Regalo musical al sonero Cándido Fabré

El Rey de la improvisación agradeció el homenaje // Foto Roberto Mesa Matos
El Rey de la improvisación agradeció el homenaje // Foto Roberto Mesa Matos

Manzanillo. Octubre 16.- El sonero Cándido Fabré Fabré recibió durante la tarde previa el agasajo de la ciudad que lo asumió como hijo, como parte del homenaje por los 40 años de vida artística del popular cantautor y los 25 años de la fundación de La Banda que le acompaña.

Desde el Teatro Manzanillo, personalidades de la cultura y del panorama sonoro de la urbe costera como el Trío Los Caminantes, las solistas Yudia del Castillo, Daisi Torres y Mirelia Martín; intérpretes como Rafael Labrada, Luis Batista, y un quinteto ocasional liderado por Abel Baldoquín, hicieron un recorrido vocal por el cancionero del destacado músico.

Mi son entero se nombró la gala que durante más de una hora avivó la alegría de los presentes, a través de emblemáticos temas como Córranse ahí  caballero, Estate tranquilo corazón, Guayabitas del Pinar, Cántale tú a Barbarito, A la hora que me llamen voy, y El final de esta novela, título compuesto especialmente para el Trío Los Caminantes, seleccionados entre las más de dos mil composiciones musicales con su sello y firma.

El reconocido Rey de la improvisación en la Isla caribeña celebró con el público y los artistas, junto a su esposa Concepción Martínez, su hija Deleynis Fabré Martínez, nietos, y músicos de la orquesta, al regresar de varias presentaciones en el municipio camagüeyano de Guáimaro.

Cándido Fabré disfrutó la gala junto a su esposa y familiares // Foto Roberto Mesa
Cándido Fabré disfrutó la gala junto a su esposa y familiares // Foto Roberto Mesa
Distinguen sus cuatro décadas de entrega a la defensa de la identidad cubana desde la música // Foto Roberto Mesa
Distinguen sus cuatro décadas de entrega a la defensa de la identidad cubana desde la música // Foto Roberto Mesa

El aplauso del pueblo que le admira y respeta, y del cual forma parte hace más de tres décadas, le acompañó durante el reconocimiento donde las autoridades políticas y gubernamentales del municipio, representados por sus máximos dirigentes: Calixto Santiesteban Ávila y José Enrique Remón Domínguez, quienes le distinguieron por sus años de entrega y compromiso con un hacer musical desde la legítima defensa de la identidad sonora y la cubanía.

Cándido Fabré, monarca del repentismo cubano, evocó emocionado su llegada a la ciudad del Golfo de Guacanayabo para formar parte de la insigne orquesta Original de Manzanillo, así como otros momentos trascendentes de su desempeño musical y vivencias del hombre, el artista y director de La Banda, cuya presentación inicial aconteció el 20 de octubre de 1993 en Bayamo.

«Gracias a ustedes por la admiración, el cariño y el respeto que con tanta gentileza me han profesado a lo largo de los años”, dijo a los presentes. «Hoy es una de esas tardes especiales que me hacen muy feliz al ver a tanta gente que me quiere y me aplaude, que cuando uno piensa que va para abajo me dicen levántate y sigue”.

«Mamá Sixta me hizo cantor y ese es el gran compromiso de vitalidad, de continuidad, gracias» expresó, antes de anunciar su voluntad de guardar sus melodías en un disco junto a quienes honraron allí su trayectoria desde la profesionalidad y el amor por la música, que comparten.

Los temas de Cándido Fabré son interpretados en todo el mundo, entre los artistas que las entonan sobresalen Oscar de León, José Alberto (El Canario). Entre los premios que avalan las cuatro décadas de consagración a la música y al pueblo bailador de este sonero de singular voz ronca destacan las medallas Alejo Carpentier y Raúl Gómez García, y la Distinción por la Cultura Nacional.