intereses y necesidades, para que adopten actitudes y comportamientos hostiles hacia su madre.

Además de dañar, insultar e intimidar directamente a la mujer, los agresores suelen amenazar reiteradamente a la madre con dañar a sus hijas y/o hijos o con llevárselos.

Para atender esta forma de violencia, la asociación propone que se reconozca y regule a nivel nacional, que se realice un estudio profundo que permita visibilizar la gravedad del problema, además de que se implemente una alerta especial cuando los padres sustraigan a sus hijos del país, entre otras propuestas. 

2. La reforma aprobada en la Ciudad de México 

La reforma recién introducida por el Congreso de la Ciudad de México establece como violencia vicaria a aquella acción u omisión cometida por un intermediario o una persona que esté o haya estado casada, en unión libre, o haya mantenido una relación de hecho, o de cualquier otro tipo, con una mujer a quien busca separar y dañar a través de sus hijas, hijos o de cualquier otra persona vinculada significativamente a ella. 

La fracción X adicionada señala que los agresores pueden ejercer esta forma de violencia mediante la retención, sustracción, ocultamiento, abuso, amenaza y/o puesta en peligro de la mujer y sus personas significativas. Además de recurrir a mecanismos legales y no jurídicos para retrasar, dificultar, limitar e impedir la convivencia entre ellos. 

Imagen ilustrativa

Nuevo feminicidio en México: un expolicía mata a su esposa y luego se suicida

Según el dictamen, el fin último del agresor es manipular, controlar y herir a la mujer a través de sus relaciones interpersonales, perjudicándola a ella y a sus seres queridos de cualquier forma posible, ya sea física, emocional, patrimonial o psicológica.

Además de los suicidios de mujeres y sus personas significativas, la ley señala el femicidio y/o el filicidio como una de las consecuencias más graves de la violencia vicaria.

3. La agresión vicaria en cifras

Una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revela que en 2021 el 70,1 % de las mujeres mayores a 15 años en México experimentaron algún tipo de violencia física, psicológica, sexual o económica, siendo mayor la prevalencia de las agresiones de tipo mental. 

De acuerdo con el sondeo, el 39,9 % de las mujeres que padecieron violencia fueron agredidas por su pareja y de estas el 35,4 % declaró que la mayoría de los ataques padecidos fueron de tipo psicológico, seguido del 19,1 % que dijo haber sufrido violencia económica. 

Las mujeres agredidas por sus parejas fueron las que más denuncias presentaron en 2021, informó Inegi. 

Una encuesta publicada en mayo de 2022 por el Frente Nacional contra la Violencia Vicaria de México indica que el 86 % de las mujeres fue amenazada por su expareja con hacerle daño a sus hijos, en tanto que al 82 % se le negó una pensión alimenticia.

Cerca de ocho de cada 10 mujeres declaró que fue amenazada por su agresor con sacar a sus hijos del país o impedir que los volviera a ver, en tanto que una misma proporción de víctimas reveló que en al menos una ocasión sus hijos fueron sustraídos por su progenitor.  

Las 2.231 mujeres encuestadas señalaron haber padecido algún tipo de violencia por parte de sus exparejas.

En cuanto al perfil de los agresores, el sondeo reveló que el 48 % de los atacantes no estaban involucrados sentimentalmente con nadie al momento de las agresiones y que el 50 % de ellos posee un arma. Además, en nueve de cada 10 casos, los perpetradores cuentan con formas de bloquear los procesos legales de la víctima y/o recursos que favorecen los fallos a su favor.

En la mayoría de los casos censados, las parejas tienen dos hijos de, en promedio, 7,3 años de edad.